Elgato Wave:3 (micrófono profesional)

Elgato

Elchapuzasinformatico.com ha repasado las características de este micrófono:
Desde la adquisición de Elgato por parte de Corsair, la marca no ha parado de ampliar su portafolio de productos enfocados al streaming. Ahora, con el lanzamiento del Elgato Wave:3, suma un micrófono profesional al ecosistema con jugosas funciones y compatibilidad con Stream Deck.

El micrófono Elgato Wave:3 nos llega en una caja de cartón con la estética azul tradicional de la marca, mostrando tanto su diseño como las especificaciones técnicas y principales características del producto a lo largo y ancho de sus caras.

En el interior, encontramos en un primer nivel la guía rápida y una caja que contiene los accesorios, quedando el micrófono muy bien protegido por un marco de cartón y una bolsa plástico en el segundo para que llegue impoluto a nuestras manos.

El pack de accesorios “solo” incluye el cable de 2 metros USB a USb-C para la conexión al PC y un adaptador de rosca para usarlo con otro tipo de peanas, pues la propia viene ya montada.

Una vez extraemos el Elgato Wave:3 de todo su embalaje, nos encontramos con un micrófono completamente negro con un diseño atractivo y bien acabado, algo característico de los periféricos de la marca. Como adelantábamos, la peana viene ya montada y cuenta con un buen peso para que permanezca estable sobre la mesa.

En el frontal, encontramos el logo de Elgato sobre la zona enrejada que contiene la capsula del micrófono, quedando los controles en el margen inferior. Concretamente, encontramos una capsula de condensador electret de 17 mm que ofrece un patrón de captura cardioide. Trabaja en el rango de frecuencias que va desde los 70 Hz hasta los 20 kHz con una sensibilidad de -25 dBFS y un rango dinámico de 115 dB, ofreciendo además filtro anticlip interno. Rematan sus especificaciones la captura en 24 bits y 48 o 96 kHz, a elegir.

Vistas sus especificaciones, toca hablar de uno de los aspectos más importante que ofrece: el control total del volumen. Gracias al botón, sobre la propia rueda de control de volumen, podemos elegir entre 3 volúmenes a controlar: el del propio micrófono, el de la salida de auriculares para monitorización y un crossover de este y elPC. De esta forma, podemos jugar con la ganancia del micrófono, con el volumen al que escuchamos el sonido en los auriculares y sobre la mezcla que tengamos en PC o el juego al que estemos jugando.

Además, retama el control total un botón de mute capacitivo sobre la propia capsula, el cual es instantáneo.
En el lado posterior, encontramos el conector USC-C de conexión al PC y el conector jack de 3,5 mm para conectar los auriculares y monitorizar la captura.
Otro aspecto sensacional es su peana, robusta y desmontable, que permite inclinar el micrófono para un mejor ángulo al tenerlo a un nivel más bajo sobre la mesa.
Pruebas

Conectamos el micrófono Elgato Wave:3 a nuestro habitual equipo de pruebas para comprobar como sus LEDs indicativos toman una suave luz blanca que le sienta fenomenal, ayudándonos a saber siempre que estamos configuración y que volumen.

Gracias a su patrón cardioide, obtenemos una captura que no solo se centra en la voz, sino que recoge el ruido ambiente para darle calidez a esta. Obviamente, necesitamos de un ambiente silencioso, pues si subimos la ganancia hemos visto incluso como se meten ruidos que apenas escuchamos en la realidad, pero es el precio por tener una calidez y nitidez sensacionales. Además, con el filtro de graves que podemos activar en su software reducimos sonidos graves de nuestro entorno, mientras que el filtro anticlip integrado evita la saturación en la captura, sea cual sea la ganancia elegida.

