Entrevista con Ricardo Palmerola, Premio Ondas 1971

Recreación periodística histórica

Ricardo-Palmerola
Ricardo Palmerola y su esposa, Yolanda Villavicencio en los estudios de la cadena televisiva americana El Mundo acompañados por el escritor y guionista Antonio Losada y la actriz y locutora de Radio Madrid, Carmen Arenas

Aunque desde el pasado año el radio teatro ha empezado una cierta decadencia en la radio española, los premios Ondas entregados el pasado mes de noviembre, distinguieron entre otros a Ricardo Palmerola, el primer galán del cuadro escénico de Radio Barcelona en los años cuarenta, ha recibido el premio Ondas por Por su defensa del idioma castellano en los doblajes de Puerto Rico. Su trabajo ha contribuido a dejar huella en teatro, cine, radio y televisión. Hemos tenido ocasión de conversar con Ricardo tras su premio.

Pregunta: Ricardo, ¿que es el radioteatro?

Respuesta: ¿A quien no le gusta que le cuenten una historia amena, con buenas voces y arropada por una música apropiada y unos efectos especiales adecuados? Eso es el radioteatro.

P. ¿Como fue tu inicio en el mundo imaginario de la escena radiofónica?

R. Recuerdo haberle oído contar a mi madre que antes de la guerra civil existían cuadros artísticos en las emisoras que ofrecían a sus oyentes obras teatrales. Acabada la contienda se reanudó el radioteatro en las dos emisoras más importantes de Barcelona: Radio Barcelona y Radio España. En 1941 empecé mi vida artística radiofónica gracias al director del cuadro de actores de Radio Barcelona, Armando Blanch, que después de una prueba me aceptó como uno más del grupo y poco a poco los radiooyentes me dieron una popularidad que nunca pude soñar.

P. En agosto de 1949, marchas a Cuba en busca de futuro y en poco tiempo te conviertes en la voz de mil y un personajes para los seriales de la cubana Cadena Azul. En 1951 llegas a la radio de Puerto Rico y de ahí saltas a la televisión de la cadena El Mundo y en los años sesenta, prestas tu voz a doblajes de series televisivas (Perry Mason o Bonanza). ¿Te acompañaba un buen recuerdo de España?

R. Por supuesto. A raiz de mi marcha a America, programaron unas emisiones de radioteatro en mi honor y despedida en las que colaboró el eximio actor Enrique Borrás, al que acompañé en el reparto, entre otras, en obras tan conocidas como El gran galeoto y Terra Baixa. Mi marcha a América me impidió vivir el inicio de Radio Nacional en Barcelona, una emisora de fuerte impacto en la radiodifusión catalana gracias a la labor de Juan Viñas su director, cuyo equipo apostó por una radio moderna y dinámica.

P. ¿Perdiste el contacto con España?
R. No. Durante mi estancia en América hice varios viajes a España y aproveché para hacer radioteatros, tanto en Radio Barcelona como en RNE.

P. ¿Cuando decides regresar definitivamente a España?
R. El pasado mes de noviembre regresé para recoger el premio Ondas y me instalé en Madrid. En unas conversaciones con Jorge Arandes, jefe de programas de RNE en Madrid y a punto de que le nombraran director de RNE en Barcelona, me ofreció el traslado a Barcelona para dirigir el radioteatro de la emisora en esa ciudad. Acepté encantado y agradecí, y sigo agradeciendo a Jorge Arandes que me ofreciera la oportunidad de seguir haciendo lo que ha sido mi vida: la radio, en especial, el radioteatro.

Entrevista simulada creada a partir del artículo publicado por Ricardo Palmerola en “En el Aire, 75 años de la Radio en España”