José Antonio Abellán (La Jungla Radio): «La COPE ha intentado callarme por todos los medios»

José Antonio Abellán

Rubén Arranz e Ignacio Encabo le han entrevistado en profundidad para elindependiente.com con foto de Ignacio Encabo:
José Antonio Abellán ha adoptado el papel de ‘periodista gonzo’. La historia que le ha ocupado durante los últimos años es la suya; y, evidentemente, él es una parte fundamental de los hechos. Se sienta en una terraza frente a los Juzgados de la Plaza de Castilla pasado el mediodía, pide una caña y un pincho de tortilla y comienza a hablar. Se pone y se quita unas gafas de sol de pasta, del estilo a las que llevaban los Blues Brothers. Y, por alguna razón, se da un aire a John Belushi, cuando estaba de vuelta de todo. “José Antonio, ¿no temes las querellas?”, se le pregunta. Su respuesta: “Hasta ahora no me ha pasado nada. En ese campo, no se atreven a jugar conmigo”. Y sigue…
Durante la conversación, despotrica contra Ramón Calderón, contra Paolo Vasile, contra los jueces y contra la COPE y sus directivos. elindependiente.com ha contactado con la cadena de la Conferencia Episcopal antes de publicar la entrevista, para saber si querían responder a alguna de las graves acusaciones que lanza Abellán contra ellos. Su respuesta ha sido: “preferimos no hacer comentarios”.

P: José Antonio, ¿por qué ha adoptado el papel de víctima tantas veces?
R: ¿Que he adoptado? Ni cojo, ni tomo ni suelto, es el que yo tengo. No he tomado ningún papel, es el que tengo y lo que me sorprende es que sobreviva después de eso, que pueda tener un medio en el que hablar y estar sentado contigo aquí. Eso ya para mí es la hostia.

P: ¿Qué cree que afecta más a una carrera, ser víctima o adoptar el papel de víctima?
R: De verdad que no tengo un papel de víctima, tengo el papel de lo que soy por la presión salvaje que hay gente que ha ejercido sobre mí desde 2010, que tiene que ver con mi salida de la COPE y con cómo sucedió. Soy víctima, yo no me lo estoy haciendo.

P: Hace mucho tiempo de ese 2010, cuando COPE firma al equipo de deportes de la SER y usted sale de la emisora…
R: Ellos firman en abril y yo me entero semanas después. Y me voy yo. Ellos tratan de forzar el despido con una carta estrambótica con la que intentan cubrirse las espaldas por si aquello acababa en los Juzgados. Y no acabó allí, terminó en un arbitraje.

P: ¿Influyó Manolo Lama en su marcha?
R: Sin duda. Manolo Lama exigió que yo estuviera tres años sin hablar en un micrófono. Entiendo lo que planteó, aunque no lo comprendo: si Abellán está en el micrófono va a distorsionar y a retrasar nuestros planes de crecimiento.

P: ¿Pero había tenido usted alguna rivalidad con Lama?
R: No, qué va. Con nadie de la SER. Nunca, jamás.

P: Luego va a Punto Radio, pero en tres años sucede la operación de compra por parte de COPE…
R: Ahí, en ese momento, es cuando empieza la guerra. Descubrí que COPE estaba pagando mucho dinero a Vocento, a Unedisa… a un montón de gente para que yo no trabajara. Ellos tenían que hacer eso para evitar dar a Lama una indemnización si yo trabajaba. Supongo…

P: Usted intentó entrar en la operación de Punto Radio.
R: Yo lo que hice fue una oferta para quedarme con la emisora, alquilada, ojo, y mantener los 190 puestos de trabajo. Pero me dijeron que no. Posteriormente, descubrí que COPE y Vocento enviaron una carta a Competencia en la que dijeron que yo y mi equipo nos fuimos de vacaciones y nunca volvimos; y que por eso pidieron que el equipo de COPE les ocupara los deportes. Es falso, a mí no me dejaron ni ir a recoger mis cosas.

P: En cualquier caso, su plan fracasó y a partir de ahí empiezan sus problemas, dice…
R: Mira, ese expediente de Competencia es el más escandaloso de la historia de la democracia española. Y yo he visto muchos a mi edad. Con eso te digo todo.

