Configuración recomendada para sacarle el máximo partido a la radio del coche



Autorradio

Vale la pena prestar atención al artículo de autonocion.com escrito por Alvaro Prieto Amaya, para sacar todo el rendimiento a la radio de nuestro coche:
Seguramente estarás pensando que configurar correctamente la radio del coche no entraña gran complicación y no es necesario hacer un tutorial para ello, pero lo cierto es que muchos usuarios no terminan de hacerse con su equipo de sonido y les cuesta comprender las indicaciones que aparecen en el manual de usuario del vehículo.
Esta tarea se vuelve especialmente complicada en los coches más modernos, cuyos equipos de sonido aglutinan un gran número de funciones, especialmente en aquellos vehículos más lujosos que cuentan con sistemas de alta fidelidad. Sin embargo, en todos ellos podemos encontrar una serie de parámetros y funciones comunes.

Quizás lo más complicado sea comprender algunas de las funciones con las que cuenta la radio de nuestro coche, pero una vez les pillamos el truco, conseguiremos que la calidad de sonido de nuestro equipo de audio mejore notablemente. Por esta razón, hoy vamos a indagar en el menú perteneciente al audio y en los parámetros que podemos modificar.
A fin de obtener un resultado a la carta, el primer paso es descubrir dónde se ubican en nuestro vehículo los controles de sonido y de la radio. Para ello, podemos recurrir o bien al manual de usuario, o bien indagar por nuestra cuenta, pues suele tratarse de un submenú ubicado en el apartado de ‘Vehículo’. Respecto a los ajustes de la radio, estos pueden encontrarse en el propio menú de la misma.

Entender el sistema RDS – Radio Data System
El sistema Radio Data System es el acrónimo en inglés de sistema de datos de radio, un protocolo de comunicaciones. Digamos que es la parte digital de la radio analógica. Junto a las frecuencias AM y FM tradicionales, las radios actuales también nos permiten recibir otras señales, como información acerca del tráfico a través de ondas de radio FM.
Lo que permite este sistema es que el equipo cambie de manera automática entre emisoras cuando la calidad de la señal empeora (por ejemplo, si salimos de Madrid y entramos en Guadalajara, donde es otra frecuencia), saltando a una frecuencia con mayor calidad para que podamos seguir escuchando el mismo programa sin interrupciones.

Esta es la razón por la cual a veces nos aparecen iconos que no comprendemos en el display del sistema multimedia de nuestro vehículo. Estos son los más comunes:
AF: refleja la posibilidad de recibir frecuencias alternativas y, por regla general, viene activado por defecto. Indica que el sistema está o no en funcionamiento. Al seleccionar ‘ON’, en las zonas en las que se reciban varias frecuencias de una misma emisora, la radio del coche cambiará automáticamente a la frecuencia con mejor estado de recepción para tener la mejor calidad posible.
REG: incluida en algunas ocasiones dentro del menú AF, representa la función de la emisora de emitir diferentes programas empleando frecuencias diferentes según la zona.
TP/TA: es la función que nos permite recibir información acerca del tráfico, ya sea de forma manual o automática. TP -programa de tráfico- indica que hay información de tráfico en algunos momentos (saltará a ellos incluso aunque vayamos escuchando música a través de otra fuente, como un USB), mientras que TA -anuncio de tráfico- refleja si están activada la información de tráfico.
TMC: es el canal de mensajes de tráfico codificado. Gracias a él, los departamentos de tráfico de toda Europa pueden emitir una serie de avisos específicos a las localizaciones que ellos elijan y, a nosotros, nos aparecerán como avisos o incidencias en el GPS. Cuando la señal está codificada, solo algunos receptores pueden entenderla.
EWS: es el sistema de aviso de emergencia, utilizado en algunos países europeos como Suecia para emitir alertas importantes a la población en emisoras comerciales.
PI: es la identificación de la red de emisoras, como podría ser Radio 3.
PS: es la identificación de la emisora. Por ejemplo, R3-MAD indicaría Radio 3 Madrid.
PTY: refleja el tipo de programa que estamos escuchando. Hay hasta 31 tipos distintos de programas (música, entretenimiento, noticias…) y en algunos equipos de sonido podemos filtrarlos.
EON: nos da información sobre otras redes de emisoras, es decir, si hubiera otras emisoras de la misma cadena que, por ejemplo, emiten información sobre el tráfico, la radio cambiará a ella para permitir su escucha. Por ejemplo, entre Radio 3 y Radio 5.
RT: indica la presencia de radio texto, unos pequeños mensajes de texto que acompañan a la emisión de radio. Normalmente se trata de publicidad, aunque también puede salir la letra de la canción que vamos escuchando.
CT: señala la emisión de una señal horaria continua -con una precisión de hasta 100 milisegundos- que mantiene en hora automáticamente el reloj de nuestro vehículo.

