La nueva RTVV discute si ubica la radio en Burjassot o en la vieja sede



El consejo rector de la nueva Radiotelevisió Valenciana (RTVV) estudiará un contrato para la provisión del equipamiento técnico de la futura radio pública, heredera de Ràdio 9, desconectada por el Gobierno de Alberto Fabra en noviembre de 2013.
El planteamiento es que la nueva radio ocupe unas dependencias en el centro de programas de Burjassot, la sede histórica de la televisión. Es lo que ya intentó en 2013 la directora de la vieja tele Rosa Vidal, cuando buscaba fórmulas de recortar gastos.

No obstante, no todos los miembros del consejo comparten esta idea. Hay voces que consideran más apropiado que la nueva emisora -sin nombre aún, como la televisión- vuelva a las instalaciones de Ràdio 9 en la avenida de Blasco Ibáñez de Valencia.
La razón esgrimida es que contaría con espacio para cuatro estudios y un lugar en la capital que facilitaría los desplazamientos de los periodistas, mientras que en Burjassot la radio tiene reservada una superficie menor.

El local de la antigua Ràdio 9 es propiedad de la Generalitat y está adscrito actualmente a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, en manos de Mónica Oltra. Tendría que cederlo para que volviera a su uso inicial. También tendrían que regresar los equipos, que tras el cierre fueron trasladados a las instalaciones de Burjassot, donde están almacenados en este momentos.

El contrato que el consejo examinara tiene una dotación de alrededor de 150.000 euros porque no contempla una renovación total de la tecnología de la anterior Ràdio 9, sino solo de la que esté obsoleta.
Un elemento en juego en la toma de decisión es la posible sucesión de empresas entre la vieja y la nueva radio. Consideran algunos juristas que debe mediar un alquiler de inmuebles y máquinas entre la Generalitat y la actual Corporació Valenciana de Mitjans para evitar un vicio de nulidad en la puesta en marcha del nuevo ente público.
Por otra parte, el reglamento del consejo rector, contempla que quien ocupe la dirección general de la nueva RTVV percibirá las mismas retribuciones que el presidente del consejo (tiene el sueldo de un secretario autonómico), mientras no exista un contrato programa con el Consell.
Fuentes de la Corporació Valenciana de Mitjans explicaron que este trámite debe ser breve desde la aprobación del mandato marco, por lo que la transitoriedad sería corta en el tiempo.
En el consejo, solo el presidente, Enrique Soriano, cobra un salario. El resto de miembros deberá percibir indemnizaciones por asistencia a reuniones. Las citadas fuentes señalaron que hasta ahora no las han cobrado, a la espera del actual reglamento. Será ahora cuando se dispongan las cantidades y se paguen con efectos retroactivos, añadieron.

47438