Cadena COPE ha emitido «Herrera en COPE» desde Cuenca

Herrera en COPE

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado esta miércoles en la Cadena COPE que la supresión del programa del avión gigante A380 tendrá una incidencia «mínima o prácticamente nula» en la factoría de Airbus en Illescas (Toledo). Ha informado El Digital Castilla La-Mancha.

En una entrevista de Carlos Herrera en el programa ‘Herrera en COPE‘, desde el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha (Cuenca), García-Page ha explicado que su Gobierno estuvo en contacto con la ministra de Industria antes de que se conociera la noticia de que Airbus dejará de fabricar el A380, y también mantuvo conversaciones con el director general de la compañía.
«Creo que la incidencia en España va a ser pequeña, comparada con Francia y con Alemania», ha señalado el presidente de Castilla-La Mancha, quien también ha resaltado que en el caso de la factoría de Illescas la repercusión será «mínima o prácticamente nula».
En este sentido, ha explicado que están negociando la empresa ya que tiene «interés» en «dar cauces de salida» a la situación de modo que «se deja de fabricar un aparato pero están ya pensando en las alternativas». A su juicio, lo «importante» es que las personas que ahora están trabajando en el A380 puedan trabajar en otro aparato.
La finalización de la fabricación a partir de 2021 del A380, conocido como ‘superjumbo’, afectará a entre 3.000 y 3.500 puestos de trabajo en sus plantas europeas -1.300 operarios y 2.100 en oficinas- durante los próximos tres años, que por países supone aproximadamente entre 500 y 600 empleados en Reino Unido; entre 400 y 500 en España, entre 1.100 y 1.200 en Alemania y entre 1.100 y 1.200 empleados en Francia.

Catalunya
Por otro lado, García-Page ha considerado que el juicio contra el Procés está sirviendo para «legitimar al Estado y al Tribunal Supremo», si bien ha señalado que «quedará pendiente una reflexión a futuro». «No sé si tiene que volver a ser delito convocar un referéndum». Page ha insistido en que el Tribunal Supremo «está funcionando bien», pero se ha preguntado si «no hay algún déficit regulatorio» en torno a todo el proceso, el cual achaca a que «era imprevisible trabajar con un escenario de provocación» como el vivido en Catalunya.

«A mi juicio es evidente que quienes convocaron referéndum sabían que era ilegal, que lo hacían de forma provocadora. A partir de ahí, cuando se hace algo a sabiendas de que es ilegal ya hay una conclusión evidente», ha señalado. En todo caso, toda vez que acabe el juicio, «quedará pendiente la reflexión de objetivar a futuro todas tipo de posibilidades».

Preguntado por su postura ante hipotéticos indultos a los encausados, el titular del Ejecutivo castellano-manchego ha dicho que el concepto más apropiado si se diera el caso sería el de «amnistía política», algo que supondría «un error de bulto». En su opinión, hablar de esta posibilidad en pleno juicio «es un insulto más que un indulto». Además, si llegara el caso, un indulto «significaría que da igual lo que hagan, que al final siempre se van a escapar». «Y no me parece oportuno», ha insistido.

Al respecto de recuperar conversaciones bilaterales con Cataluña con la figura del relator en el caso de que Pedro Sánchez revalide el Gobierno, García-Page ha avisado de que «si alguien está pensando en ello», se encontrará con su oposición. «Me parece un error de bulto e inútil. Con la soberanía no se puede negociar, ni aunque el Gobierno de España tuviera mayoría absoluta. Es un elemento central. La independencia como tal no tiene solución», ha zanjado.

Legislación electoral
Page ha sugerido, por otro lado, que es el momento de «hacer una reflexión» ante la normativa electoral en España, apuntando a que la legislación actual está pensada para un contexto pasado, al tiempo que ha aseverado que «la modificación electoral en el conjunto de España hay que plantearla», toda vez que «no es un problema secundario».
«El cómo se debate en democracia y cómo se toman decisiones es un debate de fondo», ha incidido, llamando a realizar estos cambios desde el consenso y recordando que en Castilla-La Mancha «hubo dos cambios unilaterales» de la ley electoral en la anterior legislatura bajo el mandato de María Dolores de Cospedal, lo que considera «un atropello».
Sobre el anuncio del presidente valenciano, Ximo Puig, de adelantar el proceso electoral autonómico en esa región para hacerlo coincidir con las elecciones generales, García-Page ha asegurado que él no habría tomado esa decisión aunque el Estatuto de Castilla-La Mancha se lo permitiera.

