Paco González desgrana el porqué del éxito de la ‘nueva’ versión de ‘Tiempo de Juego’ de COPE

Cristina Guillén escribe en El Correo Gallego que nadie canta goles, ni recuerda alineaciones, ni tan siquiera discute por el VAR, pero el periodismo deportivo sigue vivo y está demostrando como nunca su capacidad de adaptación. Programas como Carrusel Deportivo en la SER o Tiempo de Juego en la COPE están poniendo en evidencia la capacidad de reinvertarse de muchos periodistas y la profesionalidad de locutores acostumbrados a la vorágine de las competiciones y a la inmediatez de las retransmisiones.

Mi principal obsesión es que “lo que tengamos en antena interese al oyente”, reconoce Paco González en una entrevista concedida a Periodista Digital. “Yo me considero el primer oyente del programa y lo que intento es que me interese a mí porque, si me interesa a mí, puede que le esté interesando a la mayoría de la audiencia”, explica al tiempo que detalla algunas de sus directrices: “No nos gusta darle mucho peso político a las cosas que están sucediendo, buscamos desmontar aquello que haga sufrir a la gente porque los bulos nos encabronan muchísimo y tratamos de no poner la sensibilidad a flor de piel porque muchas horas seguidas de drama sería horrible tanto para el oyente como para los que lo hacemos”.

La sucesión de historias es clave, mantener el ritmo, como siempre se buscaba jornada tras jornada. También mantener la objetividad y la veracidad de las intervenciones. “Cada vez que me llega por whatsapp alguna historia de la que tengo dudas, pongo la radio. También me valen la tele y los periódicos pero cada uno tiene la querencia natural que tiene y yo sé que el que lo dice en la radio tiene nombre y apellidos y no va a emitir un bulo porque sí. A nosotros nos ha pasado durante décadas que hemos tenido noticias muy bestias que hasta tenían que ver con fallecimientos y, como no teníamos triple confirmación, no las hemos querido dar”, enfatiza. “Hay cosas en las que un periodista no puede fallar, tú puedes fallar en el pronóstico de un Manchester-Liverpool pero no en información seria”, reitera.

El periodista de COPE agradece a todo su equipo el esfuerzo que está realizando: “Yo no tengo Twitter y hace seis o siete años que no entro en mi página de Facebook, así que no me entero de mucho”, asume.

59463