Hablando de ganancia, es un factor fundamental controlarla, por lo que poder hacerlo físicamente desde el propio micrófono ayuda enormemente a hacerlo de forma correcta. Para la mejor captura de la voz, debemos colocar el micrófono a aproximadamente un palmo de distancia de nuestra boca, un poco inclinado hacia atrás para que la voz llegue mejor al frontal de la capsula. Una vez colocado, debemos ajustar la ganancia en función de nuestro propio volumen de voz, siendo un valor recomendado de inicio el 40%, aunque en nuestras pruebas hemos subido hasta el 60% para no tener que elevarla. Si somos de elevar el tono fácil, quizás al 50% sea suficiente.

A continuación, procedemos a realizar una grabación de prueba como hacemos con otros micrófonos analizados, la cual subimos junto a las demás en SoundCloud.
Como podemos apreciar en ella, la captura de voz es sensacional, con una calidez y definición que claramente esta a la altura de modelos profesionales. Seguro que algún locutor de radio no opina lo mismo, y tendrá razón, pero a nivel de streaming profesional o incluso de radios locales, difícilmente se usa un micrófono con mayor calidad de sonido. No escuchamos el más mínimo popeo ni saturación alguna, algo a lo que sus filtros claramente ayudan, mientras que, en la prueba de sonido de fondo, escuchamos claramente el teclado y el ratón, pero no demasiado para haberlos pulsado de forma exagerada y siempre respetando la voz por encima.

Otro aspecto importante es la salida de auriculares, la cual nos permite escucharnos sin latencia alguna y con buena potencia de salida, aunque menor calidad que por ejemplo una tarjeta de sonido como la Sound BlasterX G5 que solemos usar. Es algo de esperar, siendo en cualquier caso perfecta para el monitoreo, más cuando podemos incluso controlar el volumen de la señal del propio PC.

Hablando del PC, el software Wave Link nos permite el control total de hasta 8 canales de audio, con algunos ya colocados en el mezclador para que nos hagamos una idea. Igualmente, permite elegir la salida de monitoreo y a donde mandamos el stream creado, perfecto para mandarlo directamente a aplicaciones como OBS como fuente final de audio.
Sobre el propio micrófono podemos controlar de nuevo los volúmenes y activar tanto el filtro de graves como el anticlip, siendo ambos realmente buenos y recomendables.
Pero la característica que hace a este micrófono aun mas especial es la posibilidad de sincronizarlo con el software Stream Deck de la propia marca, ya lo usemos sobre el impresionante Stream Deck XL, el compacto Stream Deck Mini o sobre el Stream Deck Mobile en nuestro smartphone Android o iOS. En cualquier caso, tendremos control total de los volúmenes en botones físicos o virtuales, algo que puede catapultar nuestra capacidad de realizar ajustes sobre la marcha mientras realizamos streaming.
Eso sí, la aplicación que nos permite usarlo desde el móvil es de pago (2,99 euros/mes), aunque ofrece un mes de prueba gratuito.

Conclusión
El micrófono Elgato Wave:3 ofrece ya no solo una excelente calidad de grabación al nivel de productos profesionales, sino que, además se acompaña de un control total del volumen. Podremos ajustar el sonido tanto en la captura como en la reproducción de forma física en el propio micrófono, desde el software propio o incluso desde e Stream Deck, ofreciendo una total versatilidad casi al nivel de una mesa de mezclas física.
Podremos encontrarlo hoy mismo a la venta con un precio recomendado de 169,99 euros, el cual puede parecer elevado frente a modelos básicos, pero no si tenemos en cuenta su calidad de sonido y prestaciones.

Principales ventajas
Diseño robusto y muy bien acabado
Excelente calidad de grabación, totalmente nítida y muy cálida
Control total del volumen desde el propio micrófono
Monitorización sin latencia desde jack 3,5 mm
Filtros antipop y anticlip muy efectivos
Compatibilidad con Stream Deck
Aspectos Negativos
Al ser de patrón cardioide, captura fácilmente el ruido ambiente.

60135



Comenta esta publicación en Guía de la Radio

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*