Día Mundial de la Radio: de Orson Welles a ‘Radiotubers’

Radiotubers

En 1938, Orson Welles y su Guerra de los Mundos desató el pánico entre la población de Estados Unidos, se colapsaron las calles y hubo algunos que abandonaron sus hogares tapándose la cara. Hoy sería imposible imaginar esta histeria gracias a la llegada del vídeo, las redes sociales y las nuevas tecnologías. Lo cuenta Laura Robayna en El País.

El vídeo en la radio recorre un camino paralelo a la misma, sin pretender reemplazarla, porque la radio convencional sigue atrayendo al 91,6 % de los oyentes a través de la frecuencia FM, frente al 7,5 %, que los escucha a través de Internet. Las redes sociales pretenden llegar a los lugares donde la radio no puede llegar. “Es muy positivo que la gente nos recuerde para que sepan que estamos ahí y para que descubran nueva música con nosotros”, asegura Miguel Campos, coordinador del departamento de Multimedia de Los 40.

“Hay un momento en la radio en el que tienes que lanzarte a multiplataforma”, explica Dani Moreno, más conocido como El Gallo por presentar junto a Cristina Boscá el programa despertador Anda Ya en Los 40. La cadena es la radio fórmula más escuchada. En la red, sus cuentas de redes sociales son también las más seguidas. “Este año, uno de los objetivos es hacer contenido específico para cada plataforma.

La característica necesaria para que un programa de radio se publique en vídeo en Internet, es que sea visual. Funcionan muy bien las entrevistas a personajes conocidos: todos recordamos a Rajoy sudando la gota gorda durante la entrevista de Carlos Alsina en Onda Cero, cuando respondió: “¿Y la europea?”. O el clásico levantamiento de cejas de Pepa Bueno cuando tenía como interlocutora a Esperanza Aguirre. El objetivo es que nosotros, como consumidores, accedamos a través de otras plataformas a una selección de sus contenidos.

La Cadena SER, por su parte, ha decidido publicar íntegramente dos de sus programas estrella de entretenimiento: La Vida Moderna, presentado por los cómicos David Broncano, Quequé e Ignatius, y Nadie Sabe Nada, con Andreu Buenafuente y Berto Romero. Sus vídeos no solo reciben miles de reproducciones cada semana: sus seguidores son tantos y tan devotos, que incluso han conseguido retirar del número uno de la lista de reproducción de Spotify una versión remasterizada del Cara al sol.

“Creo que lo convencional se ha dado cuenta del poder que hay en las redes”, reflexiona Andrea Compton, una de las youtubers más seguidas en España y locutora en el programa Radiotubers. “Hay un rango de edad, de los 14 a los 25 años, que consumen prácticamente todo en redes sociales. Integrarlo todo creo que es lo más inteligente”, asegura. “La gente que ha nacido en Internet y tiene un número brutal de seguidores, al final son comunicadores”, explica Uri Sabat, conductor del programa. “La realidad del momento en el que vivimos es que hay otras vías para comunicar que no son solo los periódicos, la radio o la televisión”.

51261