Navarra.com denuncia que Ana Ollo favoreció con 76.000 euros a Euskalerria Irratia, de la que es accionista

Ana Ollo

El Gobierno de María Chivite seguirá beneficiando a medios de comunicación afines al nacionalismo vasco a través de una convocatoria a la carta de ayuda al euskera por la que se han llegado a repartir hasta 700.000 euros cada año gracias a criterios subjetivos y a medida de los interesados.

Se trata de una partida que fue creciendo cada año durante el Gobierno de Uxue Barkos y que la consejera Ana Ollo ha asegurado que se mantendrá ahora, a pesar de que el Ejecutivo lo lidera María Chivite. El Partido Socialista denunció durante su etapa en la oposición este sistema opaco de financiación a la carta de determinados medios cercanos a Bildu y PNV.

Además, durante el pleno del Parlamento de Navarra se ha desvelado que uno de los medios más beneficiados por estas ayudas indecentes es la radio Euskalerria Irratia, de la que es socia la consejera Ana Ollo y desde cuyo departamento se impulsa la convocatoria a medida.

En concreto, la emisora sin apenas audiencia reconocida en la Comunidad foral recibió 76.000 euros sólo en 2019 gracias a una convocatoria preparada y arreglada para beneficio de medios de comunicación al dictado del nacionalismo vasco. En este caso, la emisora fue fue fundada, entre otros, por Patxi Zabaleta, histórico miembro de Herri Batasuna.

La propia consejera ha sido incapaz de responder a la denuncia efectuada por el parlamentario de Navarra Suma Alberto Bonilla, que ha desvelado la relación de Ana Ollo con la emisora beneficiada, de la que también fue accionista Uxue Barkos, que ya en su momento trató de asignarle dinero a dedo a través de los presupuestos en el Congreso.

«Muy estético no es, porque además adelantaron la convocatoria para entregar el dinero pocos días antes de las elecciones», ha asegurado Alberto Bonilla, que ha denunciado el entramado de ayudas a medios para favorecer sólo a medios afines al nacionalismo vasco. «No hay nadie que audite a estos medios de forma oficial», ha asegurado Bonilla sobre los miles de euros que reciben determinadas cabeceras sin cumplir requisitos legales y sin audiencia reconocida por ningún estamento sólo con la excusa de utilizar el euskera.

Ollo ha atacado al parlamentario de Navarra Suma recurriendo a Cs, a la foralidad y al dinero que se gasta en Galicia, pero ha callado sobre el reparto a dedo a medios afines y de los que ella misma forma parte, en una intervención muy nerviosa e incapaz de explicar con datos la convocatoria hecha exclusivamente para favorecer a medios amigos.

De esta manera ha confirmado que el Gobierno de María Chivite seguirá permitiendo esta auténtica falta de respeto profesional con el resto de medios de Navarra que tienen el favor de la audiencia para favorecer a otros exclusivamente por su afinidad política.

Las empresas beneficiadas
En la convocatoria de 2019 se benefició a una treintena de empresas editoras de medios de comunicación, algunos con audiencias absolutamente residuales y completamente desconocidas para los ciudadanos, pero en todos los casos afines al nacionalismo vasco.
En el caso de prensa escrita, los periódicos abetzales Berria y Diario de Noticias recibirán 65.262 y 43.508 euros, respectivamente.

En el caso de las revistas en euskera, 9 de ellas se van a repartir 273.270 euros de la siguiente manera: Gazteberri aldizkaria (8.700 euros), Nafarroako Hitza (15.119 euros), Eworld aldizkaria (11.123 euros), Unibertsitateko aldizkaria (13.698 euros), ttipi-ttapa (126.239 euros), Axular aldizkaria (4.127 euros), Guaixe aldizkaria (71.518 euros), Mailope aldizkaria (12.900 euros) y Pulunpe aldizkaria (9.842 euros).

Tres revistas en castellano pero que utilizan el euskera se llevarán 30.015 euros de esta manera: Mendixut (30.015 euros), La voz de la Merindad (10.215 euros) y Entreto2 (12.783 euros).

Las radios en euskera recibirán 169.000 euros por el mero hecho de utilizar un idioma, al margen de que apenas tengan audiencia. Euskalerria Irratia (76.075 euros); Beleixe Irratia (10.070 euros), Antxeta Irratia (4.241 euros), Esan Erran Irratia (10.077 euros), Aralar Irratia (11.069 euros), Xorroxin Irratia (43.534 euros) y Karrape Irratia (14.844 euros). Otra radio que emite en castellano aunque con uso del euskera, Irati Irratia, percibirá otros 15.400 euros.

En el caso de los medios on-line se destinaron 32.630 euros a 7 páginas sin audiencia medida ni auditada por ningún organismo oficial, en otra corruptela más del Gobierno nacionalista de Uxue Barkos, Bildu y Podemos.

En concreto, la empresa editora de Euskalerria Irratia volvió a ‘trincar’ otros 4.424 euros; erran.eus percibe 8.871 euros; guaixe.eus se embola 7.667 euros, antxetamedia.eus recibirá 1.430 euros; xaloatelebista.eus ingresará 2.013 euros; Amezti.eus percibirá 3.716 euros y hamaika.eus se embolsará 4.507 euros.

Una empresa radicada en Bilbao (Aldizkari Digital Multimediak SL) ha percibido nada menos que 50.000 euros de los ciudadanos navarros por editar la revista Ttap en aplicaciones móviles con ediciones para Guipúzcoa y Vizcaya.

57533