Paco González (COPE): «Para mí, ganar un Mundial era un sueño imposible»



Diego Jimeno le ha entrevistado para Diez Minutos:
En apenas un mes, Paco González pasó de dirigir el programa más exitoso de la radio deportiva a narrar los partidos del Mundial de Sudáfrica, en Telecinco. Justo después iniciaría su nuevo y exitoso camino en COPE.

Por las venas de Paco González corren ondas de radio. Hablar con él resulta familiar porque, también en persona, te demuestra esa cercanía que transmite cada vez que se pone al frente de una nueva jornada de Tiempo de Juego. En la COPE, su casa desde hace 10 años, dirige a un equipo donde la regla más importante para formar parte de él es ser buena persona, máxima que repite constantemente.

Eso sí, hubo un momento en su vida en el que hizo un paréntesis en su relación con la radio, un «lo dejamos, por un tiempo». El mes de mayo del 2010 fue muy convulso para él. En esas fechas, Telecinco estaba finiquitando el equipo que iría a Sudáfrica para cubrir la participación de España en el Mundial. Cuando en Mediaset se enteraron del despido fulgurante de Paco González de la SER, lo llamaron de inmediato. Con los comentarios de José Antonio Camacho, Paco asumió la responsabilidad de narrar una Copa del Mundo que acabaría siendo histórica para millones de españoles.

  • Se cumplen 10 años de la victoria de España en el Mundial, ¿qué recuerdo tienes como aficionado?
  • Hay partidos que casi he olvidado. No he olvidado lo que sufrí, por ejemplo, con Chile, con Honduras y, desde luego, con Paraguay y Portugal. Tampoco he olvidado lo que disfruté en la semifinal con Alemania. No he querido ver los partidos luego, la verdad. Como sé que tiene final feliz, no me he parado a revisionarlos. Si me dices ahora, ¿te acuerdas del gol de Villa contra Portugal? De ese sí me acuerdo. Si ya me dices ¿te acuerdas de quién le tira el penalti a Casillas, contra Paraguay? Pues creo que es Cardozo, pero ya empiezo a dudar. Me acuerdo de mucho pero no de todo.
  • Te echaron de la SER pocos días antes de fichar por Telecinco para el Mundial y, justo después, se confirmó que te ibas a la COPE. ¿Cómo fue ese puente SER-COPE, pasando por Telecinco?
  • A mí me echan de la SER justo cuando va a jugar el Atlético de Madrid la final de la Europa League (12 de mayo del 2010) y en los siguientes días, no sé si fue al día siguiente, me llamó J.J. Santos para ver si quería hacer el Mundial con ellos. Yo estaba encantado. Durante esos días, antes de irnos a Sudáfrica, yo me reuní con todas las radios aquí y me fui para allá sin cerrar nada. Lo teníamos más avanzado con Punto Radio que con ninguna otra. Fue un mes de locos. Por un lado debía estar a lo que tenía que estar, que era el Mundial y el trabajo en la tele, y por el otro cualquier minuto libre que tenía hablaba con los compañeros que se iban a venir conmigo, para ver a qué radio íbamos a ir finalmente. Fue un poco… iba a decir un poco locura. El mes del Mundial fue un mes inolvidable, en realidad. Pasó todo de una manera muy bestia. Y a todo esto, España ante su posibilidad de ganar un Mundial por primera vez, que para mí, como aficionado al fútbol, era un sueño imposible. Lo del Mundial yo sabía que, si pasaba, iba a ser algo único. Mucho me temo que tardará en repetirse, si se repite.
  • Telecinco tenía derechos de 8 partidos. ¿Tenías esperanza de que todos, salvo el inaugural, serían de España?
  • No, no. Yo voy allí a ver si se nos da bien, a ver si hay suerte, a ver si estamos como en la Eurocopa,… Lo que siempre pensé es que íbamos a ir lejos. De hecho, hay un programa en Telecinco, un sábado noche, en el que presentan al grupo de periodistas que íbamos a ir para allá, y nos piden que pongamos en una vuvucela nuestro pronóstico de final y el mío fue España 2 – Holanda 1. Todo esto fue antes de irnos para allá y de que empezara el Mundial. Yo siempre tenía la manía de ponerme a hacer, en los mundiales, los posibles resultados, grupo por grupo, y así me iban saliendo. Y me salía esa final desde el principio, que España iba a jugar contra Holanda.
