Trabajadores de RTVE despiden con una protesta a Rosa María Mateo



RTVE

El jueves 25 de marzo el Congreso de los Diputados elegirá presumiblemente al nuevo presidente de la Corporación RTVE, Jose Manuel Pérez Tornero. Tras la selección de los 10 miembros del Consejo de Administración a través de las dos cámaras parlamentarias, se concluye el concurso de méritos, iniciado hace mas de tres años a tal efecto. Ni los Consejos de Informativos ni la mayoría de trabajadores de la Corporación aprobamos el modo por el cual se ha resuelto este proceso de elección, con un peso determinante de cuotas políticas sobre la calificación de los proyectos y experiencia en buena gestión de los candidatos.

Este miércoles 24 de marzo desde el colectivo de trabajadores RTVESinPersonal y SinProducciónPropia Interna, hemos despedido con una protesta a la presidenta provisional de la Corporación pública Rosa María Mateo. Para ello, nos hemos vestido de naranja y acudido a los estudios donde actualmente realizamos alguna de las escasas producciones todavía no externalizadas en su totalidad. Hemos querido dejar constancia del balance negativo sobre el cual valoramos su presidencia provisional:

No se han incrementado los exiguos mecanismos de transparencia en la gestión. Sin información de los costes de las producciones ni de las condiciones contractuales (porcentajes de participación de los medios exclusivos de RTVE cuando estén contemplados, propiedad en derechos de explotación, cláusulas por baja audiencia,….). Sin transparencia en la gestión de RRHH y con una ausencia de una Relación de Puestos de Trabajo que clarifique la estructura y composición de la plantilla. Fruto de la manifiesta descompensación, en muchas áreas y centros de producción existe una carencia de personal y de recursos técnicos, excusa permanente para justificar la externalización de servicios y producciones.

La falta de una carrera profesional reglada consagra el clientelismo político y sindical. Los principios de idoneidad, mérito y capacitación quedan en una declaración de principios para el ordenamiento de la plantilla, sin mecanismos “ad hoc” ni control efectivo. La desmotivación y la desilusión de los profesionales lastra las capacidades competitivas.

Causa y consecuencia de los problemas expuestos, se encuentra la falta de producción interna, con medios propios. Durante estos casi 3 años de provisionalidad de Rosa María Mateo, esta externalización se ha extendido camuflando alguna de las producciones informativas (protegidas por ley) bajo la fórmula de “infoentretenimiento”. Así, empresas externas se encargan de la producción de contenidos para programas como “La hora de la 1” o “Las cosas claras”. Sin un control bajo el “manual de estilo” de RTVE, en las últimas semanas hemos asistido a la emisión de polémicos errores, como el famoso rótulo comparando la futura marcha al extranjero de la Princesa Leonor con la estancia fuera de España de su abuelo; o como recientemente la persecución a Mariano Rajoy con un estilo impropio de la Televisión Pública.

Los profesionales de RTVE estamos cansados de cargar con una responsabilidad por producciones ajenas. Esta misma semana hemos podido comprobarlo en la retransmisión de la “Volta a Catalunya” emitida en Teledeporte, con errores técnicos y de realización. En este caso, como en la casi totalidad de retransmisiones deportivas, sólo servimos de poste emisor, tras una señal de procedencia externa. En multitud de ocasiones, nuestras Unidades Móviles permanecen aparcadas mientras se contratan a productoras afines para programas y retransmisiones que deberíamos asumir.

Sumando la crisis de audiencias, que pone en entredicho la externalización del Prime Time, y el actual desprestigio de la marca RTVE, no podemos mas que calificar como suspenso la presidencia provisional de Rosa María Mateo y su equipo directivo, con la esperanza puesta en nuestro próximo presidente y sus intenciones renovadoras.

63506