Muere Alfonso Eduardo Pérez Orozco, maestro de la radio y la televisión



Alfonso Eduardo Pérez Orozco

Carmen Aniorte escribe en ABC que el ahora calificado maestro de la radio y televisión, Alfonso Eduardo Pérez Orozco, ha muerto este jueves 7/01 tras una larga enfermedad que le borró sus recuerdos. Esos mismos que una generación –en la que se incluye la que escribe estas líneas– no hicieron más que aumentar su amor por el cine con el mítico «Revista de Cine». Nacido en Montellano (Sevilla), siempre mostró un amor inconmensurable por su tierra, aunque de cara a cámara en TV o ante los micrófonos hablaba como si fuera de la misma Valladolid.

Comenzó su experiencia radiofónica en 1960, en la emisora Radio Vida (germen de la COPE). Allí tenía «Hit Parade» –luego con el tiempo se llamó «Es grande ser joven»–. En este rincón Alfonso Eduardo Pérez-Orozco ofrecía novedades musicales tanto nacionales (incluido el flamenco, otra de sus grandes pasiones) como aquellos éxitos que llegaban del otro lado del Atlántico vía Rota y Morón.

Su salto a la televisión llegó en los años setenta presentando y dirigiendo «Revista de Cine» (1974-1981), junto al crítico Alfonso Sánchez, Pepe Ruiz y el carismático Pepe Ludmir (cronista desde Hollywood) o el gran Enrique Herreros en las retransmisiones de los Oscar. Escuchar la sintonía del programa –el tema de Elmer Bernstein para «Los siete magníficos»– era una invitación a adentrarse al mundo de Hollywood con sus rodajes, entrevistas (como la que realizó a John Ford) o su fiel cita a todos los festivales nacionales e internacionales de cine.

En San Sebastián habló con George Lucas, un joven desconocido llamado Harrison Ford y RD2 en la premier de «Star Wars». Trabajador incansable, durante los años de emisión de este programa lo compaginó en RNE con «Estudio 15-18» junto a Marisol del Valle. Se da la circunstancia de que es el único profesional que ha recibido dos ondas, uno por el programa de TVE y otro por el espacio de RNE.

Además de los Ondas también fue reconocido con el Premio Nacional de la Academia de Música por su labor de divulgación del flamenco y con el Premio de la Prensa Internacional en el Festival de Cannes, así como la medalla del círculo de escritores cinematográficos. Tras la cancelación del programa, en 1981 fue el director de la I edición del Festival Internacional de Cine de Sevilla y posteriormente (1983-1990) se puso al frente del Festival de Cine Ecológico y de la Naturaleza del Puerto de la Cruz.

En papel dirigió «Revista de Cine» en la que dió oportunidad a muchos amantes del séptimo arte a mostrar sus inquietudes. En su Sevilla del alma, editó la revista «Flamenco hoy», así como condujo más adelante en Canal Sur «El Arriate», sobre el mundo de la copla y la cultura popular. También en la autonómica andaluza presentó «Nocturno». Hoy el libro de su vida se ha fundido en negro; pero en la memoria de todos los que le conocimos y aquellos que aman al cine gracias a él siempre habrá un continuará.

62411

loading…