Quim Morales se despide de RAC 105 con reproches a la dirección de la emisora



Quim Morales

Arnau Vila escribe en elnacional.cat que en la radio y televisión los programas vienen y van. No es ninguna novedad. Lo mismo les pasa a sus presentadores y colaboradores. Un día están y al otro tienen que buscarse nuevos proyectos. Así es la maravillosa y apasionante vida de todos aquellos que apuestan por dedicarse a los medios de comunicación. Algo que bien sabe el periodista nacido en Badalona, Quim Morales, quien, tras dos años al frente del programa matinal de RAC 105, La primera hora, se ha tenido que despedir de sus oyentes.

Lo ha hecho con tristeza, como es normal, y con un potente discurso que no ha pasado desapercibido para nadie. Una reflexión, de poco más de dos minutos, que Morales pronunció en directo durante la mañana del viernes 16 de julio, coincidiendo con el último programa, antes de irse de vacaciones. Unas palabras con las que el catalán agradece todo el apoyo recibido, así como la oportunidad que la empresa le ha brindado, durante dos años, de alegrar las mañanas de muchos. Un discurso de despedida que no ha estado exento de polémica, puesto que Morales también ha aprovechado para disparar contra la emisora de radio privada de Catalunya. Todo lo que ha dicho, a continuación.

«No descubro nada si digo que estos dos años que teníamos marcados por contrato no han sido fáciles. Pese a esto, hemos hecho con gusto nuestro trabajo y os hemos despertado cada mañana con un programa familiar, divertido, un poco gamberro y cargado de creatividad y complicidad». Así empezaba Quim Morales despidiéndose de los oyentes de su programa, que durante dos años le han acompañado de lunes a viernes desde las seis hasta las once de la mañana.

Una marcha en la que el de Badalona no dudó en disparar contra los altos cargos de la cadena. Claro, directo y conciso. Morales, sin pelos en la lengua, dijo: «Hemos echado de menos una dirección con la que evaluar nuestro trabajo y mejorarlo en la manera que fuera posible. También un proyecto sólido y claro, para relanzar RAC 105, como el que se nos prometió hace dos años y que por desgracia no se ha visto por ningún lugar». Boom. Aunque, la serie de reproches de Morales contra sus superiores solo había hecho que empezar. El locutor prosiguió diciendo: «Estamos muy agradecidos a todos por vuestros mensajes de ánimo y por los de toda la gente que sí entiende de radio y vive con perplejidad decisiones como la que hace que hoy nosotros tengamos que desaparecer».

Una emisora, entre RAC 1 y RAC 105, en la que el periodista catalán ha estado trabajando durante 16 años de su vida, que se dice pronto. Emisora, por cierto, a la que Morales se refiere como «fantástica», aunque no precisamente por los directivos que están al mando, sino por los redactores que trabajan en ella. Compañeros con los que tanto Quim Morales como el resto de su equipo han conseguido crear un sentimiento de equipo. Una unión que, según desveló, muchas veces se ve empañada por «corrientes fríos y de mediocridad que se escapan desde algún despacho». Morales cogiéndose al pie de la letra el refrán que dice: por lo que me queda en el convento, me cago dentro.

Así las cosas, el presentador y su equipo, el próximo 30 de agosto ya no estarán en RAC 105 despertando a los oyentes. Su lugar lo ocupará Ernest Codina, quien en un pasado ya estuvo trabajando en la cadena. El de Badalona formará parte del equipo de Catalunya Ràdio, emisora en la que empezó cuando era estudiante de la mano de Antoni Bassas. Morales será el encargado de ponerse al frente de la última hora de El matí de Catalunya Ràdio, presentado por Laura Rosel. Lo hará con la colaboración de Joel Díaz y Charlie Pee. Suerte y aciertos.

65180