SER Cuenca repasó las anécdotas de la historia de la radio en Cuenca

SER Cuenca

Con motivo del Día Mundial de la Radio SER Cuenca ha charlado con José Ángel García, Emilio López Adalid y Pepe Monreal sobre sus muchos años al frente de un micrófono contando la vida en Cuenca.

Para celebrar el Día Mundial de la Radio hemos reunido en ‘Hoy por Hoy Cuenca’ a tres veteranos periodistas radiofónicos de la ciudad: José Ángel García, Emilio López Adalid y Pepe Monreal. Con ellos hemos recordado anécdotas de su profesión y de la historia de la radio en Cuenca.

José Ángel García llegó a Cuenca en la década de los 70 ha desempeñado toda su carrera profesional en Radio Nacional de España (RNE). Siempre cerca de cualquier movimiento y actividad cultural, ha sido director de la Real Academia Conquense de Artes y Letras y nos ha recordado como crearon programas con formatos novedosos y
experimentales en la radio de Cuenca de los primeros años de la Transición. «Se llama ‘Elemental, querido culto’ y cada programa estaba montado de una forma. Según la temática podía ser como una novela negra, de ciencia ficción, de terror o un musical».

Emilio López Adalid llegó a Cuenca en 1967 para trabajar en la sección de Deportes de Radio Peninsular, después integrada en Radio Cadena Española y desde los años 90 en RNE. Aunque después se integró en la plantilla de informativos, nos ha recordado alguna anécdota como cuando, en los años 80, la directiva del Conquense prohibió que se hicieran declaraciones a Radio Nacional «y concretamente a Emilio López», dice el locutor, «porque yo hacía unas crónicas que no beneficiaban al club». «Después cambiaron al entrenador que era Ángel Rodríguez Torres y vino Jaime López Sendino y en la última jornada nos salvamos del descenso. Varios directivos del club reconocieron entonces que yo tenía razón».

Pepe Monreal trabajó en los años 80 en la emisora de Cuenca de la cadena Rueda Rato (a partir de los años 90 absorbida por Onda Cero) y después en Rueda Rato Granada y en Canal Sur Radio. La radio privada era distinta a la pública y se cubrían muchas horas de programación local por lo que el veterano locutor ha hecho de todo frente al micrófono, «como un concurso de compro, vendo, cambio en el que uno mandaba, por ejemplo, una sartén y el otro lo cambiaba por una tostadora». Aunque muchos recordarán aún sus largos programas de música en los que sonaban en Cuenca bandas como los Eagles.

47712