Sergi Torrentà (Ràdio Sarrià): «Ahora no sabría pasar sin narrar los partidos»

Ràdio Sarrià

La voz más apasionada del Sarrià de balonmano nos la descubre Jordi Roura desde el Diari de Girona:
No le hablen ni de fútbol, ni de baloncesto, ni de ningún otro deporte. Lo que realmente interesa a Sergi Torrentà es el balonmano, y aunque le gusta ver los partidos europeos del Barça por la tele, siempre tiene la prioridad el Sarrià. El club de su pueblo, de donde fue concejal de Cultura, y los colores que defendió sobre la pista entre los 4 y los 24 años, sin llegar, sin embargo, nunca, al primer equipo. Torrentà, de 47 años, es desde la temporada pasada la voz más apasionada del Sarrià. El encargado de mantener viva una tradición de hace más de treinta años en la emisora de radio municipal Ràdio Sarrià: las transmisiones de los partidos (sólo como local) del club deportivo más emblemáticos del municipio.
Ràdio Sarrià se había quedado sin narrador la temporada pasada. Por los micrófonos de la emisora habían pasado nombres como los de José María Casamitjana, Jordi Paretas o Jordi Costa y él reunía las condiciones para tomar el relevo. «Yo colaboraba con la emisora haciendo un programa de entrevistas musicales y, por otro lado, siempre he seguido el balonmano. «Me lo propusieron como algo provisional pero ahora no sabría pasar sin narrar los partidos», admite el locutor, que trabaja de comercial. La suya es una colaboración «por amor al arte» y le permite «llevar a todas las casas la sensación que están viviendo el partido en el pabellón». Ha vivido, y narrado, los mejores momentos de la historia de la entidad, como el ascenso a División de Plata consumado en Avilés el pasado mayo (donde excepcionalmente se desplazó dada la trascendencia de la fase), o la visita del Granollers, de la Liga Asobal, al municipio, en la Copa Catalana, que los de Salva Puig estuvieron a punto de ganar (17-18, en la final). Ahora el sábado toca el estreno en la Copa del Rey contra el Antequera, una competición que también le ilusiona «porque si el equipo supera esta eliminatoria jugará de nuevo en casa contra un rival de la Asobal y eso no deja de ser histórico».

Torrentà ha sido doce años de concejal de ERC en el Ayuntamiento, de 2004 a 2007 en la oposición, y a partir de ese año, en el gobierno como responsable de Cultura. La radio siempre le ha llamado la atención y ve las transmisiones de los partidos «como una buena manera de llevarlo a la gente». Porque «con el éxito del año pasado ha creado una afición aún más fuerte», asegura, destacando también el papel de Neus Mercader, con quien comparte las transmisiones y las redes sociales. «Narrar el ascenso a División de Plata en el partido definitivo contra el Calvo XIRI me puso la piel de gallina. Y no dudé de continuar ante la posibilidad de narrar los partidos en Plata », recuerda el narrador. Eso sí, afirma que pudo reprimir las lágrimas.

«Soy muy efusivo»
¿Como es Sergi Torrentà como locutor? Él mismo se define: «explico lo que pasa en la pista poniendo el sentimiento que tendría si estuviera en la grada animando. Me gusta mucho ponerme en la piel de la afición y que realmente quien lo escuche, que lo sienta, que lo viva como si se encontrara en el pabellón. Soy muy efusivo», subraya.
El Sarrià debutó en la segunda división de balonmano española ganando en Córdoba pero el sábado perdió en casa contra el Málaga. Será una liga larga y dura, donde la aspiración de los de Salva Puig es la de la permanencia. Torrentà cree que «estamos en una categoría nueva y tenemos que ver el nivel que tienen todos los equipos. Lo que está claro es que el comportamiento de nuestros jugadores es muy serio aunque competir con muchos rivales que son profesionales». Una de las claves puede ser el factor pista «porque en Sarrià el balonmano y el club están muy arraigados. Los chicos sienten a hablar de los otros deportes pero sigue tirando mucho del balonmano. La mayoría de padres queremos que nuestros hijos jueguen en Sarrià y esto ha generado esta afición, con el empuje del ascenso». El público, en casa, aprieta duro, pero también sabe reconocer las virtudes del adversario: «el sábado después del partido contra el Málaga la gente quedó a aplaudirles. Yo hablaba con jugadores suyos que estaban alucinando con la afición que tenemos».

De momento, de todos los partidos que ha narrado, lo que más le ha impresionado fue un Sarrià-Sant Quirze de la pasada temporada en Primera Catalana. Estaba en juego el primer lugar y terminaron empatando. «Es un partido para figurar en la hemeroteca de los buenos aficionados», asegura. Después, como no podía ser de otra manera, tampoco olvida los duelos contra el Avilés, el Maristas Algemesí y el Calvo XIRI a la fase de ascenso. No sabría decir cuál ha sido el gol que ha cantado más fuerte.
Y el sábado toca la Copa del Rey. Otra tarde para la historia que ni Ràdio Sarrià ni Sergi Torrentà, se perderán. «Me hace ilusión. Estará bien, volvemos a jugar en casa y se vivirá un gran ambiente contra el Antequera, que será un rival durísimo, que de momento no ha perdido. Sería todo un premio ganar y recibir un equipo de Asobal», dice.

56909