Javier Gallego (Carne Cruda): “Si ponemos demasiado el foco en los políticos, desenfocamos la realidad”



Javier Gallego

En cuartopoder.es leemos que el periodista Javier Gallego, director del programa radiofónico Carne Cruda, conversaba ayer en los directos de Instagram de cuartopoder. Una charla que sirvió para repasar la situación del periodismo en España, el momento que viven los medios independientes y la actualidad política y social. Carne Cruda, que el próximo 1 de octubre cumplirá 11 años, ha destacado por poner el acento durante la pandemia en “las historias más humanas”, en palabras de su director.

El periodista reconoce que la llegada del coronavirus ha supuesto “un reto informativo para todos los periodistas”. “Nos ha hecho mirar todos los aspectos de nuestra vida, el político, humano, social, filosófico, económico, sanitario…”, reflexiona. Por ello, frente a “la situación apocalíptica” que se ha reflejado en los principales medios de comunicación, este programa de radio ha pretendido ser “un refugio de calma, sosiego, para mirar con más distancia y profundidad”.

“Si ponemos demasiado el foco en los políticos, desenfocamos la realidad”. Y es que Gallego reconoce cómo conforme ha ido avanzando la pandemia, los políticos han robado el protagonismo a las historias sociales, “la política cotidiana, de los barrios” que afloraron cuando comenzaba, allá por el mes de marzo. “De esto tenemos la culpa los periodistas”, asegura. “Me entristece que de esos primeros días y semanas, en los que reflexionábamos sobre cómo nos va a a cambiar la vida, hemos pasado a qué dice Vox, el CIS de Tezanos o cómo está la coalición de PSOE y Unidas Podemos”. Subraya que los periodistas “somos un servicio público para estar al servicio del público:”, algo que reconoce a medios como cuartopoder, Carne Cruda, El Salto, La Marea, eldiario, 5W…

La debacle económica actual apretará, con total seguridad, al actual panorama publicitario y mapa mediático. Gallego reconoce que, ante estas circunstancias, “hemos demostrado ser un modelo más fuerte que los que se suponen más fuertes, los grandes medios”. “No dependemos de la publicidad de grandes marcas, dependemos de nuestros oyentes, tenemos una comunidad poderosa y activa y se ha dado cuenta que era momento de arrimar el hombro”. “Los modelos autónomos tienen la fortaleza de la colectividad”, destaca. “La familia es la que se preocupa por ti y hemos vivido más que nunca la sensación de que somos una familia, ha sido un momento de patio de vecinos”, añade.

“Los medios públicos son una asignatura pendiente del nuevo Gobierno”
Carne Cruda nació en Radio 3 en 2009, pasó por la Cadena SER para convertirse en un programa independiente, relacionado con eldiario.es, en 2014. Carne Cruda fue censurado de la radio pública, ahora Gallego hace balance de la situación de RTVE. “Los medios públicos son una asignatura pendiente del nuevo Gobierno”, dice, reconociendo: “Se dieron pasos, pero han sido insuficientes. Se le dio autonomía a los profesionales de dentro. Se les empezó a dar con Zapatero, se rompió con Rajoy”. “Es el momento de que se tomen medidas legales para que, de una vez por todas, se consiga esa independencia soñada para que los medios públicos no sean vicarios de quien gobierna”.

La salud democrática
Para Gallego, la independencia de los medios de comunicación es medidora de la salud democrática de un país. Preguntado por la salud democrática de España, afirma: “Siempre ha sido renqueante, a veces vive momentos de recuperación, sale del coma inducido pero vuelve a las andadas”. Pone como ejemplo de ello que los letrados del Congreso afirmen que no se puede investigar al rey emérito porque su inviolabilidad es permanente, lo que considera “una interpretación aberrante”.

“Para el blindaje de eso que llamamos el Régimen del 78, todo se moviliza: medios de comunicación, fuerzas políticas que se confabulan en una dirección, como que el PSOE vote con sus archienemigos de PP y Vox”, dice, en relación al bloqueo a que se investigue en el Congreso la supuesta corrupción de Juan Carlos de Borbón. Gallego, se considera republicano: “Los republicanos defendemos una república moderna frente a una monarquía arcaica que además está podrida y representa toda la podredumbre de un sistema que hay que cambiarlo”. Aún así, considera que “estamos en la ocasión de un cambio posible”, así como que “Juan Carlos I le ha dejado a su hijo una monarquía envenenada”.

“No puede ser que Felipe González aparezca un día sí, otro también, a darnos lecciones de democracia”
La vigencia del Régimen del 78 la simboliza en la frase: “Si tocamos a uno, tocamos a todos, por eso se movilizan”. Por eso, considera, que “reaparecen personajes como Cebrián o Felipe González”, en una semana en la que pone en valor que un informe de la CIA señale al expresidente socialista como la X de los GAL”. “No puede ser que Felipe González aparezca un día sí, otro también, a darnos lecciones de democracia”, critica. A Juan Luis Cebrián le describe como “un gurú de lo que no debe hacer el periodista”. “Que tengamos que estar aguantando a esta panda soltando sus filípicas… Váyanse a su casa ya, dejen de darnos lecciones y marcarnos nuestro camino”, reclama, con ironía, Gallego. “El PSOE tendría que decirle ya a Felipe González que se vaya al PP”, añade.

Unidas Podemos se ponía ayer de perfil ante la información del informe desclasificado de la CIA. El portavoz parlamentario Pablo Echenique valoró que era un tema que «distraía». “Unidas Podemos tiene un papelón, a veces, con el Gobierno de coalición, pues se debe a la lealtad del pacto y no es la primera vez que le vemos patinar en este sentido”, considera Gallego, quien valora: “Se harían un flaco favor traicionando a sus votantes. Si están ahí es por votantes que quieren un cambio, una república y son críticos con la monarquía y con otras instituciones”.

La conversación finalizaba con una valoración de la cuestión saharaui. El periodista viajó a los campamentos de población refugiada de Tinduf en el año 2014, con motivo de la celebración del Festival Internacional de Cine del Sáhara (FiSahara). También trató cómo los medios progresistas deben cubrir críticamente la información sobre un Gobierno de coalición de izquierdas, sin que esto sirva para dar vuelo a la derecha y ultraderecha.

60132