‘La vida moderna’ (Cadena SER) mejora su audiencia un 55% tras el amago de cancelación



La Vida Moderna

La comedia se abre paso en la Cadena SER según leemos en PR Noticias. Tras encadenar varias bajadas de audiencia consecutivas, La vida moderna ha conseguido romper esta racha negativa en la 1º ola del EGM de 2020. Según recoge el estudio, el programa que comandan David Broncano, Ignatius Farray y Quequé acumula 62.000 oyentes diarios en su emisión lineal, lo que se traduce en un incremento del 55% (+22.000 fieles) con respecto al dato que el espacio anotó a finales de 2019.

Pese al repunte que ha experimentado en el primer EGM del año, La vida moderna continúa lejos de sus buenos tiempos, cuando lograba firmar más de 200.000 oyentes cada noche gracias a un horario más favorecedor (01:30 horas, justo después de El larguero). De hecho, se trata del segundo peor dato histórico del programa, cuya audiencia ha caído un 38% en comparación a los números que manejaba hace justo un año.

Por otro lado, hay que reconocer el mérito que encierra la subida que ha cosechado el espacio en este EGM. Cabe recordar que tras la caída que experimentó en la anterior oleada, el trío de humoristas decidió cerrar La vida moderna tal y como prometieron, por lo que la cadena de Gran Vía, 32 se vio obligada a apostar por un compilado con los mejores momentos del programa para rellenar la franja. Pese a este contratiempo (que finalmente se solucionó gracias a la ‘clausula El transistor’), el formato ha logrado mejorar sus audiencias, lo que le añade mérito extra a la gesta.

Una vez más, los resultados del EGM no hacen justicia con La vida moderna, cuya mayor fuerza sigue estando en las redes sociales y las plataformas de streaming. Más allá de los discretos números que viene marcando en su emisión lineal, el programa no ha perdido un ápice de gancho en Youtube, donde cada entrega es capaz de acumular más de 150.000 visualizaciones en menos de 24 horas. Ahí reside la razón por la que la SER mantiene su confianza en el espacio: atrae a un público joven que, de otra manera, se mantendría al margen de la radio, complementando con acierto la oferta habitual de la emisora de Prisa.

Con respecto a su futuro en antena de cara al próximo curso, Quequé anunció recientemente en prnoticias que se reuniría con Broncano e Ignatius a lo largo de estas semanas para tomar una decisión sobre la continuidad de La vida moderna. “Nos lo pensamos seriamente el año pasado pero decidimos que no, que podía tener un año más y creo que el año que estamos teniendo está mereciendo la pena. No sé, tenemos que juntarnos los tres porque esto es una democracia orgánica y decidir qué hacemos, en un mes o así yo creo que lo tendremos decidido”, apuntó.

59361