Las 35 temporadas de «Madrid al Tanto» en Onda Madrid



Madrid al tanto

J.L. Guerrereo publica en As que llevamos siete meses acoplándonos a la nueva normalidad tras la repentina y duradera irrupción del coronavirus en nuestras vidas. El fútbol profesional está salvando el trance gracias a la lluvia de millones de la televisión, pero este mismo deporte tiene una cara B. La Segunda División B y Tercera echan a andar entre un mar de dudas. Un fútbol al que le falta el dinero, pero le sobra la ilusión. Un fútbol de verdad, en el que los aficionados podrán acudir a los campos (las autoridades así lo permiten en muchos casos, con aforo siempre limitado, al tratarse de una categoría no profesional) y ver in situ a los 22 protagonistas. Lo que antes era normal ahora es noticia. Escuchar los aplausos y gritos en los campos. Por ejemplo, los 450 espectadores, que entrarán en el campo de Navalcarbón este domingo para ver el partido entre Las Rozas y el Castilla (Grupo V de Segunda División B), serán unos privilegiados porque en la Comunidad de Madrid el único fútbol que se había visto era por la televisión, puesto que el acceso de público a los encuentros de Primera y Segunda División está restringido.

En un tiempo en el que nos resulta más fácil ponernos en la piel del otro porque todo el mundo está sufriendo de algún u otro modo esta pandemia, el fútbol modesto busca salir a flote en medio de la total incertidumbre. No hablamos sólo de los futbolistas o entrenadores sino de toda la estructura del fútbol base en la que trabajan, colaboran, construyen y viven miles de personas alrededor. Por eso la Segunda B y la Tercera División merecen hoy más que nunca nuestra atención como medio de comunicación deportivo. Sirva este AS Color no para decir que somos los mejores sino que existen otros medios que siempre están al pie del cañón con el fútbol modesto como Madrid al Tanto, que arrancará este domingo (de 11:00 a 15:00 horas) su 35ª temporada consecutiva en las ondas. Si las categorías inferiores del fútbol madrileño representan un vivero de jugadores, lo mismo ocurre con Madrid al Tanto y sus periodistas. Rodrigo de Pablo recoge el testigo de José Luis Poblador, Laura Cabrera, Jose Vicente Delfa, Jose Manuel Díaz, Santi Acedo, Javier Reyero, Jose María del Toro y Pedro Liza para presentar y dirigir Madrid al Tanto Contrarreloj, con Irene Yustres como segunda voz.

“Es el programa decano de la Radio Pública de Madrid y dentro de toda la parrilla es el que es 100% servicio público. Llega donde ningún otro programa llega. Un espacio muy arraigado porque su esencia nunca ha cambiado: el amor por ese primer fútbol, por el que uno se enamora y el que tienes en la puerta de tu casa. Ese amor permanece intacto y por eso envejece tan bien Madrid al Tanto”, nos cuenta Rodrigo de Pablo, que asegura que afronta su mayor reto en Onda Madrid, una emisora a la que llegó en 1998 y en la que uno de sus primeros recuerdos fue la narración de un Puerta Bonita-Navalcarnero. “El fútbol ha cambiado y no para bien. Se ha deshumanizado y el jugador le han convertido en casta. No es lo que ocurre con el fútbol modesto, que nos recuerda a ese fútbol de los 80, más cercano donde mirabas a los ojos y a la cara a los futbolistas. Esa es la intención en esta temporada de Madrid al Tanto Contrarreloj, mostrar la cara humana y dar luz a un montón de historias e intrahistorias alrededor de un balón”, subraya el nuevo presentador del programa, que en plena segunda ola del coronavirus, cumplirá con su faceta de servicio público, a través de sus 40 colaboradores, para informar de la última hora de la incidencia de la COVID-19 en el fútbol madrileño.

En unos tiempos en los que las redes sociales y Google marcan la agenda informativa, todavía encontramos románticos de este antiguo oficio llamado periodismo como Pedro Liza, que fundó el programa en 1985 y seguirá otra temporada narrando goles en la sintonía de Madrid al Tanto. “Todo comenzó con Ramiro Morera. Nos pusimos en contacto con Onda Madrid porque Ramiro tenía en San Fernando de Henares un garito para hacer su pinitos radiofónicos y queríamos dar cobertura al deporte base de la Comunidad de Madrid. El programa se fundó como ‘Comunidad Deportes’. Pusimos unos carteles en la Universidad Complutense buscando estudiantes que estuvieran interesados en colaborar y se nos presentados 800 personas. Estuvimos un sábado desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche para quedarnos con cinco personas para formar un equipo original en el que estaban Francisco Javier Reyero González y Jose María del Toro”, rememora Pedro Jesús Liza, que siempre cuenta la anécdota de que el Jesús se lo puso su madre por venir al mundo un 24 de diciembre a las 12 de la noche. Sirva también como homenaje para todos aquellos periodistas como él que siguen ejerciendo la profesión con la pasión del primer día. Admirable.

