Mariola Dinarés (Catalunya Ràdio): “Antes eramos un rebaño; el futuro será personalizar las redes sociales”

Mariola Dinares

Hola, Mariola es la imagen en la red de una pionera a la hora de abordar las nuevas tecnologías a los medios: en 2003 trataba de internet en Radio 4 en el programa “Ja està passant“. “Era la época en que se discutía si blog acababa con g o con c”, recuerda. Gemma Busquets la ha entrevistado para El Punt Avui.

  • Hablaba de los blogs. ¿Qué herramientas digitales sobrevivirán? (Whatsapp ha hecho diez años; Facebook, 15, e Instagram, 9)
  • Deberíamos preguntarnos si siempre colgaremos de redes sociales de otros o en un futuro cada uno será más consciente y crearemos cada uno su propia red para no tener que dar los datos a grandes multinacionales.
  • Desde el año 2000 hasta ahora los cambios han sido de vértigo. La evolución ha ido en paralelo a la legalización. Hemos pasado del Napster a Spotify.
  • Creo que irán cambiando, saldrá algo nuevo, habrá gente que se apuntará, pero no siempre tendremos las mismas redes sociales. No se quedarán para siempre. Depende de la utilidad. Hay gente que se está despegando de Whatsapp, de esta ansiedad de estar conectado todo el día, con todo el mundo. No sé si llamarlo modas, pero como cada vez sabremos más, podremos elegir. Antes había más desinformación. Ahora nos planteamos qué queremos y qué no. Antes todos actuábamos como un rebaño en cuestión de redes sociales. Pienso que el futuro está en la personalización; cada uno elegirá lo que le será útil y lo que no. Hay muy pocas horas al día y la gente se ha de organizar su vida digital. Hay demasiada ansiedad, no hay que estar en todas partes. Se debe conocer para poder elegir. Saber para qué sirve cada red y si te será útil. A veces perdemos el norte. No hay que estar a todas.
  • ¿La voluntad del programa es este uso racional de las redes?
  • Totalmente. También es mi perfil porque soy una persona muy práctica y en Popap intenta ayudar. Tenemos unas máquinas muy potentes en la mano y debemos sacar utilidad. De lo que se trata es que no nos dominen, las máquinas, sino nosotros dominar las máquinas.
  • Me recuerda a la serie ‘Black Mirror’. Hay episodios que ya han pasado.
  • Soy muy fan de la serie. Muchas cosas han pasado. Las puntuaciones de las personas en rankings de las redes sociales en China ya lo estaban haciendo. O por ejemplo, la inteligencia artificial que revive con la voz y el pensamiento un muerto ya es posible técnicamente. O el control parental.
  • ¿Se puede ser un Luddites digital? ¿No tener ningún perfil en ninguna red social?
  • Hay una moda, gente que quiere volver a la esencia y estar desconectado. Pienso que es un poco irreal y que hay un cierto postureo, como decir que no tengo tele. Pero si tienes internet tienes contenidos audiovisuales.
  • La cultura de la pantalla ha hecho perder hábitos como la lectura, especialmente entre los jóvenes?
  • El problema es que son generaciones, y la sociedad, en general, muy multitarea. Son muy ágiles haciendo cosas a la vez. Pero fíjate que existe el fenómeno fan y el fenómeno youtuber, gente que si le gusta mucho algo, sí lee. Leen menos pero están teniendo impactos de otros tipos. Por ejemplo, de literatura juvenil hay muchas sagas de éxito … Quizá no leen los grandes clásicos, pero sí cuando hay un fenómeno, los jóvenes se vuelcan.
    Estamos en un paradigma futurista extraño. Cuando imaginábamos el siglo XXI pensábamos en Blade Runner y no en los años treinta. Lo digo por estética y por el gusto que hay por todo lo vintage. Más tecnológicos, más antiguos.
    Estamos pegados a las pantallas ya la vez a la necesidad de hacer cosas artesanales; de tocar papel … Todas las cosas hechas a mano están triunfando mucho porque te aleja de multitarea y de las pantallas. Yo soy fan del lettering. Vuelves a recuperar la letra después de tanto teclear.
  • Desde la perspectiva de género ¿podemos decir que los hombres son más del último ‘gadget’ y las mujeres vemos la funcionalidad?
  • Las mujeres también somos muy caprichosas. No haría esta diferencia. He vuelto del Mobile muy pesimista. Cada año veía más mujeres, pero en la última edición había muy pocas mujeres en puestos estratégicos y mucha azafata. Realmente cuesta mucho en la industria tecnológica que haya directivas. He entrevistado mujeres del mundo tecnológico y todas son brillantes porque para serlo se lo han trabajado mucho.
  • ¿Qué le ha sorprendido del Mobile de este año?
  • El asistente virtual doméstico muy implantado, pero he notado que se ha abierto el camino para plantearnos cuestiones éticas. Hay este interés por los derechos digitales y la ética, aunque es un mundo muy competitivo. Se ha visto la posibilidad del 5G con ejemplos potentes en ámbitos como la salud y la agricultura. Es el mundo conectado cien por cien. Costará saber si estás dentro o fuera. Es Black Mirror.
  • 55038

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*