Inmaculada González (Canal Sur Radio): “Los onubenses debemos ser más reivindicativos y exigentes”



José Luis Camacho Malo le ha entrevistado para Diario de Huelva:
Hoy traemos a nuestra sección de entrevistas en tiempo de pandemia a una mujer que conozco desde hace más de cuatro décadas, cuando ella vivía en La Redondela y yo en Isla Cristina, donde ya se le notaba que iba a ser toda una institución en el mundo de los medios de comunicación. Entre nosotros siempre hubo mucha empatía y dentro del mundo del carnaval formamos un buen equipo a la hora de presentar las carnestolendas capitalinas, sin olvidar los programas de radio y las retransmisiones de concursos de distintas localidades a través de Radiocadena y Radio Nacional de España. Me estoy refiriendo a Inmaculada González Fernández, a la que me une una gran amistad.
Periodista y educadora social, ha desarrollado su trabajo en distintos medios de comunicación pero fundamentalmente en Canal Sur Radio y Televisión, siendo directora de Canal Sur Televisión Andalucía y en dos ocasiones directora de Canal Sur Huelva. Ha dirigido y presentado diversos programas, “Mira quién habla” y “el Palique” en Canal Sur Radio o Emprendedoras en Canal Sur TV. Ha presentado múltiples programas especiales como el Carnaval de Cádiz o las retransmisiones de la salida de la Virgen del Rocío. Igualmente ha sido responsable del Departamento de Coproducciones y Derechos de Antena de Canal Sur TV. Ha colaborado con distintos medios de comunicación hablados y escrito y participado en distintas jornadas de periodismo y Medios de Comunicacion. Ponente del Plan Estratégico de la cultura de Andalucía. Miembro del Ateneo de Huelva y de su Junta Directiva y vicepresidenta de la Hermandad del Rocío de Huelva. Premio Andalucía de Periodismo, Premio Meridiana y Premio Clara Campoamor, entre otros reconocimientos. En la actualidad dirige y presenta el programa de Canal Sur Radio “Andalucía nuestra”.
Cuando la llamo para echar un ratito de charla y que los lectores de diariodehuelva.es conozcan su opinión, no lo duda ni un momento, y comenzamos, no sin antes recordar viejos tiempos.

  • Inma, ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo en estos momentos?
  • Es una situación muy complicada, muy difícil, muy comprometida, que nos está obligando a ver y afrontar la vida de otra manera, no nos queda más remedio también que mirar con esperanza, y en el futuro el deseo de salir lo más pronto posible de esta situación que nos tiene tan agobiados a la mayoría de los ciudadanos, y tan preocupados, y tan tristes, porque no olvidemos que esta pandemia se está cobrando muchísimas víctimas y ese es un dolor que va a quedar como una herida difícil de olvidar en esta sociedad.
  • ¿Qué hiciste en tu día a día en el confinamiento, dónde y con quién lo pasaste?
  • Creo que como mucha gente tuve que reinventarme, tuve la gran suerte de poder teletrabajar y en consecuencia dediqué gran parte de mi tiempo a esa tarea, a mi trabajo y a poner al día muchos de los proyectos que tenía pendientes, a leer mucho a disciplinarme en realizar un horario todos los días de trabajo, de tareas caseras, de gimnasia y luego de tener videoconferencias con mis familiares porque a mí la pandemia me cogió sola, en una situación emocionalmente complicada y tremendamente difícil, mi marido había fallecido nueve meses antes. Yo estaba en pleno proceso de duelo, justo cuando te dicen que tienes que salir, relacionarte, viajar, entretenerte…., precisamente cuando me entrenaba, esforzaba y me preparaba psicológicamente para eso. Tuve en días que prepararme para lo contrario, con lo cual el confinamiento para mí ha sido doblemente doloroso y doblemente difícil. La solución era eso, ocuparme todo el día, de manera sistematizada, llenar las horas, una tras otra, y tener el cariño de los míos lo más cerca posible, las largas charlas telefónicas y las puntuales videoconferencias diarias de mis extraordinarios grupos de amigas, me mantenían a flote. Nunca podré agradecer suficientemente a estas personas que estuvieran tan pendientes de mi. Y a muchas que sin tener una gran amistad aunque si un aprecio mutuo me llamaron casi diariamente y estuvieron pendientes de mi durante todo el confinamiento. Si algo bueno se puede sacar de aquellos días es saber y tomar conciencia que hay mucha gente que te quiere y te aprecia, y eso es un lujo, un regalo y un gran tesoro.