  • ¿Cuál es el club más simpático del fútbol madrileño?
  • Ahora mismo estoy en departamento de comunicación del Trival Valderas, donde no cobro al igual que me sucede con Onda Madrid porque hay otra gente que lo necesita más que yo. Pero entiendo más que irás por clubes como el Orcasitas, el Puerta Bonita o el Carabanchel. Son los nombres más míticos.
  • ¿El club al que guarda más cariño?
  • El Oña de Sanchinarro porque también formo parte de la directiva, es el club de mi barrio (risas). Mira, había un equipo que jugaba en Nuestra Señora Soledad y ahora juega en otra zona. Era el Fuencarral. Jamás olvidaré la cabina de hormigón armado desde la que contaba el número exacto de espectadores que presenciaba el partido y lo contaba en antena.
  • ¿Y el estadio más mítico?
  • Pues La Mina y El Hogar. Siempre han sido los campos de las cantinas, del olor al bocata de panceta, lo entrañable, el descanso y la que gente que se comunicaba dentro del campo. No había gritos insultantes. La gente iba a disfrutar y no armar bronca. El fútbol de barrio. El Pegaso cuando jugaba en Ciudad Pegaso también era la leche.
  • ¿Cuál es el mejor futbolista que ha visto en los campos madrileños?
  • En Foresta, en Tres Cantos, el Galáctico Pegaso tuvo un delantero llamado Mata. Decían que vaya pardillo, que no cogía un balón… Yo por aquel entonces hablaba con el entrenador Fernando Sierra y le decía: “La gente que habla mal de él no tiene ni p… idea de fútbol, ¿no?”. Se veía que la Tercera se le quedaba coja. Luego más atrás en el tiempo, el Espanyol se fijó mucho una época en el San Fernando de Henares, de donde se llevó a Zambrano. Luego están los clásicos como Alfredo Santaelena o Juan Sabas, gente con mucha raza. Salían de Tercera muy rápido. Daba gusto ver esos partidos, ahora la Primera División se la dejo a gente muy lista y jovencitos que lo saben todo, yo prefiero lo divertido.
  • ¿Cuál es el futbolista que mejor habla ante un micrófono?
  • Ahora Mario, el gran capitán del Trival Valderas. O Juanan, en el Pinto. Hay otros muy parcos, pero lo que hay que hacer es hablar con los protagonistas antes, aunque sea de gilipolleces. Así le vas tanteando de cara luego a cuando le metas en antena y le preguntes lo que te dé la gana. Si te responde con monosílabos ahí, entonces sabrás que tendrás que prepararte más preguntas cuando le entrevistes en antena. A los jovencitos, por ejemplo, tienes que ayudarle a quitarse los nervios.
  • ¿Fútbol de tierra o de césped artificial?
  • Todos los jugadores deberían pisar tierra cuando están empezando en este deporte. Ahora ves a los niños y se quejan demasiado. Creo que se tienen que hacer un poco. La hierba es mejor, pero la tierra hacía endurecerte. Era un juego más vivo. Esto era como cuando existía la mili, un sitio donde aprendas a recibir órdenes y prepararte para lo que vendrá luego en la vida.
  • ¿Su mejor recuerdo en Madrid al Tanto?
  • Llevo unos años cubriendo al Trival Valderas (Alcorcón) y cuando canté al quinto año el ascenso fue increíble. Yo estaba en la banda. Si te digo la verdad todos los recuerdos que tengo de la radio son buenos. Y de los compañeros, como cuando quedamos para hacer la quiniela y comer torreznos al Oña. Disfruto hasta lo malo.
  • ¿Se puede vivir del periodismo?
  • A ver, yo no quiero quitar la ilusión a los jóvenes. No soy nadie. Sólo sé que tienes que llegar con muchísima ilusión para que no te la quite nadie. Eso sí, la ilusión va con la boca, que tiene que alimentar el estómago. Por desgracia es un medio de vida continuado para los trepas y donde tienes que ser como un espía. Por tanto, y como consejo para los jóvenes, es que si se meten en esto del periodismo les tiene que ilusionar de verdad.
  • ¿Pero hoy la gente joven escucha la radio?
  • No se ven tantos transistores en los campos como se veían antes. En el Bernabéu estaba todo dios con Matías Prats.
  • Dígame alguno de los nombres de aquella alineación de primeros periodistas de la temporada 1985-86…
  • Mira, tengo aquí algunos nombres en el ordenador: Santiago Acedo, Carlos de Torres Iglesias, Santiago García, Juan Carlos Molero, Jose Vicente Delfa, Ángel Luis Melendez García, Jose María Miguelez Romo, Julio Santos Blanco, Luis Villarejo, José María del Toro, Francisco Javier García Reyero…
  • Julio Santos Blanco es otro mítico de las ondas que sigue transmitiendo la emoción del fútbol modesto…
  • Sí, continuamos una temporada más juntos. Te digo una cosa más para finalizar la entrevista, a mí lo que me da vida e ilusión es la juventud que me rodea.
  • Ya me explicará el secreto de la juventud a sus 68 años…
  • Cuando quieras, te invito a unos torreznos y te lo cuento.

61297

loading…

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*