Ràdio Santa Cristina a punto de volver al aire tras cuatro años en silencio



Histórica imagen de Radio Hovetrinch

Tal como informa Joan Trillas desde El Punt – Avui, el Ayuntamiento de Santa Cristina d’Aro (Girona) ha impulsado la recuperación de la histórica radio municipal, Ràdio Santa Cristina, una iniciativa que comenzó su recorrido en 1982 y terminó en 2014, si bien en la última etapa gestionada por una empresa con un convenio con el Ayuntamiento. el pasado viernes 10/8, a las ocho horas de la tarde, se presentó el proyecto en la sala de plenos, donde se hizo un homenaje a los fundadores.

Hace varios meses que el Ayuntamiento, a través del concejal de Radio Municipal, Xavier Figueras, trabaja en el nuevo proyecto. Por un lado, adquirió el material técnico necesario de equipos informáticos, consistente en un procesador, un portátil y software y lo puso en marcha. Y por el otro, contrató a Sergio Marin como jefe de contenidos, programación y emisión de Ràdio Santa Cristina. La emisora, que se podrá escuchar en el 107.7 del dial de FM, así como también en internet por streaming, actualmente está instalada en un local del pabellón municipal de Deportes.

La emisora municipal comenzó a emitir en febrero de 1982 en el desván de una casa solariega, Can Diego. Ràdio Santa Cristina surgió de la fusión de dos iniciativas radiofónicas de jóvenes del municipio. Por un lado, de Radio Hovetrinch, que impulsaron Jordi Finazzi (alias Horacio Pinchadiscos y actualmente directivo de Prisa Radio en América Latina), Francisco Vegas (Veguez), Marcel Ferré (Triac), Josep Quintana (Indio) y Jordi Taberner (Cherve). Por el otro, un grupo de radioaficionados que trataban de sacar adelante una radio local, que estaba integrado por Josep Ferrer, Santi Gascones y Manel Prieto. Con la fusión, los jóvenes impulsores de la iniciativa radiofónica se instalaron en un local de la misma carretera. El primer director fue Josep Ferrer.
Tres años más tarde, en 1985, la radio se instaló en el edificio Teulera, ante la plaza mosén Baldiri Reixac. Con el cambio de emplazamiento, la emisora, aparte de mejor situada, consiguió más espacio y adquirió más aparatos. Pero un año más tarde, un rayo provocó destrozos incalculables en la radio, lo que obligó a cerrarla. Una clausura que se revirtió en 1990 con su reapertura. En aquella nueva época, el director era Carles Brea. Disponía de una cuarentena de colaboradores y emitía de las ocho de la mañana a las doce horas de la noche.
En 1992, los miembros de la radio hicieron una parada para la fiesta mayor para poder actualizar los equipamientos y, al mismo tiempo, comprar la música que no llegaba. La emisora funcionó hasta 2014, cuando una empresa cogió la radio tras un convenio con el Ayuntamiento. Un convenio que terminó en 2014 y, de este modo, el Ayuntamiento pudo recuperarla e instalarla en el primer piso del pabellón municipal.

53082