José Luis Sastre, de Alzira Ràdio a sustituir a Ángels Barceló en Cadena SER

José Luis Sastre

Óscar Martínez escribe en Levante que la voz de aquel aprendiz que, con apenas 16 años, llamó a la puerta de Alzira Ràdio y que meses después exhibió suficientes cualidades periodísticas para alcanzar la corresponsalía de Levante-EMV en Alberic suena cada mañana en el programa matinal más escuchado de España. Durante las últimas dos semanas, el periodista José Luis Sastre ha reemplazado a Àngels Barceló en el mítico «Hoy por Hoy» que encumbró a Iñaki Gabilondo. Con soltura, naturalidad y un dominio absoluto de las técnicas del medio ha seducido a la audiencia. Y también a los grandes referentes del sector. Le llueven las felicitaciones, pero él ni se inmuta: «Mantengo los pies en el suelo», replica. Y no es ninguna pose.

Hasta alcanzar la cumbre se ha labrado una extensa y brillante carrera profesional que empezó con extrema precocidad. Su vocación era irreprimible: «Me presenté en los estudios de Alzira Ràdio y ahí empezó todo». Poco después llamó a la puerta de la delegación de Alzira de Levante-EMV. Y se la abrieron, conscientes de su instinto periodístico. «Volví a casa con una gran alegría, porque Bernat Clari me propuso hacerme cargo de la corresponsalía de Alberic», recuerda. La hemeroteca es testigo de su olfato y arrojo al rastrear las noticias

Su siguiente reto fue conquistar Barcelona: «Mi sueño siempre fue trabajar en el epicentro de la SER en Catalunya y estudiar en la Universidad Autónoma». Logró una plaza para estudiar Periodismo en València pero renunció para matricularse en Bellaterra. «Representaba salir del pueblo y disponerme para conocer otro mundo», evoca. Una vez allí, Sastre realizó las prácticas en la radio por la que suspiraba.

18 años de radio
Sus jefes allá también le vieron hechuras. Fue contratado en 2004 y, en menos de un año, se encargó del informativo autonómico: «Fui jefe de la sección de Política y recuerdo que cubrí informativamente la negociación del Estatut», rememora. La emisora, consciente del potencial del joven periodista, le ofreció en no pocas ocasiones trasladarse a Madrid: «Me negué varias veces. Yo estaba a gusto en la capital catalana. Pero en 2011 finalmente acepté y entré a formar parte del equipo de ‘Hora 25’», otro de los programas estrella de la cadena, del que se desligó temporalmente para asumir la corresponsalía parlamentaria de la SER.

Posteriormente regresó al noticiario nocturno y más tarde, se incorporó a la subdirección del programa de referencia de la cadena, ‘Hoy por hoy,’ junto a Àngels Barceló, que apostó decididamente por él tras probar sus habilidades en ‘Hora 25’. Junto a Barceló ha conducido numerosos especiales informativos y ha coordinado programas electorales.

El lunes 27 de diciembre debutó al frente del programa líder de la radio en España. Al finalizar la emisión de su primer programa como presentador, Sastre fue directo a telefonear a su mujer y a sus hijos. Después, tuvo mentalmente que instalar diques para no verse derbordado ante un aluvión de afectos: «Recibí, entre otras, la llamada de Àngels Barceló e Iñaki Gabilondo para felicitarme y darme ánimos», admite.

No tiene que fingir. Su personalidad está muy marcada. Es exigente, esponjoso para aprender y lo suficientemente modesto para sortear el endiosamiento mediático. Madruga día a día para empaparse de la actualidad con el objetivo de saciar el ansia informativa de los oyentes. Y no escatima esfuerzos: «Es una gran alegría presentar el ‘Hoy por Hoy’, pero mantengo los pies en el suelo siempre. Solo contribuyo a que el programa salga en antena de la mejor manera posible».

Presume, para lanzar un guiño de complicidad a sus excompañeros, «de haber aprendido en Levante-EMV todo lo que luego le enseñó la facultad» y se apresta a subir al AVE, ahora casi su segunda casa, para regresar a la Ribera.

67800

3 Comments

  1. Pues tienes toda la razón. No es que antes fuera «ponjoso» y haya dejado de serlo. Se me pasó ese fallo del texto original de Levante.

  2. Pues yo prefiero a Pedro Blanco, este tío a veces lo veo muy forzado haciendo gracias.
    Además el día de la lotería del niño me pareció malísima la retrasmision, una parte de ella la tiene el pero el que más metía la pata y hablaba por hablar era Brian Perez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*