  • ¿Cómo crees que cambiará la vida tras la pandemia, y sobre todo el mundo de la comunicación?
  • No sé José Luis con certeza qué cambiará. Lo que está claro es que la pandemia va a provocar un antes y un después en muchos ámbitos de la vida, de la sociedad, del mundo y de los medios de comunicación también, aunque no sé hasta qué punto. Los medios de comunicación han jugado un papel muy importante y las redes sociales también pero ha habido una sobrecarga de información que a veces no era una información acertada ni tan siquiera rigurosa, ni veraz, más que información, ruido, ha habido gran contaminación en muchos sentidos porque se han defendido intereses particulares y partidistas y no se ha pensado en el bien común y en el servicio público que es lo que realmente debe importarnos. Yo creo que eso nos debe llevar a una reflexión de cómo se ha actuado de cómo se ha hecho y generado y contado la información, de cuál es la situación en general de los medios de comunicación y a que están respondiendo qué tipo de periodismo se está haciendo y me duele mucho decir esto, pero el periodismo con mayúsculas, se está perdiendo, se está respondiendo a determinados intereses editoriales cada vez más polarizados y luego las redes sociales en ocasiones, creando confusión, generando incertidumbres. En fin yo creo que todo esto requerirá una reflexión de mucho tiempo y de calado, con mucho análisis y con una visión de futuro distinta.
  • ¿Has pasado miedo en algún momento?
  • ¿Miedo?, La verdad es que si, es que al principio nos cogió tan de sorpresa, todo fue tan de repente, que la soledad, la dificultad para relacionarte con los demás, tener encuentros con mis familiares y amigos, el trabajar de manera cotidiana, pudo acarrear miedo, lo mismo que a la hora de ir al supermercado o al salir a la calle. La verdad es que sí, que al principio de la pandemia pasé miedo, creo que como todo el mundo, miedo a lo desconocido.
  • ¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?
  • Pues los proyectos que tengo ahora mismo son seguir entusiasmada cada día con el trabajo que hago, he vuelto después de 16 años en la gestión, a la radio, me apasiona, esa ha sido siempre mi vocación y ahora lo afronto con mucha ilusión y con muchas ganas. Estoy haciendo un programa dedicado a Andalucía que se llama “Andalucía nuestra”, en Canal Sur Radio, recorriendo los pueblos de Andalucía y me parece que ha sido un regalo poder realizar este tipo de programas. Ahora me he embarcado también en un proyecto extraordinario como es la Hermandad del Rocío de Huelva. Recientemente ha salido elegida la candidatura de Juan Carlos Rubio en la que yo iba de vicepresidenta, ganamos las elecciones y ahora toca trabajar y esto me emociona sobremanera y me ocupa. Ser vicepresidenta de la Hermandad de Huelva no es asunto baladí. Estoy comprometida con este asunto y con mucha tarea por delante. Igualmente formo parte también de la junta del Ateneo de Huelva que es otro proyecto de gran importancia con el que pretendo seguir trabajando y colaborando. Así que bueno, trabajando por Huelva que es una de las cosas que más me apasiona.
  • ¿Qué has echado de menos en estos meses?
  • Pues creo como te decía antes que como casi todo el mundo, los abrazos los encuentros, los viajes, poder moverme con libertad absoluta, salir a tomarme un café, a ver una película o a comprar un libro, a darle un abrazo a una amiga o un familiar. También quedar con la gente, hacer planes…
  • ¿Cómo venderías Huelva para atraer inversores y turismo más estacional?
  • No debería ser difícil vender Huelva para atraer turismo porque Huelva es una provincia que tiene prácticamente de todo, de una gran riqueza paisajística, natural, patrimonial, etc. Como dijo el poeta “Huelva es España en pequeñito”, su gente es hospitalaria, de manera extraordinaria acogedora sin límites, en fin que no voy a enumerar aquí las bondades de Huelva porque creo que por lo menos para nosotros son suficientemente conocidas lo que pasa es que Huelva es muy difícil venderla teniendo la carencias tan tremendas que tenemos de infraestructuras y estando Huelva olvidada como está año tras año y gobierno tras gobierno. Da igual quién gobierne, aquí y allí, da igual. Huelva es la gran olvidada y en los últimos años hemos ido perdiendo posiciones en todos los sentidos, en todos los parámetros económicos, y eso me parece que es grave. Entonces, ¿cómo vamos a salir de esta? No lo sé, me parece dificilísimo, lo que está claro que Huelva no se merece este trato y creo que los ciudadanos onubenses debemos ser más reivindicativos y exigentes.
