“Juan Tribuna”, Un perito de la comunicación

Juan Tribuna

Francisco Correal desde el Diario de Sevilla ha dedicado estas lineas al recuerdo de Francisco García Montes “Juan Tribuna”:
“A Juan Tribuna se le escucha en toda España…”. Lo dijo Bobby Deglané cuando el popular locutor chileno recibió el título de hijo adoptivo de Sevilla. Y toda aquella España radiofónica llora hoy la muerte del decano del periodismo deportivo. “La radio o la vida”. Francisco García Montes, nombre de pila de Juan Tribuna, no pudo elegir título más oportuno para sus memorias profesionales. El libro lo publicó RD Editores en la colección Periodistas de Sevilla. En portada, Juan Tribuna en chaqueta y corbata dándole con estilo a la pelota en el viejo campo del Puerto.

El 12 de octubre de 1952 se emitió por primera vez Carrusel Deportivo, un clásico de la radio y el fútbol que todavía permanece y en cuya intrahistoria está la intuición y la perseverancia de este periodista tenaz y atípico, paradigma de la bondad y la profesionalidad, dos palabras cuya sinonimia ha querido verse refutada por un sentido de la competitividad mal entendido, siempre en las antípodas de la competencia.

Juan Tribuna era un barón de Coubertin con micrófono. Su padre, Francisco García Robles, regentaba una fábrica de jabones de aceite de oliva en Triana. El periodista estudió en los Maristas y el 11 de marzo de 1946 consiguió la calificación de sobresaliente en la Escuela de Peritos Industriales de Sevilla. Hizo la tesis doctoral, que leyó en Madrid, sobre el aprovechamiento de las cáscaras de naranja para la fabricación de explosivos.

Conoció a Carmen Conde, el mismo nombre que la primera mujer académica de la Lengua, en los veraneos de Gines. Se casan el 10 de octubre de 1948. Cónyuges veinteañeros que van a tener once hijos. El Tribuna Club de Fútbol. Algunos le salieron periodistas. Uno de ellos, Juan Ignacio, se echó sobre sus espaldas la impresionante trayectoria profesional de su padre, pura sociología de la Sevilla de la posguerra y el desarrollismo, para volcarla en el libro “Tribuna Independiente. La Voz del Deporte”. El 29 de septiembre de 1940, con 14 años, apareció por primera vez su nombre en un periódico. El nombre de Juan Tribuna se lo sugirió su tía Ángela, una precursora de la mujer moderna que jugaba al fútbol con sus sobrinos (un parentesco fundamental en la leyenda periodística de Juan Tribuna) y salía de nazarena del Gran Poder cuando las mujeres lo tenían rigurosamente prohibido.

Juan Tribuna fue director en funciones de Radio Sevilla tras el accidente de tráfico en el que falleció Manuel Alonso Vicedo y sus tres acompañantes. Hombre de transición, le pasó los trastos de la dirección a Iñaki Gabilondo. Escribió las biografías de Luis del Sol y Juan Arza, nombres épicos del fútbol que se cruzaron en aquel Sevilla-Betis del 21 de septiembre de 1958 que supuso la inauguración del nuevo estadio de Nervión.

Uno de sus principales legados fueron los guiones de los Dialoguillos del tío Pepe y su sobrino (Pepe da Rosa y Manolo Méndez), una visión del fútbol divertida, afectuosa, castiza, en las antípodas de la paranoia, el mercantilismo y en algunos casos el guerracivilismo con el que se vive actualmente. La rivalidad como sucedáneo de la fraternidad de una revolución francesa sin guillotina.

57580