El CAC constata la necesidad de un contrato programa para la CCMA

CAC

El Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) ha hecho público el Informe del audiovisual en Catalunya 2017, el cual presenta una radiografía sobre el sector desde la perspectiva legislativa, económica y empresarial, así como de la oferta y del consumo de contenidos.
El documento constata la necesidad de un nuevo contrato programa entre la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales y el Gobierno de la Generalitat que garantice una financiación adecuada para la prestación del servicio público, ya que el último expiró en 2009.

El informe muestra cómo después de la crisis de la deuda pública que provocó importantes recortes impuestos en toda Europa, el presupuesto anual de la CCMA se redujo un tercio, pasando de los 450 millones de euros de 2010 a los 305 de 2016. Esto equivale a una reducción presupuestaria de un tercio. Una situación, remarca el informe, agravada por el llamado «conflicto del IVA».
El CAC explica que todo ello ha impactado sobre el sector de la producción en Catalunya, ya que el tejido empresarial ha visto como el motor de la industria audiovisual catalana ha ido reduciendo año tras año su contribución financiera a la producción.
El ente regulador recuerda que en el Libro blanco del audiovisual de Catalunya presentado en enero de 2017 proponía, entre otras medidas, incrementar la dotación pública de la CCMA en 137 millones en un plazo de cuatro años para nivelar el descenso de sus ingresos.

El descenso publicitario

Uno de los puntos que aborda el informe es el descenso de la cuota de mercado publicitario de la televisión en relación con el resto de medios. Así, en Catalunya se pasó de ingresar un total de 70,8 millones de euros en 2016 a 59,8 millones en 2017, un descenso del 15,5%.
El estudio destaca que en Catalunya la prensa es el principal medio receptor de inversión publicitaria y no la televisión, ya que el sistema comunicativo catalán no cuenta con un sector televisivo privado potente.
En esta línea, el informe del CAC indica que el mercado publicitario catalán es incompleto, y subraya que si TV3 renunciase a los ingresos publicitarios como fórmula de financiación, estos recursos no se liberarían para el sector televisivo privado catalán, sino que migran al mercado publicitario español.
Por tanto, concluye el documento, la hipótesis de una televisión pública catalana sin publicidad no favorecería el sector televisivo privado de Catalunya en su conjunto, sino al contrario, sería un factor de empobrecimiento de la industria publicitaria en Catalunya.

52937