Ricard Ustrell (Catalunya Ràdio) opina sobre la situación que se vive en Ràdio Sabadell



Ricard Ustrell

Ricard Ustrell, actualmente en Catalunya Ràdio, pero ex Ràdio Sabadell ha publicado esta carta en naciodigital.cat en apoyo del recientemente despedido Manolo Guerrero.
Mi padre en la radio se llama Manolo Guerrero. Y desde el 2001 y hasta hace pocos días ha sido, bajo el cargo de jefe técnico de Ràdio Sabadell, el alma de la radio municipal de nuestra ciudad. Para que lo entendáis: fue la primera piedra pero también es la última. Manolo es el hombre que cuando entras en la radio te observa, te huele, deja que te equivoques tantas veces como sean necesarias y te ayuda a no caer. Es la red que todos los que hemos pasado hemos tenido y nos ha dado confianza para creer en lo que hacíamos.

Pero esto sólo es el principio de la historia.
Cuando entras a trabajar en Ràdio Sabadell te das cuenta que es quien aguanta todo el peso de la emisora. Está en todas partes. A las tres de la madrugada cuando se cuelga la radio, cubriendo la cabalgata de los reyes, haciendo un bolo especial por Sant Jordi, subiendo a la Mola a hacer un programa especial, programando, pintando paredes, grabando vídeos, llevando las redes, reformando los estudios, buscando nuevas sintonías, instalando un nuevo sistema informático, cambiando los indicativos, colgando audios en la web, llevando aguas … Manolo durante más de 16 años ha sacrificado su vida por una sola pasión: la de hacer radio y enseñarnosla a hacer. Y con él he tenido el privilegio de pasar mis mejores ratos de radio durante aquellos 6 años que compartimos en la 94.6 de la FM.

Estos últimos días se ha sabido que el Consejo de Administración de Ràdio Sabadell ha despedido a través de un burofax al jefe técnico de la emisora. Los trabajadores de la radio sostienen que ha sido acosado, vaciando su puesto de trabajo para justificar este despido. Además, argumentan que hay venganza personal porque el anterior jefe técnico, pareja de la actual concejal de Comunicación, fue despedido y fue Manolo quien lo sustituyó.

Es indignante y hace días que la situación en Ràdio Sabadell no se aguanta por ningún lado.
Y cuando decía que Manolo es la primera piedra pero también la última es porque sin él me temo que la radio no podrá aguantar mucho tiempo.
Lo saben y lo firman sus trabajadores. Sin alma, una radio, como cualquier proyecto, muere. Y si ese es el objetivo político que hay detrás: eliminar la radio que debía ser pública, la que esta vez parecía que sí, que tenía que ser de todos los sabadellenses, me parece de una praxis política muy cuestionable y semejante en la que vivíamos no hace mucho tiempo en esta ciudad.
Las explicaciones que ha dado hasta ahora no sólo han insultado a Manolo Guerrero si no directamente a todos aquellos que hemos aprendido a hacer radio con Ràdio Sabadell. Y somos unos cuantos: los trabajadores actuales pero también los que fuimos un día: Albert Miralles, Toni Ruiz, Maria Mas, Santi Ricart, Albert Castellví, Mireia Llunell, Mireia Izard, Xavi Bundó (grande), Xavi Pardo, Laia Colomer, Lluís Subirana, Xavi Sala, Carles Fité, Toni Padilla, Laura Rosel, Roger Escapa, Albert Beorlegui, Jordi Saura y Jordi Tarradas, entre otros. Es una falta de respeto a la profesión, a los que amamos la radio, y los que creíamos en el cambio político de la ciudad.

47423