Xavi Pardo, periodista de RAC 1, denuncia un episodio de homofobia



Xavi Pardo

El periodista lamenta el clima de miedo que generan los casos homófobos como el que ha vivido con su pareja este lunes en un restaurante de Llançà, en la Costa Brava.

Atención a la denuncia de homofobia que ha hecho el compañero de RAC 1 Xavi Pardo. El editor del 14/15 del fin de semana ha colgado un vídeo en Instagram en la que explica lo que les pasó a él y su pareja el lunes en un restaurante de Llançà, en la Costa Brava.

Dos chicas que estaban en la mesa de al lado les avisaron que unos chicos los criticaban por haberse besado mientras cenaban y que al salir del restaurante se habían escondido en un rincón para atacarlos.

Pardo denuncia que «este es el régimen de terror que los atacantes pretenden crear gracias a su impunidad», y dice bastante: «Nos pueden golpear, nos puede matar, pero nunca dejaremos de ser quienes somos ni de amar a quien amamos».

Pardo lamenta el clima de miedo en el colectivo LGTBI
El periodista dice que hubiera querido denunciarlos, pero «no habría servido de nada porque no les podría identificar». Explica que él y su pareja volvieron a casa con mucho miedo y muy inseguros, pero de la mano: «Nadie nos intimidará ni hará que dejemos de ser quienes somos y amar a quien amamos».

Pardo denuncia la impunidad de los que actúan así ante las muestras de afecto de personas del mismo sexo y lamenta que este «clima de miedo que se está instalando» en el colectivo LGTBI. Además, lo vincula directamente al auge de la extrema derecha.

Denuncia el caso para poner fin a la impunidad
Pardo explica que ha denunciado públicamente el caso en un vídeo para generar debate sobre el tema y concienciar a la población. «Quería dar a conocer el caso porque pasa diariamente a mucha gente. A las mujeres también les pasa cada día», añade.

También explica otro episodio de homofobia cuando le llamaron «maricón» por la calle y no se enfrentó. «Ahora se ha acabado la impunidad, no dejaremos pasar ni una, se debe denunciar cada amenaza».

Pardo concluye que «estamos viviendo una regresión» y se plantea que quizá la comunidad LGTBI ha vivido engañada pensando que se habían conquistado unas libertades que aún no están garantizadas.

65271