Profundizando en «los fantasmas» de Ahora Radio (SE)



Ahora Radio

El programa «Cuarto Milenio» (Cuatro) del periodista e investigador Iker Jiménez (ex Cadena SER) sacó a la luz el pasado domingo un hallazgo estremecedor en una radio local de la localidad sevillana de Gelves. Al parecer, un fantasma deambula por el edificio de la emisora «Ahora Radio», mientras ocurren otros fenómenos paranormales como ruidos, golpes o incluso voces.

Comienza el programa con una descripción exhaustiva del edificio donde se ubica la radio y que parece ser la clave de todos estos acontecimientos espeluznantes. El inmueble se levanta sobre restos romanos, musulmanes y renacentistas y junto a él se ubica una iglesia. La emisora está en la primera planta del edificio, pero esconde otros muchos secretos que el programa fue desvelando progresivamente. Rafael Sánchez, un periodista local, explicó que el edificio lo donó el Duque de Alba, por lo que se le puso Escuela Nacional Duque de Alba y se proyectó en el año 1921, pero no se inauguró hasta 1955.

Los trabajadores de la emisora relatan numerosos episodios escalofriantes como el movimiento de objetos, ruidos de muebles antiguos que no existen o incluso voces.
Israel Jiménez, Jefe de Programación cuenta cómo estaban probando un aparato telefónico nuevo regulando los volúmenes. En ese instante, a través de los altavoces se escuchó la voz de una señora. «No sé si sería mayor o no, pero fue un momento muy curioso en el que un escalofrío nos recorrió el cuerpo». Era un sonido que provenía de dentro, no era una llamada exterior.

Nacho Ares, experto de «Cuarto Milenio» señaló que «en unas excavaciones que se dieron en la Iglesia, pared con pared con este palacete, se descubrieron restos humanos que todavía hoy no han sido identificados. Unos misteriosos esqueletos que algunos identificaron como los causantes de los fenómenos paranormales que han empezado a sucederse aquí desde ese descubrimiento», comentaba.

Una redactora de la radio relató que «estábamos en el estudio dos o tres personas en ese momento y se escuchó un ruido muy fuerte en la planta de abajo y cuando nos asomamos nos encontramos el cuadro de una Santa en medio de la planta y bocarriba».
Un equipo de técnicos visitó las instalaciones para llevar a cabo su investigación y arrojar un poco de luz a estos sucesos sobrecogedores. Paloma Navarrete, la médium del programa de Iker Jiménez, junto con Ares, fueron los protagonistas de varias escenas escalofriantes. Navarrete comentaba mientras movía el péndulo por las habitaciones: «Me encuentro con un campo alterado. Aquí hay gente de distintas épocas. Este sitio ha sido muchas cosas. Aquí hay enterramientos y hay alguien ‘mal enterrado’. Tiene que haber abajo un sótano, por decirlo así, o una cripta o algo que tiene personas fallecidas antiguas y por lo menos en uno de esos hay alguien ‘mal enterrado’. Por aquí detrás hay alguien. Es un hombre, un fraile», decía a la vez que señalaba hacia una pared sombría y oscura.

Y empezó a describir al protagonista de esta historia, aunque señaló que había más de uno. «Lleva un hábito. Es alto, delgado. La cara no se la veo bien. Se pasea mucho desde este lugar hacia la iglesia que está aquí al lado. Está en su territorio. Este sitio tiene mucha historia». Navarrete comenzó a preguntar: «¿Por qué estas aquí?» A lo que respondía el fraile fantasmagórico: «No me puedo ir». «¿Tu nombre?», seguía ella. «Yo ya no soy nadie», contestó. Me dijo: «Estoy mal muerto», «mal enterrado», continuaba la medium sin titubear. «Además estaba en un sitio donde había tres sepulturas. En una no había nadie, en otra había uno y en la del centro había varios. Me dijo también algo así como ‘no quiero estar aquí’».

Eso impresionó a Paloma Navarrete que comentó ya en plató que nunca le había pasado antes. «No me dejó ayudarle a marcharse», señaló a un Iker Jiménez perplejo.

El edificio también podría haber sido un colegio vinculado a la iglesia conjunta, ya que la medium aseguraba que en el edificio había habido niños. Sin embargo, dadas las épocas del lugar podría haber servido para más usos. «Eso pudo ser un colegio, pero hay una cripta abajo muy antigua donde hubo enterramientos. Pueden aparecer seres de distintas épocas del edificio», añadía Navarrete.

Ruidos durante la grabación

El experto del programa contó cómo durante la investigación «in situ» en la emisora captó sonidos durante algunas entrevistas, como «ruidos de muebles arrastrando por el edificio. Es un sonido muy característico como de madera». «Es llamativo cómo se reproducen los fenómenos, como si quisieran llamar la atención», contaba Ares.

«En ocasiones en el estudio de la radio escuchan como si alguien llamara a la puerta y al abrir allí no haya nadie». «En ese pasillo pusimos detectores de presencia y saltaban». «No recogimos psicofonías en el estudio de televisión conjunto, pero sí se percibe el sonido de que ha saltado el detector de movimiento».

Según ambos expertos, los fenómenos siguen produciéndose a día de hoy que aunque no tienen una continuidad, sí pasan a lo largo del tiempo. La primera planta de esa emisora local es el foco de esos ruidos siniestros y efectivamente en los sótanos hay una cripta como ya advirtió la medium y a la que se puede acceder desde la iglesia.

48175