Tras recordar que según el Estatuto castellano-manchego no se puede dar un adelanto electoral en un plano inferior a un año con respecto a la convocatoria ordinaria, ha considerado que los electores «tienen que juzgar» a sus dirigentes en sus distintos ámbitos, y «no mezclar» el debate. Así, ha apuntado que en su campaña electoral, él es partidario de debatir con otros candidatos, «y no con Quim Torra», algo que sería «absurdo» para la Comunidad Autónoma.

Volviendo a Illescas
Volviendo al Airbus e Illescas, esta cifra de hasta 3.500 puestos de trabajo que podrían verse afectados, representa menos del 3% de la plantilla de Airbus en todo el mundo, que asciende a 134.00 trabajadores (de ellos casi 48.000 en Francia, 46.000 en Alemania, 14.000 en Reino Unido y 12.700 en España sumando todas sus divisiones).
Airbus cuenta con 17 aviones del A380 aún por entregar, a lo que se suma el apoyo a los operadores que cuenta con este tipo de avión en sus flotas. El grupo aeronáutico se comprometió el pasado 14 de febrero a iniciar un diálogo social tras evaluar el plan de producción y entrega de los A380 pendientes de cara a 2021.
Durante la reunión, Airbus ha presentado a los interlocutores sociales su hoja de ruta para el programa A380, que incluye «una transición gradual de la producción en serie con una adaptación industrial y de las compras», y también el soporte en servicios durante los próximos años.

En un comunicado, el consorcio aeronáutico recuerda que cera de 12.000 empleados de Airbus cambian de puesto de trabajo cada año. «El actual aumento de la producción de aviones de pasillo único y el importante volumen del libro de pedidos de aviones de cabina ancha ofrecen un buen número de oportunidades de movilidad interna», ha asegurado el consorcio aeronáutico europeo.
El grupo aeronáutico confía en que los nuevos pedidos de Emirates para otros modelos (40 aviones A330-900 y 30 aviones A350-900) y el aumento de la producción del programa A320 se traduzcan en «un número importante de oportunidades de movilidad interna». El peso de la producción del A380 se ha ido reduciendo durante los últimos años, mientras que han ido ganando importancia otros proyectos como el A320 o el A350.

Reconversión y recolocaciones
Además, la compañía pondrá en marcha servicios específicos para la reconversión de competencias, destinados a «respaldar aún más la recolocación en diferentes funciones y programas». «Airbus está comprometido con la gestión responsable y satisfactoria de sus adaptaciones industriales, como ha demostrado en el pasado», concluye su nota.
El comité intercentros de Airbus España ya se reunió el 15 de febrero con la dirección de la compañía en nuestro país, encuentro en el que reclamaron un plan industrial global, que permita transferir trabajadores implicados en el A380 a otros programas para «poder absorber el excedente de empleos cuando se deje de fabricar, a otros programas que cuentan con demanda como el A320 o el A350, o incluso militares.

En el caso de España, la producción del ‘superjumbo’ se reparte entre Illescas (Toledo), Puerto Real (Cádiz) y Getafe (Madrid). En España, se construye la carena ventral, el estabilizador horizontal, el timón vertical, las costillas del ala y el fuselaje posterior en fibra de carbono. Tanto UGT como CC.OO. han reclamado al grupo el cumplimiento del convenio colectivo y que se negocie un plan industrial global. .
Los representantes de los trabajadores confían en que se abra una etapa de negociación en la que se garanticen los puestos de trabajo que actualmente están involucrados en el A380, que requiere la coordinación de 16 plantas de Airbus en Alemania, Francia, Reino Unido y España.
Airbus ya ha recurrido anteriormente a mecanismos recogidos en el convenio laboral para acordar con los trabajadores medidas como flexibilidad o movilidad que ya tienen cubierta la cuota hasta el año 2020. De hecho, cifró en unos 3.700 puestos los ajustes en la cadena de producción del A380 y del A400M en las plantas europeas, de ellos alrededor de 850 en España -donde quedan 300 puestos de trabajo por reasignar a partir de 2020-.

55033