Un grupo de trabajadores de COPE Albacete, en ruta al Santuario de Cortes



COPE Albacete

Un grupo de trabajadores y allegados completó en dos días y a pie los 75 kilómetros que separan Albacete de este lugar santo que se prepara para un año muy especial, Año Jubilar.

Son las 6.30 de un sábado de mayo y en la rotonda de Pozomajano, junto a la Fiesta del Árbol, la primavera es una eclosión de luz en la que el canto de los pájaros y el frescor matutino lo llenan todo. Ese lugar es el kilómetro cero de la Vía Verde a Alcaraz y también el punto de reunión para cinco personas ligadas a COPE Albacete que por segunda vez han decidido peregrinar a Cortes.

Ramón López, Roberto Martínez Jareño, Miguel Yeste, Flor Verdú y KameliaLacramioara harán el camino completo (75 kilómetros + propinas por desvíos) dividiendo el recorrido en dos etapas: Albacete-El Jardín (52) el sábado y El Jardín-Santuario de Cortes (25) el domingo. A lo largo del sábado se incorporará Ángel Sánchez, mientras que el domingo llegarán Carmen Rodenas y otros allegados como Miguel, Bea o Ana y cubrir distancias más cortas, aunque sintiendo igualmente la exigencia del camino y lo que significa compartir en grupo esta peregrinación.

Haciendo camino por la Vía Verde rumbo a Cortes
No nos podemos olvidar de dos personajes más de esta historia, el primero humano, don Antonio, nuestro apoyo en cada descanso. Él nos espera con la mesa puesta en las paradas y traslada nuestro equipaje más voluminoso lo que resulta de gran ayuda en estas dos jornadas. El otro personaje es canino, se llama Robus, y también completa varios tramos de la Vía Verde, aunque para él resulte más importante encontrar un conejo, una lagartija o una sombra que ganar el jubileo.

Siempre por la Vía Verde
Conocidos los protagonistas, vamos con la ruta, cuyos primeros diez kilómetros son agradables visualmente al ir pegados a las parcelas de las urbanizaciones cercanas a la capital. Pero, una vez que se abandona Casas Viejas, el tramo hasta Balazote (km 30) es algo aburrido desde el punto de vista paisajístico. En esta oportunidad se ha salvado por la inmensidad de los campos de cereal y las amapolas, un mar verde y rojo que hipnotiza e invita a la contemplación mientras se camina. Antes de llegar a Balazote, una incidencia: un desvío de la Vía en el que si no andas listo, te obliga a hacer casi un kilómetro de más.

Tras la comida, siempre más abundante de lo que un cuerpo que va a caminar otros 22 kilómetros precisa, arranca la segunda parte de este primer día de caminata. Es aquí donde realmente comienza lo más ‘verde’ de este recorrido de aquella vía férrea Baeza-Utiel que nunca funcionó. De un lado, la tierra se va plegando y ya tenemos montañas y por otro va apareciendo una gran variedad arbórea en la que los chopos presiden altivos este recorrido pegado al río Arquillo o Jardín, que según por donde pase así se llama.

A eso de las nueve de la noche y después de 12 horas netas caminando, concluimos en El Jardín, donde una buena ducha y unas brasas nos esperan en un hospedaje que nos ha brindado la amabilidad de la señora Angelita. No habrá mucho tiempo para la tertulia tras la cena, ya que el cansancio es mucho y aún nos queda una nueva jornada por delante.

Vía Verde a Cortes COPE Albacete
Amanece un domingo esplendoroso y rápidamente, después del café con bizcocho de la señora Angelita, estamos otra vez en marcha (7:45 am). De inicio, el ritmo de los peregrinos de COPE no invita al optimismo. Además, el camino siempre ofrece un desnivel ascendente hasta pasar el kilómetro 65 que va mermando las fuerzas, aunque sabemos que cada paso nos acerca al objetivo.

En Robledo, después de 11 kilómetros, otro descanso para tomar fuerzas con las viandas que nos prepara don Antonio e incorporación de nuevos ‘peregrinos coperos’. Su llegada nos impulsa a todos con nuevos bríos y ya todo parece fácil, más aún cuando tras pasar los últimos túneles se atisba allá en lo alto el Santuario de Nuestra Señora de Cortes.

En el kilómetro 74 de esta Vía Verde, algo descuidada en algunos tramos por cierto, olvidada incluso, se acaba la tierra y ya solo queda un kilómetro de asfalto cuesta arriba, un último esfuerzo en el que cada uno interioriza lo que le trajo hasta aquí: el esfuerzo personal, la devoción, una magnífica terapia de grupo, un fin de semana distinto, o un poco de cada uno de estos ingredientes.

Un viejo apeadero abandonado en la Vía Verde
El Año Jubilar de Nuestra Señora de Cortes aún no ha comenzado, pero COPE Albacete ya ha visitado a la Patrona de Alcaraz para felicitarla por su octavo centenario, pedir por los nuestros y agradecer su intercesión en este último año tan compliado. Esta experiencia, denominada en su día ‘No te Cortes y vente’ ha vuelto a resultar un éxito y no descartamos la tercera edición, incorporando más peregrinos. Seguiremos informando…

64258