Un juego de Radio Voz Coruña desvela con que «aparatos» escuchamos la radio



Radio Voz

Pablo Portabales en La Voz de Galicia explica como un juego entre los presentadores y los oyentes del programa «Voces de A Coruña» derivó en una colección de fotos de los más variopintos aparatos de radio con los que los coruñeses alivian el confinamiento.

«Yo os llevo colgados al cuello desde que me levanto. Vais conmigo a todas partes de la casa», comenta una oyente de Radio Voz. Esta semana el programa Voces de A Coruña les propuso algo especial a las personas que se encontraban al otro lado del dial. Que enviasen una fotografía de la radio o del dispositivo que utilizan para seguir la emisión. En unos minutos el WhatsApp del programa (647 00 29 00) recibió centenares de imágenes de los aparatos que ayudan a hacer más llevadero el confinamiento. «Gracias por estar ahí y por contarnos lo que pasa en nuestra ciudad», dicen en un mensaje que viene acompañado por una foto de un ordenador en el que se ve la web de Radio Voz en la pantalla. «Yo tengo varias radios, una en cada habitación. Así escucho siempre sin perder detalle cuando voy de la habitación al salón o a la cocina», asegura otro comunicante.

Pantallazos
También remitieron muchos pantallazos de móviles, tanto de sistemas operativos iOS como Android, donde se puede seguir el 92.6 FM desde cualquier lugar. Estas semanas, por desgracia, la gran mayoría solo pueden hacerlo desde sus domicilios. Lo que empezó siendo un juego entre los presentadores del programa y los oyentes, gracias a la magia de la radio se convirtió en un entrañable ejercicio de confianza mutua. Los coruñeses quisieron compartir sus secretos radiofónicos. «Me acuesto y levanto con la radio pequeña y la grande la tengo en la cocina todo el día», confiesa una persona que fotografió los dos aparatos. «La gris va conmigo a la cama. La otra es con la que ando por casa, y si salgo, os llevo en el móvil», afirma otra. Al pie de una foto de un transistor bastante plano aparece la explicación: «Escucho en la cocina. Tiene más de 25 años. Fue un regalo que le hice a mi marido siendo novios». «Os escucho normalmente desde aquí, la cadena que tengo en el estudio», afirma Roberto al lado de un aparato moderno. Poco a poco fue conformándose una especie de museo de aparatos de radio de diferentes épocas. Muchos a pilas y otros conectados a la red eléctrica. Analógicos y digitales. De todos tipo de formas y colores. De última generación y con años de historia. Todos con el denominador común de sintonizar el 92.6 cada día para saber lo que pasa en nuestro entorno. Mil maneras de escuchar Radio Voz.

59190