Un alto cargo de la Generalitat propuso reducir la publicidad en Radio Tele Taxi tras una crítica de Justo Molinero a Artur Mas

Justo Molinero

“¿Qué me ha dado Artur Mas a parte de por el culo? Nada más. Teletaxi TV no emite en este momento por culpa de él. […] Yo hace 32 años que estoy en este medio y nunca me han dado ni una peseta ni un euro y seguro que habéis oído que a Justo le han dado tal o cual”. Son palabras pronunciadas por el presentador y empresario Justo Molinero, la emblemática voz de Radio Tele Taxi. Su diatriba provocó un cruce de correos entre dos altos cargos de la Generalitat encargados de la publicidad institucional en los medios de comunicación. Uno de ellos propuso “bajar” la cantidad de 140.000 euros que el grupo de Molinero había recibido en 2016. Han contado la historia en eldiario.es.

Lo ha descubierto la Guardia Civil tras analizar el correo electrónico de Antoni Molins, exsecretario de Difusión del Govern y detenido e imputado en la investigación de los preparativos del referéndum del juzgado de instrucción 13 de Barcelona. El intercambio de correos se produjo el 24 de abril del año pasado después de una intervención televisiva de Molinero.

Molons envió un link con una noticia que daba cuenta de las críticas de Molinero a Ignasi Genovès, exdirector de Difusión. “¿Lo tienes presente?”, recordó Molons, a lo que Genovès respondió: “El año pasado le hicimos 140.000!! Lo bajo?”. Esta cifra es casi idéntica a los 140.658 euros que la Generalitat había inyectado en publicidad en Radio Tele Taxi. En los ejercicios anteriores, el Govern había pagado 128.580 euros (2015), 88.474 euros (2014), 66.594 euros (2013) y 13.038 euros (2012) en ese mismo concepto, según la documentación hallada en el despacho de Molons.
Las cifras son importantes a la vista de la respuesta final de Molons en el intercambio de correos con Genovès. “Lo sé, por eso te he pasado el link. Si alguna vez tienes dudas, vuelve a mirarlo. Creo que alguien no lo tuvo suficientemente presente los dos últimos años. Me parece un auténtico escándalo. Mírame en que punto estamos en este año porque ellos se me quejan de que no les ha entrado nada de nada y veamos. Pero vaya, volver a 2013 ya me parecería un escándalo”, concluye Molons.

“Si eres crítico, se rebajan las asignaciones”, cierra el Instituto Armado sobre los correos a cuenta de Justo Molinero de los altos cargos del PDeCAT. ¿Qué relación tienen estos correos con el referéndum para que hayan sido aportados a la causa de los preparativos del 1-O? Según la Guardia Civil, la clave está en el cargo que ocupaba Molons le permitía “margen y discrecionalidad de la disposición de fondos públicos”. Y a su vez, añaden los investigadores, esto esta relacionado con la campaña de publicidad del referéndum por la que Molons está investigado.

Correo con Artadi de febrero de 2018

La tesis de la Guardia Civil se apoya en otro correo electrónico de Molons, incluido en la causa del 1-O pese a escribirse cinco meses después de la votación. En el e-mail, Molons discute con Artadi la propuesta de ERC de intercambiarse las áreas de Comunicación (ayudas a medios y subvenciones por proyectos) y Difusión (publicidad institucional) en el seno del Ejecutivo, que en el Govern de Puigdemont estaban en manos de los republicanos y del PDeCAT, respectivamente.
Molons cree que la propuesta de ERC “tiene trampa”, ya que “no hay dinero para la parte de subvenciones”, y, en cualquier caso, “nunca podrá haber la misma cantidad que con la publicidad que depende de Difusión”. “La publicidad la necesitan todos los medios, en cambio no todos los medios presentan siempre proyectos para subvenciones. Desde 2012 hasta hoy no ha habido proyectos, pero siempre ha habido publicidad y no ha pasado nada. ¿Nos entendemos, no?”, expresa Molons.
“¿Por qué ERC quiere un cambio de cromos y tener lo que tenemos nosotros y que nosotros nos quedemos lo suyo? ¿Si tan bueno es tener la secretaría de comunicación, por qué no se la quedan ellos?”, concluye. Finalmente ERC consiguió que se nombrara a Miquel Gamisans secretario de Difusión (el cargo que ocupaba Molons, que pasó a la secretaría de Comunicación).

Al igual que varias de las conversaciones telefónicas interceptadas a lo largo de la investigación, el correo de Molons con Artadi ha sido aportado a la causa pese a no tener una relación directa con el referéndum. Lo que sí permite comprobar el correo es la lucha por el poder entre JxCat y ERC. “Se interpreta el interés de ambas formaciones por la secretaría de Difusión por tener mayor presupuesto y al juego que supone manejarlo”, señala la Guardia Civill
Molons se acogió a su derecho a no declarar el pasado jueves cuando acudió al juzgado. No está investigado por las ayudas que otorgó desde su cargo, sino por diseñar una publicidad institucional del 1-O enmascarada como una campaña de civismo. En este sentido, otro apartado del informe avala la declaración de un testigo la semana pasada, que dio a entender que Molons le dio un pendrive con carteles del 1-O y un teléfono solo para asuntos de la votación.
Finalmente, el informe de la Guardia también incluye modelos de cartas –que no se enviaron– intervenidas a Molons en un documento con una marca en diagonal en varios folios con la inscripción “Versión impresa en abril de 2016”, esto es, un año y seis meses antes del 1-O. Las misivas, sin fecha ni firma pero con el sello de la Generalitat, pretenden informar a medios de comunicación y a gobernantes y organismos de las nuevas competencias en telecomunicaciones de una Catalunya independiente.
Las cartas van dirigidas, entre otros, al entonces ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (que dimitió el mismo mes de abril de 2016) y a su homólogo francés, el hoy presidente de la República, Emmanuel Macron. La Guardia Civil cree que se confeccionaron antes de las elecciones catalanas del 27 de septiembre de 2015. De ahí que alerte de que en la documentación incautada “no se contempla un proceso independentista por la vía unilateral, ni una desobediencia a los tribunales”, ya que, pese a que los archivos están dirigidos a la creación de un estado catalán, fueron elaborados “en un momento en que no contradicen leyes vigentes ni pronunciamientos de Tribunales”.

52705