  • ¿Qué es lo que más te ha molestado en estos meses que llevamos de pandemia?
  • Lo que más me ha molestado de esta situación que hemos vivido es la politización de la pandemia, que cada uno haya tirado para defender sus intereses y sus posiciones olvidándose realmente del ciudadano y olvidándose de lo que realmente estaba pasando y en ocasiones, la falta de rigor y el desprecio hacia los ciudadanos y lo que estábamos diariamente sufrimiento
  • ¿Qué te ha parecido el papel de las redes sociales, sobre todo en el estado de alarma?
  • Las redes sociales han ocupado un lugar importantísimo en la pandemia y ahora lo son en nuestras vidas, ya no se puede vivir de espaldas a ellas u obviándolas, pero yo creo que deben tener un cierto control porque lo que no pueden ser es que campen a sus anchas y que se cometan atropellos como los que en ocasiones suceden. En la pandemia han sido también útiles y necesarias pero hay que estar cada día más preparados para separar el grano de la paja. No son la panacea, ni mucho menos. Y desde luego no son sustitutas de los medios, al menos para mi. Hay que apelar a la responsabilidad en su uso y consumo.
  • ¿Cuáles son tus mejores y peores momentos profesionales?
  • La verdad es que he tenido suerte y he hecho grandes cosas, me siento bien, muy satisfecha de mi vida profesional. En este sentido de muchas cosas buenas y quizás alguna contrariedad o encontrarme con algunas personas con las que no hayamos estado en la misma línea de trabajo o concepto del servicio público que yo tengo, o concepto de Andalucía, pero ha sido una pequeña chinita que me he quitado del zapato inmediatamente. He tenido momentos duros, porque la gestión es dura, y a veces quieres arreglar muchas cosas y no puedes al estar limitada en cosas, pero te digo que he tenido más y mejores momentos buenos que malos.
    He sido una privilegiada cuando hacía en radio el programa “Mira quien habla”, de muchísimo prestigio. He recibido premios y reconocimientos de todo tipo que me llenan de satisfacción. El hacer el teatro Falla para televisión en los carnavales de Cadiz es una experiencia única. Y qué decirte de las retransmisiones del Rocío, es algo único, extraordinario, poder llevar a miles de personas el momento sublime de la salida de la Blanca Paloma, te marca para siempre.
    En la profesión he conocido a gentes maravillosas, Ángeles Puente, Rafael Camacho, Rafael Cremades… a cientos de compañeros, y he dirigido a muy buenos equipos de trabajo. No se me puede olvidar mis comienzos contigo, que eres pionero en la recuperación del carnaval de Huelva, con quien tuve la oportunidad de hacer programas de radio que son un hito en la historia de la comunicación de Huelva. Acabamos revolucionado a todo el mundo. Te estoy enormemente agradecida de haberte encontrado en el camino y haber podido hacer juntos esos programas que tanta alegría nos dieron.
  • Inma, me vas a sacar los colores. Para mi fue todo un orgullo compartir tantas experiencias radiofónicas juntos. Ahora estamos llegando al final de este ratito de charla tan amena y entrañable que hemos mantenido, pero si quieres añadir algo más hazlo
  • Mucha salud a todo el mundo, que la pandemia pase más pronto que tarde, aunque es muy difícil. Que estamos saliendo a la calle como si no hubiese un mañana y es comprensible, pero tenemos que hacer un esfuerzo por la responsabilidad, pues hay que cuidarse y protegerse, no por nosotros solo, sino también por los que están a nuestro alrededor. Hay que cuidarse pues la vida es lo más preciado que tenemos.
    Por último quiero darte las gracias por esta oportunidad de entrevista que me ha resultado tan cómoda como gratificante. Cuídate José Luis, ha sido una experiencia estupenda. Me debes un café o yo a ti.

62531