Al CAC le parece bien que Mónica Terribas informara en Catalunya Ràdio de los movimientos de vehiculos policiales

Mónica Terribas

El Consell de l’Audiovisual de Catalunya considera que El Mati de Catalunya Radio no vulneró ni el libro de estilo ni la ley para difundir la presencia de vehículos policiales en carreteras y autopistas catalanas en el marco de la operación contra el referéndum.

Los hechos se produjeron el 22 de septiembre, cuando la directora y conductora del programa, Mónica Terribas, informó sobre los movimientos de vehículos de la Guardia Civil y la Policía Nacional facilitados por los oyentes.

La actuación del CAC se ha producido a petición de dos de sus consejeras, Carme Figueras y Eva Parera, que pedían analizar si se había vulnerado el Libro de estilo de la CCMA con respecto a una supuesta interferencia con la tarea policial o a un efecto de imitación.

En cuanto a la primera cuestión, el informe del área de contenidos del CAC concluye que los contenidos analizados “se contextualizan en la actualidad política y se ofrecen en el marco de un espacio informativo, no se refieren a ningún operación policial concreta, por lo que no se puede inferir que supongan una interferencia en las actuaciones de los cuerpos de seguridad”.

Además, añade que el programa “se dirige explícitamente a personas que, por razón de su profesión, circulan por vías de comunicación en Catalunya, para que informen de la presencia de vehículos de cuerpos policiales”, y por tanto “no hay ningún elemento que pueda ser considerado como una incitación a la comisión de un delito”.

En cuanto al supuesto efecto imitación, el ente regulador concluye que, de acuerdo con la redacción del Libro de estilo de la CCMA, hay que hacer referencia a las figuras penales de la proposición, la provocación y la inducción a hacer delitos, previstos en el Código Penal. Según el CAC, los contenidos emitidos por El Matí de Catalunya Ràdio “no reúnen ninguno de los elementos” que configuran estas tres conductas penales.

Tres inhibiciones

El acuerdo del CAC ha sido aprobado con los votos del presidente Roger Loppacher, el vicepresidente Salvador Alsius, y Yvonne Griley. Por su parte, las consejeras que habían pedido el análisis se han inhibido en el pleno por las dudas sobre si la petición podía entenderse como un posicionamiento previo. Con todo, Figueras y Parera señalan que se han inhibido por “prudencia en beneficio de la imagen de la institución”, pero han querido dejar patente que, a su juicio, realizar una petición de análisis “en ningún caso debería considerarse como un juicio previo de valor”.

Finalmente, el secretario Daniel Sirera tampoco ha participado en la votación, en este caso por un informe del área jurídica a raíz de una queja del Colegio de Periodistas, que denunció su falta de imparcialidad en el asunto para criticar vía Twitter el apoyo de la institución a Terribas. Sirera estudia emprender acciones legales contra el CAC, según El Mundo.

Denuncia de la Guardia Civil

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil presentó una denuncia penal contra Mònica Terribas por “facilitar” actuaciones contra el orden público, lo que es “de una irresponsabilidad alarmante”, señalaba en un comunicado. “Es lamentable que la deriva paranoica de algunos medios de comunicación llegue al extremo de servir de ayuda a terroristas, narcotraficantes o cualquier otro delincuente, facilitando la potencial comisión de actos delictivos de impredecibles consecuencias”, añadía la organización .

Terribas recibió el apoyo del consejo de gobierno de la CCMA, del comité de empresa de Catalunya Radio, del Grupo de Periodistas Ramon Barnils y del Colegio de Periodistas.

49947