Carles Ribas, el periodista y músico de Ràdio Palamós



Carles Ribas

Joan Trillas le ha hecho una entrevista para El Punt Avui que comienza así: Uno de los programas audiovisuales que presenta es ‘El Cucurutxo‘. Curioso nombre!
-Buscábamos un nombre veraniego, que fuera refrescante; los helados lo son, aunque yo no soy muy de helados. La palabra cucurucho es bastante cacofónica y, además, fácil de recordar.

– ¿Qué se pretende con esta producción audiovisual?
– Desde hace cuatro años, Radio Palamós está llevando a cabo una producción audiovisual con más de un centenar de reportajes ya emitidos, que cuentan con el talento de Carles Pastor en la imagen y la edición. Con nuestra producción audiovisual acercamos a la gente el patrimonio, los caminos de ronda o los cantantes.

– ¿Un esfuerzo en cuanto a producción compensado con una nominación a los premios Carles Rahola?
– Sí, por la serie «Histària Amagada», con Gabriel Martín y Carles Pastor, donde mostramos elementos patrimoniales de mucho valor pero que han quedado muy escondidos al gran público. De este programa estamos muy orgullosos. Además del ya mencionado «El Cucurutxo«, más ingenioso, y «Els Escenaris«, donde promocionamos a los cantantes y grupos locales en diferentes espacios de Palamós. De momento ya tenemos más de cien reportajes emitidos, todos con un marcado acento también estético, que se pueden ver en nuestra web. La idea es acercar temas más allá de la actualidad informativa, que sería más para una televisión local.

– De periodista de día a músico de noche. Una buena combinación!
– Siempre digo que toda mi vida he tenido un micrófono delante. De día como periodista y de noche como cantante en bares, locales, fiestas o festivales. Con sólo dos años ya cantaba el «Revolution» de The Beatles y ya no he parado. A los catorce años, Kurt Cobain hizo que tuviera ganas de volver a retomar la guitarra y, desde entonces, he tenido muchos de grupos: Attica State, que toma el nombre de una canción de John Lennon, más del tipo grunge, y, ya como profesional Vladimir, con Xavi Losas, uno de los mejores pianistas de este país, con el que grabé cuatro discos. Y en Palamós y durante muchos años con The Violet Frequency, que era más potente. Además también tenemos un grupo de versiones, Litus, que es muy peculiar, con Carles Vinyals y Francisco Muñoz, con el que tocamos tanto en fiestas mayores como en pubs.

– ¿Cómo es la vida de un periodista cantante?
– Se duerme muy poco, la verdad. En verano trabajo en la radio y casi cada día tengo concierto, unos cinco a la semana. Es bastante enriquecedor y, además, después me sirve para pagarme los viajes. Y como los actores que eligen sus guiones, nosotros en invierno podríamos tocar más, es cierto; frenamos, y así puedo dedicarme a preparar la grabación de un disco propio. El micrófono y la guitarra forman parte de mi vida, como voz.

– Lo veo, lo veo. Cantante, periodista y ¿también viajero?
– A los 25 años terminé la carrera, en aquellos momentos no tenía grupo y hice un punto de inflexión vital en mi vida y me fui a Irlanda por dos motivos: para espabilarme -Marché con 600 euros para tres semanas y al final viví tres años- y, en segundo lugar, para mejorar el inglés. Todo el mundo debería tener una experiencia así! Es muy anglosajón, si bien ellos lo hacen generalmente antes de ir a la universidad. Elegí Irlanda por U2 o por la afinidad política con Catalunya. Dublín no es la mejor ciudad del mundo, pero como dicen allí «Después de dos pintas los problemas desaparecen y todo fluye». Además, hice un máster como músico callejero. Una vez regresé, apliqué lo que aprendí allí.

– Volvemos a tomar el micrófono del periodismo. ¿Como ve el periodismo local y el modelo que sigue Radio Palamós?
– Lo que ha conseguido Radio Palamós es convertirse en un gran portal de comunicación sin renunciar a ser radio municipal. En los momentos actuales, la información local es clave por que entre otras cosas ayuda a vertebrar el territorio. Y todo ello en un momento en que el periodismo está en un callejón sin salida y ha perdido rigor. Ahora mismo parece que la palabra periodista haya quedado desprestigiada. Hay mucha gente que ha dejado de lado los valores fundacionales del periodismo, como son contrastar la información para darla con rigor y sin ser marcadamente tendenciosa.

– ¿Y ese es el objetivo de Radio Palamós?
– Radio Palamós es una emisora que ha conseguido desde sus inicios convertirse en un portal de información serio y que ha sabido conjuntar muy bien información local, que es clave para fiscalizar el trabajo político y social, y a la vez tener un retorno, aportando a la sociedad que nos rodea. La ciudadanía tiene un instrumento con nuestro medio para saber qué pasa a su alrededor. Un periodista amigo mío me dijo: «El periodismo ayuda a vertebrar la sociedad, y ahora es más necesario que nunca.»

51319