Menos cambios de los esperados en la «revolución» de Montserrat Domínguez en Cadena SER



Montserrat Domínguez

Fernando Cano escribe en elespanol.com que Montserrat Domínguez prepara el próximo curso de Cadena SER a marchas forzadas. La crisis económica se ha cebado con la emisora lo que deja muy poco margen para realizar grandes fichajes obligando a su nueva directora de Contenidos a hacer encaje de bolillos con gente de la casa.

En este sentido, hay cierta decepción en la plantilla de la emisora del grupo Prisa porque la revolución que se prometió con la llegada de Domínguez hace dos semanas podría quedarse en algún cambio cosmético y poco más.

«Una revolución para que no cambie nada», es la frase que se escucha con más fuerza entre el equipo de Cadena SER. Este diario ya confirmó que la propia Domínguez ratificó personalmente a Pepa Bueno en su puesto de presentadora de Hora 25 y algo similar podría pasar con Àngels Barceló en Hoy por Hoy.

De esta manera, en los dos grandes programas de la cadena prácticamente no se experimentarán cambios, algo que ha decepcionado a parte de la plantilla que esperaba una modificación sustancial en el rumbo de la Ser.

Una inquietud que se ha sumado a la preocupación por la línea editorial que está comenzando a tomar Cadena SER, cada vez más cercana a los postulados del Gobierno y de Pedro Sánchez. De hecho, ha causado sorpresa en la casa el tono de determinadas informaciones muy beneficiosas para los intereses de Moncloa.

Guillermo Rodríguez
Una situación que se está produciendo de la mano de Guillermo Rodríguez, director de informativos y responsable de contenidos digitales. El hasta ahora director del HuffPost es probablemente uno de los directores de Informativos con mayor responsabilidad y peso dentro de la Cadena Ser en los últimos años.

Históricamente, los directores de Informativos de la Ser han tenido gran independencia, pero en esta oportunidad Rodríguez estaría incluso al mismo nivel jerárquico de la propia Montserrat Domínguez y el director general Ignacio Soto.

Una situación que le hace directamente responsable de la línea editorial de la emisora y sin tener que reportar a ninguno de los otros dos directivos.

De hecho, en sectores de la SER se destaca la cercanía de Rodríguez con el ala más cercana al Gobierno dentro del grupo Prisa. Esa habría sido, según estas fuentes, una de las principales motivaciones para nombrarle en el cargo.

Una tendencia que se ha visto reflejada en las últimas semanas con algunas coberturas que han sido muy amables con el Gobierno. Incluso esta línea se ha trasladado directamente a la información que la Ser vuelca en su página web, una suerte de medio con entidad propia que es una de las apuestas estratégicas de Prisa.

Audiencias de la SER
En cualquier caso y al margen de motivaciones políticas, la Ser necesita un cambio de rumbo muy importante, en especial para poder mejorar sus datos de audiencia que durante la pandemia han ido a la baja.

Los datos del EGM indican que la oleada de abril cerró con 4.367.000 oyentes, lo que supuso crecer un 0,3% si se compara con los datos de finales del año pasado. De esta manera, COPE se quedó con 3.367.000 fieles y un crecimiento de 127.000 oyentes, un 3,9% más.

La distancia entre las dos emisoras se recortó hasta el millón de seguidores. En cuanto a las mañanas, Carlos Herrera volvió a recortar distancias con el liderato. En esta oportunidad registró 2.583.000 oyentes, lo que supuso un crecimiento de 151.000 fieles y un 6,2%.

En cambio, Hoy por Hoy de Àngels Barceló superó los 3.055.000 seguidores, un crecimiento de 75.000 y un 2,5%. La distancia entre los dos es menos de medio millón de oyentes.

En las noches, sigue liderando Hora 25 de Pepa Bueno, aunque pierde el millón de oyentes y se queda en 957.000, 117.000 menos y un 10,9% de retroceso. La Linterna de COPE mejora hasta los 888.000 fieles y crece un 9,8%.

Problema en los deportes
Sin embargo, la gran sangría de la emisora se produce en los deportes. En el caso de las noches, El Partidazo de Juanma Castaño superó a El Larguero de Manu Carreño con 753.000 fieles y un 2,3%. La Ser llegó a los 746.000, un 2,6% menos.

Los fines de semana, Tiempo de Juego supera por la mínima los sábados con 1.537.000 oyentes, un 11% menos, mientras que Carrusel de Dani Garrido llegó a los 1.503.000 seguidores, un 3%. La COPE mantuvo su distancia manteniendo parte de la ventaja conseguido en diciembre.

El domingo, Carrusel se hundió hasta los 1.304.000 oyentes, un 28,8% menos y 528.000 seguidores de retroceso. Tiempo de Juego ganó un 12,4% hasta los 1.792.000. De estar por debajo, COPE ha pasado a tener una ventaja de más de 450.000 oyentes.

Es probablemente en los deportes donde se hagan los pocos cambios que puedan venir. Carreño tiene un contrato que se renueva todos los años y todo indica que no será prorrogado. En el caso de Garrido, podría ser destinado a otras funciones ya que es un histórico de la casa. Ahora se abre un proceso para buscarles sustituto, aunque con pocas semanas por delante.

64700