La magia de la radio expande sus ondas como herramienta pedagógica en el CRA de Villager de Laciana desde Radio Laciana



Luis Álvarez lo cuenta desde ileon.com: El Colegio Rural Agrupado (CRA) de Villager de Laciana (Villablino) puso en marcha una nueva experiencia educativa, con la emisión de un programa de radio en la emisora local, Radio Laciana, donde los redactores y locutores son los 18 alumnos del centro. ‘Txacianieg@s por la radio’ tendrá una emisión nueva cada último viernes de mes hasta final de curso.

Una idea educativa se fue fraguando en las conversaciones del profesorado del centro con la locutora de Radio Laciana, Verónica García Alves, explorando si encontraban formas de colaborar entre el colegio y la emisora. Y sí que encontraron una forma de colaboración. Los niños elaboran los textos, los ensayan y luego los graban para enviarle las grabaciones a Verónica, que los arregla, edita y finalmente emite. Este novedoso experimento educativo en que la radio se ha convertido en una ilusionante herramienta pedagógica, ha despertado el entusiasmo y el interés de los niños.

Ileon.com ha podido hablar con cinco de estos niños, que se estrenaron como locutores radiofónicos, para tratar de captar sus sensaciones con esta nueva forma de mejorar en el lenguaje, la dicción o la expresión hablada entre otras aptitudes susceptibles de educar.

Los cinco que están en el aula de Villager de 5º y 6º de primaria (Diego, Nerea, Lucia, Alma y Sara), nos explicaron qué es lo que han hecho para esta primera emisión. El resto de alumnos del CRA se reparten entre las aulas de Sosas y Caboalles de Arriba, con 3 y 10 alumnos respectivamente. Un colegio que tiene niños desde los 3 años (Educación Infantil) hasta los 12 años (6º de Primaria) y todos participan en el programa, adecuando sus contenidos a sus capacidades.

Los profesores han diseñado diversos contenidos para los alumnos: noticias internacionales, nacionales, locales, del colegio; cultura y deportes, naturaleza, investigación, personajes tradicionales y secciones especiales para que los niños hablen y pidan asumiendo cada alumno uno de los temas.

Una entrevista a la mujer que limpia el colegio en Villager, Marga, a cuyo huerto y jardín ha visitado este año tres veces un oso, para comerle las ciruelas, como personaje del mes. Otros piden las vacunas para los niños «ya están con la tercera dosis para algunos y a nosotros no nos vacunan, ¿por qué?», recuerdos de los abuelos, pedir la construcción de un parque infantil en el pueblo, o explicar que celebraron el magosto de muerte al que acudían disfrazados y en el que algunos padres colaboraron con el asado de las castañas; fueron algunos de los asuntos que han tratado en su primer programa.

Además de reivindicar la calidad de los colegios pequeños y rurales, «porque son los mejores, con grandes patios para disfrutar, con buenos profesores y actividades divertidas, sin peleas y con mucha calidad educativa, por eso animaos a venir a matricularos a nuestros colegios pequeños, os esperamos». Fue el último alegato de los niños para cerrar el programa inaugural de esta nueva, divertida e ilusionante experiencia para ellos.

Aunque nos confesaron algunos nervios previos a la puesta en escena de sus alocuciones, creen que lo han hecho bastante bien y que irán mejorando mes a mes, así nos lo aseguraron.

Versión educativa
María Luisa Fernández Matías, directora del CRA de Villager, ha sido la encargada de explicar en representación del claustro de profesores del centro los objetivos que persiguen con esta experiencia educativa, imaginativa, nueva y por tanto experimental. Utilizando la radio como herramienta pedagógica, que consideran puede ser muy beneficiosa para el aprendizaje y la educación de los niños.

Nos confiesa, que «cuando llegué a hacer mis estudios superiores», una vez finalizado el bachiller, «me encontré con dificultades de expresión oral, que apenas había ejercitado». Esta es entre otras, una de las razones que la animaron a emprender esta aventura: «Creemos que puede mejorar mucho su capacidad de expresión oral, practicar la vocalización, la escritura, la lectura, la entonación y la comprensión lectora».

Es una nueva forma de incitarlos a descubrir la importancia de la asignatura de lengua, de aprender a expresarse correctamente, restándole la aspereza que para todo niño pueden significar las materias que deben aprender. Así, han encontrado una forma agradable de aprender las cosas, porque le ven la utilidad y escuchándose van a corregir errores y mejorar.

De momento ya han provocado la ilusión y el interés de los pequeños, los nervios de la novedad y la forma divertida de aprender, para que ellos puedan genera ideas y contarlas sin intermediarios. A final de curso será el momento de evaluar los resultados y trataremos de escuchar de nuevo sus experiencias personales y cómo lo han vivido. Ahora ya, a preparar el nuevo programa para el viernes 26 de noviembre último del mes.

66696