Josep María Martí: «Catalunya tendría que relanzar la radio digital»



Josep María Martí

Josep Maria Marti escribe en el diario Ara: En Noruega, Suiza, Gran Bretaña, Italia, Dinamarca, Bélgica y Holanda, la radio digital terrestre tiene una cobertura de población en torno al 90%. De todos los grandes países, el que va más retrasado es Francia y, sin embargo, está cerca del 70%. ¿Y en nuestro país? Pues veinte años después del inicio de las emisiones regulares del DAB (digital audio broadcasting) sólo estamos al 20%, con la estimación más optimista.

En 1999 se aprobó el correspondiente plan técnico de una aparente tecnología de difusión potente que tenía que poner la industria radiofónica en el camino de un futuro esplendoroso. El impulso esperado sólo dio para hacer ruido mediático y para convocar unos concursos de adjudicación de frecuencias siguiendo el «modelo repartidora». En Catalunya, el despliegue concesional fue espectacular y aparecieron una multitud de multiplex de alcance diferente: nacional, de demarcaciones y de comarcas. Todo ello convirtió en adjudicatarios a empresas recién llegadas, atraídas por unas grandes expectativas de negocio.

Pero el plan técnico, hecho en Madrid, resultó ser un fiasco descomunal: la señal de audio no llegaba a las zonas orográficamente complicadas … o en las entradas de los garajes. Como no querían renunciar a las concesiones, las patronales del sector -incluida la catalana- pactaron con los respectivos gobiernos una especie de suspensión de facto que ya hace más de veinte años que dura.

Las malas políticas se pagan: no haber puesto a liderar la radio digital desde el sector público, no haber revisado técnicamente el plan, no haberlo dotado de ayudas e incentivos, la han hecho inviable. Desde entonces, la sensación de que buena parte de la industria española y catalana están instaladas en un mundo analógico caduco, con un dial de la FM del todo saturado y una AM que hoy en día ya no escucha casi nadie.

El verano pasado un grupo del Congreso presentó un plan de medidas urgentes para salvar la radio digital. No creo que lo saquen adelante. Pero soy de la opinión que Catalunya tendría que volver a demostrar que su liderazgo radiofónico es real y poner las emisoras de la Corporación al frente de la radio digital y proponer la reforma del plan técnico, para que el DAB pueda ser, también a corto plazo, una salida para la radio local.

63556

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*