Soraya Rodríguez será la nueva directora de RNE Ràdio 4



Soraya Rodríguez

Vilaweb publica que los cambios, que se harán públicos mañana a los trabajadores, no han sido comunicados al consejo de administración. Se prevé que Oriol Nolis sustituya Pere Buhigas, Soraya Rodríguez a Vicenç Sanclemente y Rafael Lara a Rosa Maria Quitllet.

El lunes se comunicará a los trabajadores de Radio Televisión Española (RTVE) en Catalunya relevos significativos en su cúpula. Se anunciará la destitución de Pere Buhigas, director de RTVE en Catalunya; de Vicenç Sanclemente, director de Ràdio 4; y de Rosa María Quitllet, directora de informativos de RTVE Catalunya. Estos cambios, que hace días que ya se comentan entre los trabajadores, han sorprendido porque hace poco más de un año que fueron nombrados en sus cargos y no se consideran motivados por motivos profesionales, sino movimientos de fichas de carácter político.

Además, los cambios se han ordenado desde la cúspide de RTVE sin haber informado el consejo de administración, un procedimiento que no está claro que se ajuste al reglamento. Roberto Lakidain, miembro del consejo de administración, es claro: «Ni se ha comunicado por correo ni a ninguna reunión del consejo, ni virtual ni presencial, se ha informado sobre destituciones y nombramientos en los centros de RTVE de Catalunya.
«La ley 17/2006, que regula el funcionamiento de RTVE, establece que el consejo de administración debe «nombrar y destituir al equipo directivo de primer nivel de la corporación RTVE y autorizar el nombramiento del de las sociedades filiales, a propuesta del presidente de la corporación».
La pregunta es: ¿Los directores de RTVE en Catalunya, el director de Ràdio 4 y la directora de informativos de RTVE en Catalunya son miembros del equipo directivo de primer nivel? Habitualmente son cargos que habían pasado por el consejo de administración, pero puestos a hilar fino no está claro que sea legalmente obligatorio. De todos modos, haber eludido este órgano hace despertar las alarmas por la falta de transparencia y de escrutinio en una televisión pública que a menudo ha visto la politización y el control de PP y PSOE como uno de los principales problemas de su gestión. Más aún cuando el presidente del consejo de administración, José Manuel Pérez Tornero, garantizó al Congreso una manera de hacer que ahora no practica. «Cuando se nombran los responsables que por debajo de una alta dirección debe haber un acuerdo mutuo entre la persona que propone (la alta dirección), el presidente y el consejo de administración en última instancia, que es el responsable de la misión de servicio público de TVE», dijo

El 20 de julio se ha convocado una reunión del consejo de administración en Santiago de Compostela donde se comunicará, ahora sí, la nueva estructura principal de dirección de informativos y donde se espera que se oficialicen estos relieves. Unos cambios que, como hemos dicho, se harán públicos el lunes. Quien convoca la reunión es Esteve Crespo, hasta ahora director de los centros territoriales de RTVE y nuevo director de contenidos informativos. De hecho, a pesar de haber sido propuesto aún no ejerce el cargo nuevo porque antes se someterá a una votación consultiva para saber si tiene el apoyo de los trabajadores de RTVE, una consulta que se vota este fin de semana. Su resultado no es vinculante y depende de cada persona como el Entoma. En 2019 los trabajadores de RTVE rehusaron que Enrique Hernández fuera nombrado director de información y actualidad, pero él aceptó el cargo de todos modos. En cambio, Almudena Ariza recibió un apoyo del 61,85% de sus compañeros, pero lo consideró poco y renunció a dirigir los servicios informativos.

Con todo, entre los trabajadores se apunta que los relevos de Buhigas, Sanclemente y Quitllet no se han decidido en el despacho de Esteve Crespo, sino en el de José Juan Ruiz, jefe de gabinete de Tornero y considerado muy vinculado al PP. Incluso, fuentes del comité de empresa de RTVE en Catalunya dicen que la decisión se ha tomado sin el conocimiento de Crespo, un extremo que no se ha llegado a confirmar.

El desbloqueo de la renovación de RTVE, punto de partida de los relevos
Una de las principales carpetas sobre la mesa de la política española es la renovación de las cúpulas de todo tipo de instituciones públicas con el mandato caducado. Es un problema que afecta a la cúpula del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo … y hasta hace poco de RTVE. Todo ello son cambios que exigen una mayoría parlamentaria amplia, pero desde hace meses el PP mantiene una posición de bloqueo sabedor de que las cúpulas actuales son las que se nombraron bajo el gobierno de Mariano Rajoy.

Este febrero, sin embargo, el PP cedió y acordó con el Gobierno la renovación de RTVE. Se nombró un consejo de administración con cuatro miembros a propuesta del PSOE, tres a propuesta del PP, dos a propuesta de Unidas Podemos y uno a propuesta del PNV. Un acuerdo que obviaba la propuesta del comité de expertos para despolitizar RTVE y que establecía que la presidencia sería para José Manuel Tornero.

Roberto Lakidain también lamenta el relevo de Buhigas y Quitllet por el impulso que habían dado a TVE con el incremento de programación en catalán; que si bien no habían conseguido hacer sombra a TV3 en términos de audiencia, programas como el matinal Cafè d’idees que presenta Gemma Nierga o el debate Obrim fil de Xavier Sardà han conseguido cierta influencia en el ámbito de la información de actualidad en Catalunya.

65092