Paco Vélez, Un amigo y un hombre de radio



Paco Vélez (derecha)

Augusto Delkader le ha dedicado estas líneas en la web de la Cadena SER:
El 1 de agosto de 1992 reuní a parte de la dirección de Antena 3 de radio para informarles de la toma de una participación por parte de PRISA en la compañía. Mientras hablaba observé que había uno de ellos con los ojos enrojecidos y que no paraba de llorar. Dirigiéndome a él le dije que estuviera tranquilo y que en nuestro plan de hacer un gran proyecto de radio contábamos con todo el mundo. Me respondió: «mire yo no es que esté tranquilo. Estoy encantado con el proyecto y sé que estamos en muy buenas manos. A mí lo único que me pasa es que ayer enterré a mi mujer».

Esta anécdota siempre la he recordado como el compendio de las dos características fundamentales de Paco Vélez, su humanidad y su profesionalidad. Apenado y entristecido por el desgarro de haber perdido a su esposa no dudó en estar presente en la que iba a ser la primera reunión de lo que fue el gran proyecto de Unión Radio (hoy, Prisa Radio).

Su contribución decisiva desde los diversos puestos que ocupó en la organización contribuyeron a consolidar esta empresa de radio, escribir una de las más brillantes páginas del medio en España y sentar las bases para nuestro posterior desarrollo en América.

Con lenguaje sencillo, claro y directo imponía por convencimiento muchos de sus criterios por su autoridad profesional. Su dedicación, constancia y lealtad al equipo es de los que han marcado una época.

Dotado de un sentido del humor, que guardaba celosamente para contadas ocasiones, fue un amigo y compañero que será recordado por todos.

Los directores de las emisoras de la SER saben de sus exigencias, pero también se sintieron confortados siempre en el cumplimiento de sus funciones por un talante comprensivo y un recurso último de ayuda para superar escollos insalvables.

Formó y enseñó a no pocos ahora directivos de la SER y solo sintió desdén para aquellos que no tenían sensibilidad y entendederas para comprender la grandeza y la calidez de la radio, en la que hasta para ser director financiero es necesario saber eso: que estas en una radio.

Hoy cuando, como todos los días de todos los años desde 1924, suene cada hora el indicativo de la SER ya no estará con nosotros uno del equipo, que como tantos otros, en en estos casi cien años de historia, han dado paso a nuevas generaciones que siguen empeñadas en disfrutar haciendo radio, creando ese espacio mágico de las ondas y en el que Paco Vélez ha escrito su nombre con todo merecimiento.

Augusto Delkáder, Presidente de la Cadena SER y director editorial de PRISA

59569