P: La guerra desde entonces ha sido cruenta.
R: Lo ha sido porque yo les estoy descubriendo agujeros muy gordos, ojo. Calculo que si COPE cumpliera la ley con las emisoras que adquirió y tiene desmanteladas tendría que contratar del orden de 2.000 empleados. Y esto que está haciendo con sus emisoras ilegales le podría valer una multa en Europa de 5.100 millones de euros. A COPE le molesta que yo diga esto.

P: Me cuesta pensar que eso se pueda hacer tal y como dice…
R: Te aseguro que es verdad. Por ejemplo, los postes. Ellos hay postes que los utilizan de repetidor únicamente, cuando están obligados a dar contenido local en ellos, por contrato. Esas emisoras están cerradas, no hay empleados.

P: Dígame entonces por qué cree usted que no se hace nada al respecto…
R: No se hace por miedo, porque hay un miedo a la Conferencia Episcopal Española desde el tema de los matrimonios homosexuales y del aborto, cuando los medios de derecha sacaron un montón de gente a la calle, que no ha desaparecido. Pero ojo, también es por dinero. Mira, en el juzgado número 24 de Madrid hay una querella y no se resuelve porque se va aplazando. Y es porque COPE mueve hilos, no tengo dudas.

P: Ha tocado el tema de la línea editorial de los medios de la Iglesia. Los curas progresistas de Madrid han criticado abiertamente a 13TV a este respecto.
R: Pues no lo sé. Bastante tengo yo con lo mío como para meterme en la línea editorial y la labor pastoral de estos medios.

P: Pero, a lo que voy, ¿usted sufrió injerencias mientras estaba en COPE?
R: No, nunca. Siempre había Obispos que creían que estábamos muy a la derecha, poco a la derecha, pero nunca se metieron con mi trabajo.

P: Cambiando de tema, dice que le han perseguido sicarios por Madrid…
R: Sí, y está en manos de los juzgados. Me han perseguido tres coches por mi pueblo y llegaron a pasar por encima de la terraza de un bar. Me escapé y no me pudieron hacer lo que quisieron hacerme. Entonces, denuncié, pero por alguna razón se perdió todo.

P: Hubo otra vez…
R: Sí, en mayo de 2018. Yo estaba comiendo en De María, en el Paseo de la Castellana y, al salir, el propietario y el aparcacoches me cogieron y me dijeron: aquí vienen artistas, banqueros, periodistas y futbolistas, pero lo que tienes ahí fuera no lo he visto en mi puta vida.

P: ¿Qué había?
R: Era un despliegue de tres coches, uno de ellos sin matrícula. Cuando salí, vinieron detrás de mí. Y yo apunté las matrículas. Al ir a dar la vuelta a la Plaza de Castilla, en la rotonda, uno de ellos sacó una pistola (nunca dice para dispararme). A la tercera vuelta, yo salí en dirección a la Avenida del Príncipe de Asturias y uno desaparece. En ese momento, me siguen dos. Pero, al poco, desaparecieron.

P: ¿Sólo le siguieron dos días?
R: No, esto ocurre desde octubre de 2017. Está en el sumario del caso y lo sabe la juez (n.d.a.: que se inhibió del caso).

P: Lo que describe usted parece de una película de gángsteres…
R: Yo te voy a contar más cosas: hay una reunión en un salón del Hotel Palace, de Madrid, entre (Fernando) Giménez Barriocanal, Rafael Pérez del Puerto, José María Gil Tamayo y tres señores a los que dan 300.000 euros para que me maten. Esa información me llega por un email (n.d.a.: el correo figura en el sumario del caso). Tres meses más tarde, en la investigación de la policía judicial se descubre que los tíos que me han seguido durante este tiempo tienen las mismas iniciales que las personas que se reunieron ese día, en el hotel, con los dos directivos de COPE y el actual obispo de Ávila.

P: ¿Quién le envió el email?
R: Lo firmó un conocido, pero creo que no lo envió él.

P: ¿Cuál es la hipótesis que tiene sobre todo esto?
R: Yo, ninguna. A esta gente los interroga la policía judicial y reconocen que me siguen (n.d.a.: así figura en el sumario del caso) y que han sido contratados para ello por una persona. También que son detectives (n.d.a.: en los interrogatorios, afirmaron que revelarán quién les contrató cuando se lo pidan en sede judicial, es decir, no lo revelan).

