La Unió de Periodistes Valencians exige que se incremente la partida presupuestaria destinada a À Punt



UPV

En apmadrid.es leemos que la asociación considera insuficientes los 66,9 millones previstos para 2022, una cantidad que supone un recorte del 1,65% respecto a 2021.

La Unió de Periodistes Valencians ha mostrado en un comunicado su descontento por la partida destinada a la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) en el anteproyecto de presupuestos para el año 2022. La asociación considera insuficientes los 66,9 millones de euros previstos, una cantidad que supone un recorte del 1,65% respecto a la partida de 2021. Lamentamos que ni siquiera se ha tenido en cuenta el cambio de criterio en el pago del IVA, que supone un recorte del 21% y estropea, por tanto, la viabilidad económica del ente. El tijeretazo es aún más grave si se tiene en cuenta que el anteproyecto de ley de presupuestos contempla un incremento del 9,1% en su conjunto.

Desde la Unió de Periodistes consideran que este anteproyecto de presupuestos merma la capacidad del ente público para convertirse en el motor de la industria audiovisual valenciana. Así, por un lado, perjudicará la capacidad de la radio, la televisión y la web de generar información de calidad para ponerla al alcance de la ciudadanía. Menos recursos significa menos periodistas en plantilla y dificultades para llevar adelante los espacios de producción propia. En este sentido, la Unió de Periodistes reiteró una demanda que ya formuló su presidenta en la Comisión para la mejora de la ley del Servicio Público de Radiodifusión y Televisión: es necesario revisar la obligación de que el coste de personal no pueda superar el tercio del presupuesto total.

Por otro lado, aseguran desde la Unió, el tijeretazo perjudicará gravemente al sector audiovisual valenciano, ya que el ente público está llamado a ser la empresa tractora por esta industria. El recorte presupuestario significará que muchas producciones dejarán de contratarse y que las condiciones laborales para los trabajadores de las productoras que ofrezcan sus servicios en À Punt empeoran. De hecho, confirman en la asociación valenciana, en los últimos años, las penurias presupuestarias de la CVMC han derivado en malas condiciones laborales, precariedad y temporalidad para el conjunto de la industria audiovisual, tal y como se ha denunciado desde el sector.

Ley de Servicio Público de Radiodifusión y Televisión
La Unió recuerda que el punto 5 de la ley de Servicio Público de Radiodifusión y Televisión establece que la prestación del servicio público debe “contribuir a la creación de empleo, a la dignificación profesional de los trabajadores y trabajadoras del sector público y privado del audiovisual valenciano ya la dinamización económica de la Comunitat Valenciana”. Estos presupuestos, según la asociación valenciana, ignoran completamente lo que establece la ley en este punto. «No se trata, en cualquier caso, del único incumplimiento. No debe perderse de vista que la ley establece que la Generalitat tiene la obligación de consignar en la CVMC entre el 0,3% y el 0,6% del Presupuesto de la Generalitat. La partida consignada por este año (58,61 millones de euros) representa el 0,28% del global», afirman.

Por último, la Unió de Periodistes conminó a la clase política valenciana, y especialmente a los partidos que gobiernan, a introducir las enmiendas necesarias para mejorar la dotación presupuestaria en la CVMC. Desde la asociación valenciana exigen unos presupuestos que garanticen una radiotelevisión pública de calidad, viable económicamente y dotada de los recursos necesarios para cumplir con su obligación de servicio público.

66944

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*