El presidente de RTVE abrirá una consulta ciudadana sobre el futuro del ente



José Manuel Pérez Tornero

Elconfidencial.com publica que Pérez Tornero ha apostado por un «nuevo tiempo» en RTVE y por una gobernanza abierta. «RTVE dejará de ser una especie de coto cerrado para ser una auténtica plaza pública», ha afirmado.

El nuevo presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, ha avanzado en su primera comparecencia parlamentaria que abrirá un proceso de consulta pública ciudadana para conocer qué corporación quieren, debatir sobre cuál ha de ser su futuro y concluir con la redacción de un Libro Blanco sobre el ente público.

Un libro que contendrá las conclusiones de esa consulta y también las del debate que pretende iniciar con diversos sectores, además del parlamentario: el científico, cultural, educativo, religioso, deporte y de instituciones políticas autonómicas y locales, entre otros. Unas conclusiones que serán la base para elaborar posteriormente el nuevo mandato marco que se ha de renovar, al que Pérez Tornero ha calificado como «nuestra segunda Constitución».

El nuevo presidente seguirá un calendario en tres tiempos: el primero es el actual, en el que el consejo de administración está asentando sus responsabilidades, y el segundo comenzará en mayo, con la discusión pública y nuevos nombramientos, que ha anunciado, en el nivel de dirección superior y básico, que será «el motor» de la transformación.

Estos nombramientos no se han hecho, de momento, por el proceso electoral y porque se han tenido que anticipar algunas discusiones en el consejo de administración. El tercer periodo será en el que se elabore el mandato marco de la corporación, según Pérez Tornero ha detallado en su comparecencia en el Senado ante la comisión mixta de control parlamentario de la corporación para exponer sus proyectos de futuro para la entidad.

Estas actuaciones serán vectores de la que considera «necesaria» transformación de una RTVE «más integradora, coherente y participativa» y con un mayor esfuerzo de transparencia, lo que puede permitir «un nuevo contrato social con la ciudadanía».

Pérez Tornero ha apostado por un «nuevo tiempo» en RTVE («estamos obligados a reinventar y redefinir de arriba abajo su misión de servicio público, cambiar sus estructuras y dotarlas de nuevas capacidades», ha dicho) y por una gobernanza abierta («RTVE dejará de ser una especie de coto cerrado, o ciudadela defensiva, y pasará a ser una auténtica plaza pública»).

Para el presidente del ente público, la corporación empezará a mejorar sus audiencias cuando traslade una imagen de veracidad, honestidad, de servicio de objetividad y pluralidad. No ha eludido hablar sobre los errores de rotulación e imágenes recientes y ha asegurado que desde que tomó posesión de su cargo, el pasado 26 de marzo, se han pedido explicaciones de todas las que se han podido producir y a los responsables de programas se les ha dicho que «atención con estas cosas».

No obstante, ha considerado que se trata a veces de cuestiones técnicas y otras de problemas de protocolo o falta de atención, y que pueden ocurrir porque el periodismo «es muy complejo y en directo es muy difícil». «Estamos en estos temas y prestaremos más atención en el futuro», ha mantenido. También se ha mostrado partidario de la vuelta de ‘La 2 Noticias’ y lo están estudiando porque ha dicho que le encantaba y supondría «una bocanada de aire fresco».

Sobre la financiación, le gustaría que hubiese una plurianualidad de la concertación económica entre el Gobierno y RTVE, tener un régimen financiero más potente y estable, sobre todo, más a largo plazo, pero no se ha atrevido a pedir más dinero con «la situación económica en la que está el país». No admitirá, según ha sentenciado, injerencias del Gobierno, porque el consejo de administración —ha argumentado— se debe al Parlamento, que tiene en sus manos la elaboración del nuevo mandato marco, mientras el Ejecutivo es responsable del nuevo contrato-programa.

Respecto a los trabajadores, necesitan «una chispa de ilusión, un poco de cariño de todos ustedes [en referencia a los parlamentarios] y confianza en el país», según ha reclamado. El presidente defenderá que no haya ataques a los profesionales del periodismo, «ni persecuciones, ni acoso», porque entiende que «nadie se merece acosos de eso que llaman en los medios las jaurías digitales que se lanzan contra alguien».

63821