Breve historia de Radio Juventud de Málaga



La cuenta Maria Pepa Lara en diariosur.es:
Según nos relató Julián Sesmero en un artículo, en el verano de 1954, desde un piso particular de la calle Rivas Fernández, en la barriada de Carranque, se transmitía un nuevo espacio radiofónico: Aquí la emisora EFJ-56, Radio Juventud de Málaga en pruebas. Estos indicativos se escuchaban a las doce del día, hora del ángelus, a cuya oración se le ponía de fondo musical el Ave María de Schubert. Nadie conocía, ni se sabía quiénes eran los que hablaban y a quiénes se dirigían. Esta melodía, junto a algunos otros discos de Luisa Linares y los Galindos, Concha Piquer o La vie en rose de Edith Piaf, siguió escuchándose durante todo aquel verano hasta llegar el mes de diciembre de 1954. A mediados de dicho mes, apareció en los diarios locales de entonces una convocatoria a los jóvenes malagueños invitándolos a presentarse a unas oposiciones abiertas para ingresar como alumnos de «Radiofonista» en la nueva emisora.

La cita para las pruebas de admisión era en el antiguo Colegio de San Telmo, donde se encontraban entonces, las Escuelas de Prácticas de Magisterio y la Sociedad Malagueña de Ciencias. Se presentaron a esta convocatoria, al examen escrito, unos 250 jóvenes de ambos sexos. Este primer examen escrito, consistía en escribir sobre un tema de actualidad, durante cuarenta y cinco minutos. Después se supo que la mayoría había escrito sobre la Navidad en Málaga. Pocos días después, y ya establecida la emisora en la calle Alarcón Luján, número 6, en la sexta planta, comenzaron las pruebas de voz y dicción. Según me relató en su día Julián Sesmero -que fue uno de los elegidos-, las niñas seseaban y los muchachos ceceaban de manera ostensible, leyendo el texto que le mostraban. La tercera prueba consistía en imaginarse que habían entrado en una farmacia y pedir, delante de un micrófono: «Por favor ¿me puede dar una pastilla de jabón que contenga diclorodifeniltricoroetano?». Como es lógico, suspendieron la mayoría de participantes. Los que escribieron la «palabrita», y después la leyeron, fueron los que aprobaron. Aunque esa era la idea, que se trabucaran y muchos de ellos abandonasen voluntariamente el examen.

Gracias al tesón de Francisco Valverde Dihort, entonces Delegado Provincial y de José Tuderini Cintora, nieto del periodista José Cintora que había sido director de «El Popular», el proyecto, contando con el apoyo de Madrid, salió adelante. Y comenzaron las clases del primer curso de «Radiofonista». Las clases teóricas la impartía José Tuderini, director; las prácticas las recibían de Jesús Tomás Calvo-Rubio, y las técnicas de José Jiménez Parra. Utilizaban el libro, «Radiofonismo» de Aníbal Arias, al parecer, el único texto de teoría y técnica que, sobre materia radiofónica, existía en aquellos momentos.

Los jóvenes admitidos en aquel primer curso fueron: Julián Sesmero, más tarde periodista y escritor de temas locales. Manuel Portales, Loli Astola y Enrique Sierra. Maribel Escobar y Pilarín Vara vinieron de Madrid en aquellos primeros meses, como refuerzo. En cursos posteriores se aumentó la plantilla con nombres conocidos y reconocidos por todos los malagueños, durante muchos años. En el año 1957 llegaron Paco y Mari Tere Campos. Después, se fueron incorporando: Diego Gómez, procedente del cuadro de actores de Radio Nacional en Málaga; Gonzalo Rojo, maestro de escuela en Coín y más tarde experto en flamencología; Manolo Márquez, empleado de banca y pionero en temas de deportes; Fernando García del Río, especializado en temas cinematográficos, más tarde crítico de cine; Domingo Mérida; Marisol Cámara y José María Borrego, etc.

Debido al éxito alcanzado, Radio Juventud de Málaga, poco tiempo después, dejaba de ser una estación-escuela y se convirtió en una emisora comercial. Con ella surgió la crítica radiofónica, una visión publicitaria distinta. En suma, una emisora totalmente moderna, con un lenguaje nuevo, más directo, menos solemne que las emisoras vecinas, con criterios jóvenes, como jóvenes eran sus integrantes y, sin embargo, con el máximo respeto a sus oponentes. En 1979, Radio Juventud se integró en Radiocadena Española.

61826

loading…