COPE prevé aumentar su EBITDA un 29% en los próximos cinco años



Un estudio de COPE

La Cadena COPE tomará el año 2016 como un punto de inflexión en la historia más reciente de la compañía. Tal y como anunció su presidente, Fernando Giménez Barriocanal, el pasado octubre, y confirmó la empresa meses después, COPE cerró el año pasado con cuatro millones de beneficio, según se informa desde  dirconfidencial.com.

Este resultado pone fin a una cadena de ejercicios en números rojos que acumulaba la red de emisoras de COPE. En total, se ha dejado 25,8 millones de euros desde 2010. Un giro histórico en las cuentas de la compañía propiciado, principalmente, por el fichaje de Carlos Herrera y el consiguiente trasvase de sus fieles seguidores, que ha atraído el interés de marcas y anunciantes.

La facturación de la emisora alcanzó los 106 millones de euros durante 2016, lo que representa un incremento del 14% con respecto al año anterior, donde ingresó 93,5 millones de euros. Según se destalla en su informe de cuentas, la cifra de negocio aumentó en todas las comunidades autónomas donde tienen presencia las distintas  cadenas de Radio Popular, a excepción de Extremadura y Galicia, donde se redujo en 10.000 y 900.000 euros, respectivamente.

El efecto arrastre que ha tenido Carlos Herrera entre los anunciantes se evidencia fundamentalmente en el crecimiento desaforado registrado en Andalucía y Madrid.
En la primera región la cifra de negocios ha pasado de 7,7 millones a 9,1 millones de euros de un año para otro, mientras que en Madrid aumentó más de ocho millones, de 54,1 a 62,9 millones.

Con estas cifras, COPE derrocha optimismo a raudales y se atreve a lanzar una previsión de nuevo crecimiento para este 2017 en base a las cifras de inversión publicitaria en radio, que en el momento de redacción del informe se estimaban en el 1,6%. “Este crecimiento, unido a la consolidación de las últimas cifras de audiencia en la programación generalista proyecta un incremento en cifra de negocios de el grupo, aunque, más ajustado al crecimiento sectorial y lejos del incremento excepcional obtenido en 2016”.

Al mismo tiempo, prevé consolidar los beneficios alcanzados el año pasado manteniendo su política de contención del gasto. De cumplir con estas pautas, la compañía estima ver crecer su EBITDA “aproximadamente” un 29% en los próximos cinco años.

Durante el ejercicio 2016, las retribuciones al Consejo de Administración ascendieron a los 466.370 euros por todos los conceptos, una cantidad ligeramente por encima de la distribuida el año anterior, cuando recibieron 461.458 euros.

49227