Compromís urge al Gobierno a digitalizar la radio ante la proliferación de cadenas que emiten en DAB



Carles Mulet

La web de Radio Vila-Real publica que Compromís ha denunciado desde el Senado el descontrol del Gobierno con la radio pirata y su sorpresa por la proliferación de cadenas que no dudan en ocupar el espectro radioeléctrico y publicitar sus hechos ante la pasividad de la administración. Carles Mulet, portavoz de la coalición, ha lamentado que la falta de impulso de la radio digital en el estándar DAB+ como el que se está desplegando con fuerza en Europa venga acompañada de planes de cadenas pirata en DAB como los de Coast FM, que pretende ahora expandir su cobertura a nivel estatal.

“Venimos denunciando desde hace tiempo que lo que está ocurriendo en España con la radio digital no tiene parangón en el continente. Somos el hazmerreír en Europa en la materia. Y lo que ha sucedido esta semana no ha hecho otra cosa que corroborarlo. Gobierno y Comunidades Autónomas no sólo se niegan a impulsar el DAB+, sino que además permiten impunemente el despliegue utilizando un estándar obsoleto, el DAB. Frente a nuestra Proposición de Ley para fomentar la digitalización de la radio, el proyecto estrella para el futuro del medio en nuestro país es la dejación de funciones y la permisividad del fraude”, lamenta el parlamentario valenciano.

El senador recuerda que las radios piratas no pagan ningún tipo de impuestos que sí que satisfacen las radios legales. Muy especialmente, la tasa anual por la reserva del dominio radioeléctrico, que es una de las fuentes de financiación de la radiotelevisión pública en nuestro país. “Los infractores lo tienen claro, en ausencia de planificación, control, inspección y sanción, ¿qué ventaja tiene ser una radio legal, si conlleva pagar tasas por proyectos técnicos, reconocimientos de instalaciones, radioenlaces, emisiones en FM o, como en este caso, emisiones en DAB? Peor, imposible”, remarca.

Además, su régimen sancionador establece claramente que se puede imponer al infractor multa por importe de hasta veinte millones de euros en el caso de infracción muy grave. Pero ni se inspecciona, ni se sanciona. La Ley General de Telecomunicaciones establece claramente que constituyen infracciones muy graves:

La utilización del dominio público radioeléctrico, frecuencias o canales radioeléctricos no adecuada al correspondiente plan de utilización del espectro radioeléctrico o al Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias, como es el caso de estas emisiones en DAB en bloques de frecuencias no planificados para España

La utilización del dominio público radioeléctrico, frecuencias o canales radioeléctricos sin disponer de la concesión de uso privativo del dominio público radioeléctrico, como también es el caso

El incumplimiento de los requisitos exigibles para la explotación de las redes y prestación de los servicios de comunicaciones electrónicas, desde centros que no se han sometido a ningún tipo de inspección por parte de la Jefatura de Inspección de Telecomunicaciones correspondiente

La coalición ha presentado al Gobierno preguntas al respecto ya que existen unas 3.000 emisoras ilegales ejerciendo competencia desleal a las grandes cadenas y emisoras con su título. Radio María también emite por DAB+de forma ilegal. “Al Gobierno le adelantan por las bandas sin que ocurra nada. Siguen durmiendo y así nos va”, ha concluido Mulet.

63970