P: Repito la pregunta anterior. ¿Y por qué ocurre todo esto?
R: Todo esto comienza a suceder cuando yo denunció lo de los conciertos benéficos. Cuando dije que el dinero de varios conciertos que se organizaron para causas nobles se ha metido en cuentas corrientes raras. Y ahí hay muchos millones de euros. Por mucho menos la Reina de Inglaterra montó un chocho por Intermon Oxfam. Aquí no ha pasado nada.

P: ¿Ha hablado con los artistas?
R: Es que COPE cree que los artistas recibían una remuneración porque se radiaban sus discos en las radiofórmulas.

P: ¿Cree que le pueden matar?
R: Yo no porque son muy malos, pero mi familia sí.

P: ¿Y que le callen?
R: Lo han intentado. A mi familia la han crucificado, a mi hija en concreto, es vergonzoso. Pero son muy malos. Mira, mátame bien o méteme droga en el coche, pero ni siquiera han sido capaces de eso. Pero ojo, lo que te digo a ti se lo he dicho a los jueces. Y alguno me ha dicho: lo sorprendente es que no te hayan denunciado después de lo que has dicho de ellos. Y a otra gente, le han metido en tribunales por menos de eso. Conmigo parece que no tienen cojones. Saben que si las ponen, perderían todas.

P: ¿No le han vuelto a perseguir?
R: Ayer (martes) estuvimos comiendo en Boadilla del Monte con unos amigos y vimos un coche que nos seguía. Al salir, el coche estaba al lado y después nos siguió hasta casa. Es lo que hay.

P: Y esto lo ha denunciado en Twitter, en tus intervenciones y poco más.
R: Esto no lo saca nadie. Los medios tienen miedo. A mí llegó a llamarme incluso la directora de El País para preguntarme, pero al final nadie hace caso. Por miedo o por lo que sea.

P: Otro de sus enemigos es Ramón Calderón. Hace poco, en una entrevista en El Confidencial, recordaba que ningún Juzgado le ha condenado por su etapa en el Real Madrid.
R: Eso es mentira. Decía que ningún Juzgado le ha juzgado. Que yo sepa, de todo lo que se abrió y se tenía que abrir, todo se cerró porque el Real Madrid no quiso personarse.

P: Menuda guerra que tuvo con el expresidente del Real Madrid…
R: Es que yo fui el único que jugó un papel activo hasta el penúltimo día, cuando Marca publica la última portada sobre la Asamblea. (Eduardo) Inda no había podido dar nada antes porque no le deja Unidad Editorial por los acuerdos que tenía con el (Real) Madrid.

P: ¿Quién organizó aquella batalla?
R: Yo no sé quién la organizó. Lo que yo puedo asegurar es que a mí Florentino (Pérez) no me dio ni un papel ni una puta ayuda de nada. Sólo ánimos, pero en aquellas 832 noches no estuvo implicado.

P: Luego decide presentarse a las elecciones…
R: Y gana sin oposición. Y dice que iba a echar a Ramón Calderón de la entidad y a los implicados, previa Asamblea, y a denunciar los millones y millones de dinero negro que han desaparecido. Y los escándalos mundiales de la Fundación Real Madrid. Nunca pasó nada. ¿Por qué? Pues no lo sé, pero es llamativo porque iba de cabeza a por ello con su equipo jurídico.

P: ¿Le ha preguntado por ello?
R: No, no se lo he preguntado. Yo creo que saldrá ahora.

P: Menuda historia…
R: De hecho, hoy (miércoles) tengo una comida con una gente que quiere hacer una serie con la historia que cuento en el libro Asalto al Real Madrid: Diario de 838 días y noches al límite. Quieren contar lo que ocurrió en el club en esos dos años y pico.

P: ¿Es HBO?
R: Es una compañía, no puedo decir más.

P: ¿No tiene miedo de que se desdibuje en un documental?
R: Va a ser una serie. Habrá un Florentino, un Calderón, un Abellán. Digo yo…

P: ¿Habló con Ramón Calderón?
R: Nunca. Es una mala persona, es un golfo, un tío deplorable. A mí me tuvo 237 días en 2007 en los Juzgados. Me pidió no sé cuántos millones de euros y años de cárcel. No ganó nada, lo perdió todo.