  • Pasaste de dirigir el programa líder de la radio española a narrar partidos. ¿Hacía cuánto que no narrabas un partido?
  • Ni me acuerdo ya del último partido que había narrado. A mí me preguntó J. ¿qué quieres hacer? Y yo le dije es que no estoy acostumbrado a otra cosa, no sé si sabría hacer de comentarista o de presentador. Me preguntó, ¿te parece que narres? Y yo le dije sí, hace tiempo que no narro pero es lo que sé hacer. Me dijo que vale e hice eso y un programa en La Siete (antiguo canal que pertenecía a Mediaset), donde teníamos un especial por la noche. Yo encantado, lo que me mandaran, faltaría más.
  • ¿Cómo fue narrar los partidos con los comentarios de Camacho? ¿Es siempre tan pasional como demostró con su famoso Iniesta de mi vida?
  • Un placer. Yo creo que en todos los equipos de trabajo lo primero que tienes que hacer es procurar llevarte bien con todos. Si tú formas un equipo de buena gente eso sale y aquel equipo era todo muy buena gente: J., Sara… todos, todos los que estaban allí, los que curraban que se les veía y los que no se les veía. Y Camacho es un ser excepcional, es que hacía equipo durante el día. Estaba allí con su mujer, con Cris, y lo mismo te organizaban una chuletada para todos, que levantaba la moral de la tropa después de perder con Suiza. Decía esto ahora sí que lo ganamos seguro, ahora sí que vamos a ir con las orejas tiesas. Era muy fácil, hacer el trabajo con alguien majo es muy sencillo.
  • Hay un vídeo en el que se ven las celebraciones, cómo Camacho te abrazaba y te zarandeaba con cada gol de España
  • Es todo. Por ejemplo, me acuerdo de la semi, que era un 7 de julio, y como Camacho había entrenado en Pamplona, le daba una importancia tremenda a que hiciéramos un guiño a Pamplona. Nos tuvimos que poner el pañuelico y cantar lo de A San Fermín pedimos por ser nuestro patrón… Es que al estar él muy involucrado es más fácil todo. Es de las personas que ha pasado por un cargo y no le desea mal a quien le sucede en el cargo, porque normalmente el que ha sido seleccionador no quiere que al siguiente le vaya mejor. No, él es tan buen tío y tan amigo de Del Bosque que yo creo que se alegró más que el propio Del Bosque, porque su amigo levantó un Mundial que él no pudo por un árbitro, el que pudimos ganar en Corea y Japón.
  • ¿Recuerdas el Nostrapacus que hiciste en las semifinales del Mundial, en el gol de Puyol?
  • Me salió del alma, porque además son cosas que no se preparan, evidentemente. Al ir a sacar el córner dije ¿cuánto tiempo hará que no mete la selección de córner? Porque era verdad, no teníamos muchos muy altos, aunque aquella selección estaba mucho más compensada si lo piensas ahora. Tenían su Puyol, su Ramos, su Piqué, su Xabi Alonso, que podía caernos algún remate de cabeza. Pero de repente lo pensé, y dije en una selección de bajitos, ¿cuánto hará que no marcamos un corner? ¡Pumba!
  • ¿Recuerdas haber hecho algo especial el día de la final del Mundial? ¿Llevabas algún amuleto?
  • Yo hice de todo, de todo lo que se puede hacer, porque tengo ahí cosas supersticiosas. No es que no las quiera decir, es que son tonterías. Por ejemplo tenía un reloj blanco que me había comprado ahí en el aeropuerto, un relojillo cualquiera y dije este me da suerte, no lo suelto, y el reloj blanco tenía que ir. Luego teníamos espacios entre programas, e incluso al comienzo de la retransmisión, que empezábamos con mucho tiempo y había publicidad. Yo me salía a fumar y cuando me salía a fumar de la tribuna de prensa a un espacio que había para fumadores allí, pasaba por mi cabeza de todo.
  • ¿Has vuelto a escuchar la narración del gol de Iniesta?
