Saül Gordillo, director de Catalunya Ràdio, a un paso del banquillo por el anuncio del 1-O



Saül Gordillo

La Voz de Galicia publica que la Audiencia de Barcelona ha dejado a las puertas de juicio por desobediencia al director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, por la difusión de anuncios del 1-O en la emisora pública, si bien considera de «notable calado» su argumento de que no tenía competencias en el ámbito publicitario.

Así lo sostiene la sección segunda de la Audiencia de Barcelona en un auto en el que desestima el recurso interpuesto por Gordillo contra la decisión de la titular del juzgado de instrucción 13 de Barcelona de procesarle por un delito de desobediencia en la causa abierta a una treintena de imputados, entre ellos varios ex altos cargos del Gobierno catalán por el 1-O.

Al igual que en el caso del director de TV3, Vicent Sanchis, a quien la Audiencia también confirmó su procesamiento por desobediencia, la sala concluye que existen indicios para juzgar a Gordillo por participar presuntamente en un «plan común» para la preparación, publicitación y celebración del referendo, en su caso «autorizando o no oponiéndose» a la emisión de la publicidad del 1-O en Catalunya Ràdio.

La Audiencia subraya que Gordillo respondió el 16 de septiembre del 2017 con un «endavant» (adelante) al requerimiento de Llorach sobre la emisión en Catalunya Ràdio de la «Campanya institucional del referendo», pese a que el Tribunal Constitucional (TC) ya le había notificado la providencia en que le conminaba a impedir cualquier acto que ignorase la suspensión del 1-O.

«La desobediencia que se le atribuye se enmarca en el contexto de una coautoría donde junto a un concierto o acuerdo previo existiría un reparto de roles o funciones (algunos de ellos delictivos autónomamente) para hacer efectivo un plan común sobre el referendo de autodeterminación y, en última instancia, la independencia de Cataluña, que es lo que precisamente dio lugar a que altas personalidades catalanas fueran acusados de rebelión», esgrime la Audiencia.

En su recurso, el abogado de Gordillo, alegaba que el director de Catalunya Ràdio fue víctima de un «equívoco», tanto por parte del TC como del juzgado 13 de Barcelona, ya que por su cargo de director de Catalunya Ràdio carece de competencias en el ámbito comercial y de publicidad, por lo que su función se limita exclusivamente al contenido de informativos y de programas.

59744