P: No tiene muy buen concepto de él, vamos…
R: Yo no sé lo que tiene de golfo y de inútil. Él tenía a los 40 nanines debajo. Era una ‘máquina de ladrones’ profesionales.

P: ¿Cómo evalúa lo que hizo posteriormente Florentino Pérez?
R: Yo creo que Florentino Pérez salvó al Real Madrid, como Jesús Gil lo hizo con el Atleti. Florentino tiene un problema sólo; y es que ha estado muchos años. Nadie puede estar en una empresa o en la política tanto tiempo. Porque lo que ocurre en ese club es que ahora es el Real Madrid de Florentino. Entonces, cuando ya la plantilla es tuya, cuando manejas a los medios como títeres y al que le das te mima y al que no, se nota…ya huele mucho eso.

P: ¿Se ha alejado de Florentino Pérez con el libro?
R: Yo tengo una anécdota muy buena con Florentino que sucedió en una cena. En un momento, dijo: “qué cabrón eres con el libro, que tiene un montón de mentiras…”. Entonces, se levantó Eduardo Inda y dijo: “un momento, mentiras no hay ni una”. Yo sé que Florentino está muy contento con el libro y hasta lo dedica.

P: Se compraría unas cuantas copias.
R: Se compró unos cuantos cientos.

P: Pero Ramón Calderón va todavía al Santiago Bernabéu…
R: Pues Florentino juró que eso no iba a ser así. Lo mismo descubrió que Calderón era honrado. Yo no tengo ni idea, yo me desconecté al final. El problema es, y lo dije entonces, que el Real Madrid salpica mucho más allá de lo que tú te imaginas. Y cuando lo ves en perspectiva y con volumen ves que el presidente es una cosa mínima. Hay un enorme conglomerado de intereses alrededor del club.

P: ¿Cómo ve el panorama mediático?
R: Mal. Los medios dependen mucho de las Administraciones y aquí el panorama es malo. Sólo estamos un poquito por encima de Venezuela. Dime un país de Europa, salvo Italia, donde las dos principales empresas del panorama mediático dependan de empresarios italianos. No hay ninguno. ¿En qué cabeza cabe eso? Agostini y Mediaset.

P: Bueno, usted era amigo de Paolo Vasile…
R: No, él dice que era amigo mío. Yo sólo decía que me llevaba bien. Pero luego se puso del lado de Giménez Barriocanal y me ha hecho cosas muy malas. Entre ellas, la persecución a mi hija. A mí me censuraron en La Noria y me quitó mi empresa, Radio 4G.

P: Bueno, en realidad lo que ocurrió es que firmaron un contrato para que Publiespaña gestionara la publicidad de su empresa…
R: Me exigió, con todos sus cojones, que dejara de ser accionista de la compañía. Pero es que no vendieron ni un anuncio. Me llevaban a la ruina.

P: Luego entró en Radio 4G Pablo Pereiro.
R: Y yo descubrí que tenía una gran relación con Fernando Giménez Barriocanal. Eso yo no lo supe antes. Y eso fue lo que dio al traste con ese proyecto.

P: Ahora tiene otro proyecto, La Jungla Radio.
R: Y estoy intentando recuperar el anterior.

P: Aun así, usted ahora hace un monólogo y lo vende como una comedia.
R: Fue idea de El Sevilla y allí hablo de las cosas divertidas de mi vida y de mi relación con músicos, deportistas, etc. Tengo muchas anécdotas y soy un tío divertido.

P: ¿Me ha dicho alguna mentira en la entrevista?
R: No, ninguna. No he dicho nada que no pueda demostrar.

P: Es que si publicamos todo esto, es probable que le caiga alguna querella…
R: No he dicho nada que no haya sostenido con anterioridad. Y hasta ahora no me ha pasado nada. En ese campo, no se atreven a jugar conmigo.

P: Después de todo esto que cuenta, ¿sigue creyendo en Dios?
R: Igual. En los jueces no.

P: ¿Y en la Iglesia?
R: En la Iglesia nunca creí. Hay obispos maravillosos, pero también un nido de delincuencia, como es Radio María, y obispos que son golfos, ladrones, sinvergüenzas, chorizos… Yo conozco a buenos y a malos.

57107