Onda Color de Málaga es el operador audiovisual más premiado de Andalucía



Onda Color

La podemos conocer mejor gracias a este artículo de La Opinion de Málaga:
Un reportaje de premio contra los rumores
Éste es el título que recibe el reportaje por el que Onda Color ha recibido una de las dos distinciones de esta edición de los Premios de Comunicación Audiovisual Local de Andalucía. El reportaje fue emitido en febrero de 2019, en el programa Cerca de tu casa. La pieza relata la historia de un hombre que precisa la ayuda de los bomberos para entrar en su casa. Cuando trasciende la nacionalidad del protagonista de este relato, marroquí, en redes sociales se propaga la idea de que es un terrorista. Este reportaje, cuyo autor es Alejandro Blanco, se enmarca en la línea de esta radio comunitaria, basada en la metodología Stop Rumores, de Andalucía Acoge. Este método se usa para detectar y desmontar rumores de tipo racista: «Lo intentamos desmontar haciendo periodismo. Es fácil si le añades una visión comprometida», explica Blanco. El fin principal fue, entonces, el de analizar la forma y las causas de la propagación de un bulo, así como las consecuencias de difundir este tipo de información.

Onda Color emite en el 107.3 de FM.
La radio malagueña sin ánimo de lucro más galardonada del panorama audiovisual andaluz, Onda Color, cuenta en la actualidad con dos únicos trabajadores, un periodista y un técnico de sonido. La colaboración ciudadana de más de 60 personas se hace imprescindible para esta radio comunitaria, que se ha convertido en el operador audiovisual más galardonado en la historia de los Premios de Comunicación Audiovisual Local de Andalucía.

«No sólo somos la radio más premiada, somos el operador audiovisual más premiado», matiza Alejandro Blanco, vocal de Programación de Onda Color. Este reconocimiento, asegura este vecino del distrito Palma-Palmilla, quizás sirva «para callar las bocas de aquellos que piensan que este tipo de comunicación es un juguete para la ciudadanía; hay mucha calidad», defiende Blanco.

Estar aliquindoi es su día a día. Su misión, la de ser un altavoz para todos los vecinos de este distrito y para todos los malagueños. Una radio creada por y para la ciudadanía. «Enseñamos a la gente a ejercer su derecho a comunicar porque pensamos que es esencial empoderar a la sociedad en este sentido», explica Blanco.

Los vecinos de Palma-Palmilla llevaban tiempo reivindicando la necesidad de contar con un medio de comunicación de esta índole. Su petición se convertiría en una realidad cuando, en 2008, Onda Puerto Radio cambió su ubicación. Promovida por la Asociación de Vecinos del Puerto de la Torre, la predecesora de Onda Color se mudó a este distrito, en el que lleva desarrollando su labor más de once años.

La elección de un nuevo nombre se antojó entonces fundamental. Onda Color es el resultado de un concurso público en el que se llegaron a recabar más de 200 nombres diferentes, todos ellos propuestos por vecinos de Palma-Palmilla y de Málaga. El logo fue elegido en asamblea por los miembros de la radio. Las ondas del sonido, a todo color, representan a la perfección la esencia de esta radio comunitaria. «Somos más que un medio de comunicación. Tenemos un compromiso importante con el territorio y con los movimientos sociales», defiende Blanco.

La necesidad imperante del distrito era la de contar con un medio de comunicación que lo tratase de forma justa, ya que «los vecinos habían diagnosticado que uno de los problemas del barrio estaba relacionado con cómo los medios de comunicación cubrían lo que ocurre en Palma-Palmilla». Ahora, el distrito cuenta con una radio en la que son los propios vecinos los que desarrollan la programación y llevan a cabo la gestión de este operador. El proyecto de transformación social que quieren llevar a cabo desde esta radio comunitaria va más allá: «Queremos que la gente se empodere en la comunicación y para eso es necesario que gestionen el propio medio».

En este sentido, Blanco asegura que cualquier persona interesada en el proyecto puede formar parte de esta transformación social. «Lo que en otra radio se llamaría simplemente oyente, en Onda Color puede ser mucho más», comenta su vocal de Programación.

A la parrilla pueden sumarse tanto asociaciones como personas de manera individual. Mediante la presentación de un proyecto de programa, cualquier miembro de la sociedad podrá optar a desarrollar un programa en Onda Color. Siempre y cuando, eso sí, no contradiga los principios y objetivos expuestos en los estatutos de esta radio. En su web, se puede consultar un listado con los programas prioritarios, entre los que se encuentran formatos como entrevistas, debates, magazines o informativos. Además de distintas secciones en las que se dan cabida a la investigación, la política, los movimientos sociales y los ciudadanos.
Al límite

A día de hoy, Onda Color se encuentra en un «momento de debilidad». Este medio comunitario está diseñado para poder seguir operando sin llegar a tener ningún trabajador contratado. El operador, explica Blanco, está organizado para que la gente pueda ir a hacer su programa y ejercer su derecho a comunicar. Esta ambición, «natural y sana», podría llegar a asustar a aquellas emisoras comerciales, que temen que este tipo de medios incidan en su monopolio publicitario. «Nos dan igual los grandes anunciantes. Nosotros queremos tener los recursos económicos suficientes para ser significativos en nuestro territorio», defiende Blanco, que denuncia que no se haya avanzado nada en una Ley que lleva aprobada desde hace más de un año.

La Ley Audiovisual de 2010 establece que se debe proceder a la reserva de frecuencias para los medios de comunicación comunitarios. «El Gobierno no cumple esta Ley y la Junta de Andalucía ha mostrado lentitud y poco interés», asevera Blanco. El vocal de Programación de esta radio asegura, con tono desalentador, que esta inactividad por parte de las administraciones provoca que «la radio española sea la ley de la selva».

Onda Color ha recibido este 2019 dos menciones especiales en la VI edición de los Premios de Comunicación Audiovisual Local de Andalucía. Un reportaje desmontando un rumor racista y el programa Hablemos Pensionistas, llevado a cabo por la Asociación Pensionistas en Acción, se suman a las cinco distinciones recibidas desde 2014. Onda Color se convierte así en la operador andaluz más galardonado.

Además, Onda Color ha recibido, este pasado año, el premio Épsilon de la Federación Central Ciudadana, en la categoría de medios de comunicación.

58016