Alberto Herrera (COPE) no convence a la Conferencia Episcopal



Carlos Herrera & Alberto Herrera

Periodistadigital.com publica que Carlos Herrera ha puesto en funcionamiento esta temporada su plan progresivo de retirada de los micrófonos. La estrella de COPE dice así adiós a sus oyentes el viernes poco antes de las 10 de la mañana y cede el programa a su hijo, Alberto Herrera Montero, que se hace cargo de Herrera en COPE en las dos últimas horas del programa.

Esta retirada ha supuesto cambios en escaleta del programa estrella de COPE. En este sentido, entre otros, ha provocado que uno de los espacios más celebrados y escuchados por la audiencia, el del grupo Risa, pase de los viernes a los jueves.

Aunque esa reducción de horas estaba pactada entre Herrera y la dirección de COPE, tal y como les anticipaba en su día Periodista Digital era una de las condiciones de la renovación del contrato, lo cierto es que en la práctica no ha sentado bien en algunos directivos de la cadena episcopal.

Al menos así lo han asegurado a PD fuentes próximas a COPE: entre algunos de los directivos de la radio y también en la Conferencia Episcopal no solo ha molestado que Herrera se ‘borre’ antes del programa sino también que caiga en manos de su propio hijo, algo que ya ocurriera el pasado mes de agosto.

Coincidencia o no, la empresa ha encargado una encuesta (seleccionando a oyentes de COPE a través de las redes sociales) para comprobar qué aceptación tienen las distintas secciones de Herrera en COPE, los tramos horarios o colaboradores habituales y contertulios del programa, tal y como han señalado las mismas fuentes.

Esto afecta a directamente Alberto Herrera, o así lo interpretan muchos en COPE, que se ha expuesto de esta forma al primer examen serio desde que debutara en las ondas en esa tarea de presentador entre las 10 de la mañana y el mediodía.

Y aunque fuentes oficiales de COPE desconocen o niegan la existencia de ese sondeo, lo cierto es que otras fuentes de la cadena aseguran además que el ‘examen’ ha sentado muy mal en el entorno de Carlos Herrera, que ha declarado como casus belli, lo que consideran un cuestionamiento de la labor que realiza Alberto Herrera, al frente ya del programa durante las dos últimas horas del viernes.

No han trascendido todavía los resultados de ese supuesto sondeo.
Las relaciones entre Carlos Herrera y la Conferencia Episcopal, sus jefes, son más complicadas desde que el máximo mandatario de la Iglesias católica española es Juan José Omella, una persona próxima incluso al independentismo catalán desde que fuera Arzobispo de Barcelona.

Aunque de puertas para afuera las relaciones entre la gran estrella de la COPE y Omella han sudo cordiales, lo cierto es que son varias las tensiones y batallas que se han librado entre Herrera y la Conferencia Episcopal por la línea editorial del locutor andaluz, demasiado enfrentada al Gobierno de Pedro Sánchez para el gusto de alguno de los obispos con más peso.

66267

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*