Fallece Jorge García Santos, tertuliano de Radio Marca Coruña y Onda Cero Coruña



Jorge García Santos

Alberto Gómez Barros, desde la web de Onda Cero Coruña informa que un infarto se ha llevado a Jorge García Santos, el Parrocho. L@s deportivistas lo recordarán por sus años defendiendo la portería del Dépor. Yo por los años de compañía, amistad, información y opinión en las tertulias del nacimiento de Radio Marca Coruña y, posteriormente, de Onda Deportiva de Onda Cero. D.E.P.

Tengo que empezar este artículo de recuerdo a Jorge diciendo que pocas veces ví en directo al Jorge portero del Deportivo que hoy recuerdan los deportivistas. Porque un niño y chaval de pueblo como yo no venía a ver al Dépor a Riazor, salvo cuándo organizaba una excursión el colegio de Abegondo o cuándo venía a las fiestas del Rosario en la Ciudad Vieja y si el Dépor jugaba en casa, allá nos íbamos tíos y primos a Riazor a verlo. Un chaval de Santa Dorotea de Folgoso como yo íba al fútbol los fines de semana a ver los juveniles del Vizoño los sábados y a ver al equipo de mayores del Vizoño los domingos. Tanto en Vizoño como por los campos de las provincias de A Coruña y, posteriormente, Lugo, en dónde tocaba jugar.

Eso sí, si se puede establecer un hilo, en aquellos partidos del Vizoño con otro Jorge, Fernández Leiro, como entrenador, se escuchaba mucho la palabra Parrocho. Porque el Jorge, entrenador del Vizoño, solía pegarle un grito con ese apelativo, al portero del Vizoño cuándo tenía un fallo o hacía alguna cantada. Entonces, siendo yo el «humilde masajista» del Vizoño, con mi botellín de agua y la botella de Reflex, no atendía a relacionar el uso de la palabra Parrocho con su uso aplicado a algún portero del Deportivo. Y ese, en aquellos comienzos de los años 80, era el que se le daba al Jorge García Santos que ayer nos dejó.

Pues eso, no ví mucho al Jorge portero, pero sí al Jorge ex portero. Con él compartí unos siete años de mi vida, tanto en Radio MARCA Coruña como en Onda Cero. Cuándo se puso a andar Radio MARCA Coruña, allá por el año 2003 llamamos a Jorge para compartir tiempo de opinión en las tertulias de los martes. Recuerdo entonces, una anécdota con Fran. Jorge y Fran habían coincidido en el Dépor y llevaban tiempo sin verse. Fran vino a la Radio y se puso a hablar con Jorge de fútbol. Y de la vida. De hecho, Fran le dio a Jorge «una primicia»: Íba a ser papá por tercera vez. Se echaron unas risas. Nos echamos unas risas. Porque Jorge era un … cachondo. Siempre me quedará esa sonrisa de oreja a oreja debajo de ese bigote que marcaba su figura.

Y después de que Radio Marca y Onda Cero separaran sus caminos, allá por junio de 2004, comenzó una nueva etapa. Empecé una nueva etapa con el nacimiento de Onda Deportiva. De las tres a las cuatro de la tarde. Y ahí le pedí a Jorge que siguiera haciéndome el favor de contar con sus opiniones en la tertulia de los martes. Eso sí, el artífice de su elección fue Suso Suárez Lourido. Suso era y es vecino mío. Lo conocía de verlo por el barrio y por … Riazor. Pero me acabó «conquistando» el día, la triste noche, mejor dicho, que el Oporto nos dejó sin final de Champions. Aquella noche hubo un triunfador: Mourinho. Y a Mourinho, después de ofrecer la rueda de prensa posterior al partido de ingrato recuerdo, lo estaban esperando en el campo una cantidad de periodistas… PEro Mourinho, ya especial entonces, se puso a correr la banda que separa el banquillo del equipo visitante y la grada de Pabellón. Eso sí, de repente paró y se paró a hablar con una persona que yo solo conocía de vista por el barrio y por Riazor. Sí, se paró con Suso Suárez Lourido.