  • El gol sí porque sacaron hasta un disco de cara a la Eurocopa siguiente. No hay dos sin tres se llamaba la canción que empezaba con la narración que hice del gol de Iniesta. Sí, ese si lo he escuchado. Y me lo han cantado gente joven, amigos y niños. Pero yo no me acuerdo, ahora mismo no recuerdo cómo lo narré. Es que a mí me da corte oírme. Yo normalmente no me veo nunca, no me leo nunca, no me escucho nunca. Me da corte.
  • Ganar un Mundial es algo que solo nos ha pasado una vez en la vida. ¿Te dio rabia no poder conseguido junto a tu equipo, con tus amigos?
  • Rabia no. Yo sentía extrañeza cuando llegaba a un estadio, como al estadio de la final y tenía a Lama a 30 metros. En una zona de la tribuna de prensa estábamos las teles y ellos en la zona de las radios. Yo decía qué raro es esto que no esté con mi familia de siempre, pero como generamos también una familia de muy buen rollo en Telecinco, no me sentía un extraño en ese grupo, para nada. Estaba muy feliz de poder contar el Mundial. La alternativa habría sido estar escondido en casa o en una isla por ahí, pero, como me dijo mi mujer, de un Mundial no te puedes esconder.
  • Si te ofrecieran de nuevo narrar un Mundial por televisión, ¿lo harías?
  • Es que yo creo que ahora no pegaría. Oye, si me vuelven a echar, pues yo encantado. Yo, por encima de todo, estoy agradecido a Telecinco, a la llamada de J., al cariño que me demostró y todo lo que hizo por mí, pero también a todo el equipo, que se portó genial. Lo que viví con Sara, con Camacho, con su mujer, con las visitas que le hacía Casillas a Sara cuando estaban empezando… para mí todo eso es inolvidable. Pero luego me quiero acordar de los jefes. A mí como me tratan Manolo Villanueva y Paolo Basile es espectacular. Fue una oportunidad maravillosa y estoy agradecido a todos ellos. Amigos como Pepe Ribagorda, que presenta el informativo del fin de semana, el cariño que me dio. Es que solo puedo hablar bien de Telecinco.
  • ¿Crees que volveremos a ganar un Mundial? ¿Confías en la selección actual o tienen que pasar otra generación para volver a lograrlo?
  • Con el tiempo, pues supongo que sí. Si ya lo hemos hecho una vez, pues subiremos otra vez al Everest. Con lo que veo a día de hoy, creo que no. Para ganar ese Mundial tuvimos que ser muy superiores y aún así nos costó: varios 1-0, sustos, prórrogas… Y yo creo que ahora mismo no somos muy superiores. Nos haría falta mucho para volver a ganar el Mundial.
  • En Tiempo de Juego soléis hablar mucho de cine y televisión. ¿Cuál es tu película o serie preferida? ¿Qué serie que estés viendo recomendarías?
  • Yo estoy, desde hace años, enganchado a The Blacklist. Me mola mucho y me quedan ahora dos capítulos por ver, porque soy de los que no ve la versión original sino la doblada. Ahora acabo de terminar una que es muy tranquilota. Esta solo la recomiendo para el verano o para el momento de la siesta. No tiene gran acción, se llama Bordertown y es un inspector de policía finlandés muy especial. Es un tío que tiene una capacidad de memoria extraordinaria. Es que me engancho a muchas. Por ejemplo, nos ha dado pena a toda mi familia Modern Family, porque hemos estado diez años con Modern Family y vimos el otro día los dos últimos capítulos. Te diría mil, es que estoy muy enganchado a muchas series.
  • ¿Te imaginas un Tiempo de Juego en formato televisivo? ¿Cómo crees que sería?
  • No me lo he imaginado porque no tengo esa necesidad. Si hay que hacerlo se haría. En Italia existe lo que llaman La Domenica Sportiva que, sin imágenes, hacen algunas horas de programación conectando con el campo. A mí es un formato que no me resulta atractivo, pero con la base de algo siempre se puede crear. El Chiringuito se ha creado sin un solo derecho de imagen y han construido ahí un nicho de audiencia fantástico, te guste o no, eso ya es otra cosa. Siempre hay una capacidad para inventar en el periodista.
  • 60359
loading…