Ajustes de volumen de la radio del coche
No creo que entrañe gran complicación para nadie el hecho de subir o bajar el volumen del equipo de sonido, pero algunos ajustes adicionales sí que requieren algo más de maña si no queremos que este entorpezca nuestra conducción en algunas situaciones, como las maniobras o la navegación GPS

Entre el completo equipamiento de los vehículos actuales existen diversos controles que nos permiten ajustar el volumen de la radio durante la navegación, las maniobras, la conducción o las llamadas telefónicas, entre otros, con funciones de enmudecimiento y sensores de ruido. En estos casos, la música debe pasar a un segundo plano y esto requiere un ajuste específico.

Dichos parámetros pueden modificarse en los ajustes del equipo de sonido y con ello evitaremos situaciones como que el volumen de la música no disminuya cuando el GPS nos está dando las indicaciones, que el volumen se dispare al incrementar la velocidad en autopista o que los sensores de aparcamiento desactiven el sonido por completo al engranar la marcha atrás.

El ecualizador
El ecualizador nos permite ajustar individualmente las diferentes bandas de frecuencia en las que se clasifican los sonidos, a fin de evitar picos o resonancias molestos para conseguir una respuesta más lineal. Piensa que una misma audición puede tener una ingente cantidad de frecuencias. En el coche suelen agruparse en grandes grupos denominados bajos (bass) y agudos (trebble).
Debes de tener en cuenta que cuanto más completo sea el equipo de sonido, más opciones encontraremos, ya que los vehículos de alta gama con excelentes sistemas de alta fidelidad también disponen de submenús específicos para frecuencias medias y ajustes de intensidad para una mayor cantidad de frecuencias.

En todo caso, estos parámetros se ubican en la configuración de sonido del equipo y la clave es ir probando los ajustes con la música que escuchamos habitualmente en la radio del coche. Algo más común de ver es el subwoofer, aunque no todos los equipos de sonido lo montan.
Este altavoz permite reproducir las frecuencias más graves audibles por el ser humano, lo que incrementa la calidad sonora y el realismo musical. Aquellos modelos que lo equipan cuentan con un submenú específico para modificar la intensidad con la que queremos que actúe.

Ajustes de Balance y Fader
Otra de las funciones que debemos ajustar en el equipo de sonido para lograr la máxima calidad de reproducción hace referencia al equilibrio de los altavoces. En este sentido encontramos dos parámetros:
El balance, que nos permite nivelar los altavoces de ambos lados del vehículo para que la música no suene más por un lado que por otro.
El fader, es el responsable de nivelar los altavoces delanteros y traseros para que la música no suene más en una zona que en otra.

Lo ideal es ajustar ambos parámetros en la posición central, de forma que todos los altavoces rindan al 100%. En todo caso, hay casos puntuales en los que podemos variar este ajuste, como cuando queremos evitar molestar a pasajeros que van durmiendo en las plazas posteriores o si tenemos algún altavoz del vehículo estropeado, por nombrar algún ejemplo.

Otras funciones del equipo
Los equipos de sonido de alta fidelidad que equipan los vehículos de alta gama pueden contar adicionalmente con numerosas funciones que nos permiten ajustar infinidad de parámetros. Dichos parámetros se modifican en los ajustes de sonido y entre los más habituales están:
El sonido envolvente.
El sonido en 3D.
La imitación de un estudio de grabación, una sala de conciertos e incluso un escenario.

55371