El archivo de la Radio Euzkadi de Venezuela pasa a la Fundación Sabino Arana

Archivos de Radio Euzkadi

Deia informa que Todas esas carpetas están ya en la Fundación Sabino Arana. Son nueve y de las nueve cuatro forma parte del archivo de la Radio Euzkadi clandestina que funcionó en Venezuela de 1963 a 1977. La llamábamos La Txalupa, tratando dar a entender que estaba en una Txalupa en algún lugar del norte de Europa. Una de las carpetas está llena de lo que se llaman los QSL que son los informes de escucha. Desde Australia a Borneo, por Oregón o el Cuzco. Siempre había un misionero, un marinero vasco, una escucha internacional que nos agradecía la emisión, contaba lo que habíamos dicho y nos animaba a seguir emitiendo a pesar de la interferencia que nos ponía el régimen. Estos informes llegaban a la delegación de Paris, el lehendakari Leizaola los leía con gusto y Peru Ajuria nos lo remitía a Caracas. Y de allí vinieron y han estado años en el trastero de casa. Ahora en la Fundación.

En las distintas carpetas hay editoriales en castellano y euskera, guiones, noticias, artículos, cartas de oyentes y de colaboradores, una carpeta con artículos de Jon de Igeldo que era el nombre de guerra de Gerardo Bujanda. En su día le editamos un libro con aquellas cartas en la que nos contaba lo que hacían, nos hablaba de la represión y de los presos y de cómo organizaban las cosas y trabajaban por el euskera y la organización de actos de propaganda. Si alguien quiere incursionar en aquellos años ahí está parte de lo que se hacía. Lástima que estas cartas que he encontrado no se publicaran en el libro citado. Si algún día se reedita, sería obligatorio incluirlas pues son interesantísimas.

Hay dos carpetas llenas de artículos de Andoni Urrestarzu, un alavés de Añana, euskaldun berri que era como una hormiga. Trabajaba en la Delegación de París y allí con el seudónimo de Azkon y de Orreaga, no había semana donde no dejábamos de recibir un mínimo de cinco artículos. Era un erudito y creó el método Umandi. Fue el tío abuelo de la periodista Rosa Diez Urrestarazu. Un hombre desconocido pero imprescindible para mantener toda aquella estructura. De los muchos que anónimamente lo dieron todo.

También hay dos carpetas con documentación de las elecciones legislativas de 1993, candidaturas, papeletas, propaganda, programa, rutas de los autobuses, mítines. Un cúmulo de información con el añadido de las reflexiones hechas después de aquellas contiendas.

En una carpeta hay documentación del BBB y del EBB de los años setenta, de la Democracia Cristiana Europea, del Buró de Naciones Europeas sin estado que creamos en 1975 en Bruselas con el partido nacionalista escocés y otros, trabajos de la revista Euzkadi y muchas carpetas más que creo completan el archivo de la Fundación de estos años. Me da que la gente lo rompe todo. Yo lo guardo todo para que otros, que como nos ha dicho Irune buscan datos en investigan, encuentren el dato que les falta.

Y animo a los que lean estas letras que hagan lo mismo. Ningún papel, ninguna foto, ningún documento hay que tirarlo. Hay que entregarlo a la Fundación Sabino Arana. El mejor lugar.

57472