Àpunt licita los nuevos estudios de radio y pide que estén en 35 días

Antigua sede de RTVV

Ràdio Nou se despidió de las ondas en noviembre de 2013, tres semanas después de que la Generalitat Valenciana anunciará la “supresión del servicio público de la radio y la televisión” autonómica. Los trabajadores abandonaron las instalaciones entre lágrimas y al grito de ‘Tornarem’ (“Volveremos”). Casi cuatro años después, el nuevo gobierno regional formado por PSPV y Compromís prepara la reapertura del ente público. Su nombre en esta nueva etapa será À.

En un principio, el gobierno presidido por Ximo Puig se había fijado como posible fecha límite para la reapertura de RTVV el próximo 9 de octubre, día de la comunidad. Sin embargo, Empar Marco, la responsable de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC), afirmó en julio que será “complicado” que la nueva  cadena empiece sus emisiones antes de final de año. Según afirmó, falta personal, contenidos y equipamiento tecnológico.

Sin todavía atreverse a marcar siquiera una fecha aproximada, la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) intenta, estos días de vacaciones estivales, agilizar los trámites para empezar cuanto antes las emisiones de la nueva radio y televisión autonómicas. Así, el pasado miércoles se publicaron los pliegos para «el servicio de instalación, configuración y puesta en explotación de dos estudios y una cabina de radio provisionales para el servicio de radiodifusión autonómico».

En concreto, el proyecto licitado consiste en el montaje de dos estudios. Uno para las funciones de continuidad y control, y otro para la información y grabación de programas. También contempla levantar una cabina de radio para el montaje de noticias y grabaciones.

Idéntica suerte corrieron las delegaciones que mantenía la antigua Ràdio Nou en Alicante y Castellón. “Todo el equipamiento desmontado, que formó parte de la dotación activa antes del cierre, se encuentra almacenado en las dependencias del Centro de Producción de Programas de TVV en Burjassot”, se informa en el pliego de la licitación. Debido al deterioro de estas instalaciones, las razones que justifican el levantamiento de estos estudios “resultan más que evidentes”, se añade.

Ahora bien, los responsables de RTVV remarcan el carácter provisional de estas dependencias. “Por una cuestión de inmediatez”, está previsto utilizar dos salas de sonorización en las dependencias de la televisión. La actividad radiofónica se desarrollará desde allí el tiempo que duren los trabajos de acondicionamiento de sus instalaciones principales. En cuanto se aborde el proyecto de radio definitivo, estas salas serán recuperadas para el ámbito televisivo.

Tal y como se recoge en la Plataforma de Contratación del Sector Público, el valor estimado del contrato es de 32.000 euros (sin impuestos) pero lo que más llama la atención es el plazo de ejecución que se da para montar las instalaciones de la nueva radio que se ubicarán en el Centro de Producción de Programas de Burjassot, tras el desmantelamiento de la anterior sede de la avenida Blasco Ibáñez. Además, se da sólo hasta el próximo 23 de agosto para presentar las ofertas, síntoma de que se quieren acortar los tiempos al máximo.

Pese a lo marcado en los pliegos, fuentes de la Corporación aseguran que eso no significa que la emisión de la radio vaya a ser inminente. Nadie quiere marcar una fecha y recuerdan que aunque se den 35 días para que los dos estudios estén listos, eso no significa que en octubre puedan comenzar las emisiones. Entre otras cosas porque, amén de las cuestiones técnicas, es necesario contar con una plantilla para dotar de contenidos la parrilla y la convocatoria de la bolsa de trabajo todavía no se ha realizado.

No obstante, la directora general de la Sociedad de Medios de Comunicación, Empar Marco, ha defendido en sus comparecencias en las Cortes Valencianas que no todas las emisiones (televisión, radio y contenidos en web) deben lanzarse al mismo tiempo. Además, en una de sus intervenciones, la máxima responsable de la Sociedad quiso dejar muy claro que la radio no era «la hermana pequeña de la televisión» e incluso abría la puerta a que las emisiones de esta, más sencillas, pudieran adelantarse a las de la televisión.

Ayer, fuentes de la Corporación, muy recelosas de hacer predicciones, evitaron confirmar esta posibilidad al tiempo que recalcaban que el hecho de que se agilicen los equipamientos para la radio no quiere decir que se priorice frente a las otras plataformas, con las que todavía se sigue trabajando.

49570