Franquicias deportivas de EEUU, un modelo de referencia en todo el planeta



La tierra de las oportunidades es ejemplo en todo el globo terráqueo en numerosos aspectos. En el ámbito deportivo, tiene competiciones dentro de sus fronteras que ya no son consideradas como propias, sino que son fenómenos mundiales que siguen millones de personas a nivel global.

Gran parte de este éxito viene dado por la organización que presentan, y los equipos que son de la partida en cada una de ellas. Tres competiciones destacan por encima del resto: NBA, MLB, NHL y NFL. Sin duda, es esta última la que todas las franquicias adquieren un nivel planetario aun mayor, puesto que optan a ser de la partida en el evento deportivo más seguido del año: el SuperBowl, que en España retransmite en exclusiva la Cadena SER.

Tal y como se recoge en una reciente infografía de bwin.es, estas franquicias son fuente de inspiración para grandes masas de individuos, ya que son algo más que escuadras deportivas. En muchas ocasiones, estos escudos o sus camisetas se ascienden al altar de los cielos, convirtiéndose en religiones de culto para todos sus aficionados.

Poniendo el foco en la actual temporada de la NFL, ha habido un acontecimiento que paró el mundo durante el mercado de fichajes, y que puede ser clave a la hora de decidir el título este curso.

La liga de futbol americano por excelencia ya se encuentra mediada su temporada, y poco a poco se van perfilando los equipos que tienen una mayor forma. Salvo alguna excepción, las franquicias se van colocando en las posiciones que por su calidad se presuponía que estuviesen al principio de campaña. Las apuestas de NFL están más abiertas que nunca de cara a conseguir reinar en el SuperBowl LV.

Para llegar a este momento, aun queda un largo camino para que llegue ese momento, por lo que todos los equipos deberán centrar todos sus esfuerzos para conseguir la mayor ratio entre victorias y derrotas posibles, para conseguir llegar a la post temporada con mayores opciones de éxito.

El gran bombazo del mercado en la NFL se produjo con la llegada del hombre récord, Tom Brady a los Tampa Bay Buccaneers. Después de haber hecho historia en los New England Patriots, llega un nuevo reto, en este caso mayúsculo: volver a conquistar el SuperBowl pese a su edad, 43 años. Desde la Bahía no faltan argumentos para sentir ese optimismo. La llegada de Brady como nuevo mariscal, pone patas arriba todo lo vivido en años anteriores en la “franquicia pirata”.

Sea como fuere, la NFL con todas sus franquicias que la componen brindarán un brillante espectáculo en los próximos meses de competición. Se acerca uno de los acontecimientos deportivos del año, en el que todos los equipos quieren ser de la partida.