Crónica del regreso de Roberto Sánchez y ‘Si amanece nos vamos’ a la Cadena SER



Roberto Sánchez

Jorge C. Parcero escribe en elconfidencial.es que el locutor que fuera recientemente sustituto de Carles Francino vuelve con su clásico de la radio nueve años después de la emisión de su último programa.

Aquel niño que narraba carreras de coches desde la ventana de su casa familiar imaginando que era un locutor se convirtió con el paso de los años en una de las presencias más reconfortantes de las ondas para aquellos que estaban despiertos a horas intempestivas. Roberto Sánchez dirigió durante 18 años el programa ‘Si amanece nos vamos’, que logró alcanzar la categoría de culto y le sirvió para ganar un Premio Ondas, un Micrófono de Plata y una Antena de Oro. Desgraciadamente para sus oyentes, hace nueve años el programa era cancelado. Pero como lo bueno se hace esperar, su regreso ha llegado como una de las grandes novedades de la nueva temporada en la Cadena SER. Un programa que mantendrá el espíritu del clásico pero en formato renovado. «Un ‘Si amanece 2.0», aseguraba su conductor.

La directora de contenidos de la SER, Montserrat Domínguez, explicaba en la radio el porqué del regreso del programa: «Queríamos darle un ritmo diferente a la madrugada. La madrugada es una escuela de radio para hacer micro, para relacionarse con los oyentes, para tener viva la tensión a esas horas que nos apetecía mucho». Ese ritmo diferente es el que Roberto Sánchez lleva tratando de aportar a sus oyentes desde que se pusiera a trastear frente a un micrófono con menos de 16 años, antes de estudiar periodismo, durante el boom de las pequeñas emisoras que fueron surgiendo en los años ochenta en su Cataluña natal.

A este barcelonés de 55 años le llegó su gran oportunidad cuando tuvo la opción de hacer una beca de verano en la SER de Madrid. Precisamente aquel momento lo recordaba con una bonita foto suya de pequeño acompañado de un balón, en su última publicación en Instagram. «Hoy hace 33 años que hice un examen para ver si en @la_ser me admitían como becario», recuerda el locutor. «Fue el primer día que pisé Madrid y Radio Madrid. Era sábado. Emitían @carruseldeportivo desde el estudio 5 de la segunda planta. ¡Una pasada!».

Con esa voz pausada y tan reconocible por sus fans, llevamos años escuchándole también en ‘La Ventana’, donde tuvo que asumir la difícil tarea hace unos meses de sustituir a Carles Francino cuando este tuvo que ser ingresado a causa del coronavirus.

«Han tenido que pasar 47 tardes para que él, una persona sin patologías previas, fuerte, con salud de hierro, pueda recuperarse», destacaba Roberto Sánchez horas antes de su regreso a los micrófonos. «Ha vuelto pletórico, tiene una pinta estupenda y abraza igual de fuerte», añadía emocionada su compañera Àngels Barceló. Animalista –desde 2013 su tuit fijado es el de un perro que cuida durante horas a un congénere atropellado– y fan del deporte y la música, el locutor destaca también por su faceta como escritor. Siempre atareado, reconoce que escribe donde puede, en el metro o en el AVE, gracias a una aplicación en el móvil que le facilita las cosas.

Su primera novela, ‘Asesinos de series’, la publicaba en 2018 y es en realidad el blog de tres compañeros de piso que, como adictos a las series que son, sueñan con tener su serie de referencia, hasta que un día reciben la llamada de una productora de televisión que no es lo que parece. Como reconocía en una entrevista en la SER, es un libro que se puede leer sin haber visto series». Mi madre es posible que de todas las series que salen mencionadas en el libro solo haya visto una, ‘Mujeres desesperadas’. Es más, mi madre llegó a creer que las otras series las inventaba yo», aseguraba con humor. Su pasión por contar historias ha continuado con el que hasta la fecha es su último libro, ‘¿Quién maneja los hilos?’, una ficción que comienza con la exhumación del cadáver de Franco del Valle de los Caídos.

65647