Ahí ya no pude aguantar más. Y fui yo el que paró a Suso, que me contó e ilustró sobre sus colaboraciones con la revista japonesa World Soccer Digest. Suso había entrevistado en Porto unos meses antes a Mourinho. Guardo como oro en paño esa charla. Y el final de la misma: «Amigo, encantado. Te doy mi número si alguna vez necesitas de algo. 9187(…….) Me gustan entrevistas con quién sabe de fútbol. No con quien me quiere joder con preguntas de mierda». Así le espetó Mourinho a Suso Suárez Lourido, acabada aquella entrevista en el Dragao. Por algo, Mourinho se acordaba de Suso. Aunque creo que ya no tiene el mismo número de teléfono.

Vuelvo con Jorge. Empezando aquella nueva etapa, hubo un detalle que me comentó Suso: «Os porteiros, Alberto, son os que mellor ven o fútbol. E mellor o saben analizar. Desde a sua soedade alí atrás…. «. No había nada más que decir. Por eso, le pedí a Jorge que nos acompañara en las tertulias de los martes. Porque Jorge no fue un Buffon o un Casillas, pero sabía de fútbol. Lo vivió por dentro. Y además, detalle importante, manejaba información, como después fui comprobando, porque aún tenía contactos en el club. Y con información, tanto de lo que vemos en el campo todos, como de lo que se mueve por dentro, se puede dar opinión.

Y así comenzaron unos siete años, nada más y nada menos de tertulias los martes. Tanto en Onda Cero Coruña, como en los diferentes lugares que visitamos, con mesa y mantel por diferentes patrocinios, y contando con la presencia de jugadores y entrenadores que íban pasando por el Deportivo entre 2004 y 2010. Este artículo de recuerdo, por ejemplo, lo acompaño con una foto de Filipe Luís, en una comida-tertulia en A Cervexa con mi apreciada Maira Arrojo. Qué GRANDE, Filipe Luís.

Por el camino me quedo con un Jorge analítico, precursor de una frase que después hizo «mítica» Víctor Sánchez del Amo. Porque Jorge recordaba, de vez en cuándo y de cuándo en vez, que no manejamos toda la información para medir el rendimiento de un equipo y por supuesto de un jugador. O de un entrenador. Manda carallo. Por eso, y dándole la razón a Jorge, he sido repititivo muchas veces recordando aquello de que, aún siendo periodista, yo el primero, «de la misa solo sabemos la mayor parte de las veces, la media». Además de insistir aquello de que a un portero hay que valorarlo por los puntos que te da más que por las paradas y palomitas que haga durante un partido y una temporada.

Y por último, recuerdo una anécdota muy graciosa. Programa en exteriores en el ya desaparecido El Encarnado, en La Plaza Elíptica. Aquel día con Braulio Vázquez Benítez, que también fue tertuliano de Onda Deportiva antes de marchar al Valencia. Ese día, el invitado era Lopo, que no pudo venir a la comida previa. Y después Lopo no daba localizado el sitio. Yo tuve que salir a buscarlo y allí se quedaron charlando Jorge, Braulio y Suso… JA JA JA . Jorge no paraba de reir al final de la tertulia, porque aquella situación le pareció surrealista. Pero a veces pase esto. El periodista tiene que salir a buscar al invitado y se quedan tertuliando invitados que, llegados a un punto, no saben por dónde seguir. Así también es la radio.

Míticas, por darle ese calificativo, eran las charlas post tertulia entre Jorge y Suso. Braulio tenía que marcharse rápido. Y las cenas de final de temporada, con la presencia también de Xosé Prego, otro de mis admirados colaboradores. Y amigos. Sí, historias de fútbol, vestuarios, entrenadores, finales de temporadas… «Ya llegarán, porque van a llegar!!!!». Cuánto nos reimos con esta frase que recordaba Jorge de Arsenio Iglesias.

Al final, llegó un momento en el que Jorge me pidió no seguir. Y le honró el gesto. Llegó un momento en el que veía el fútbol por la obligación de ir después a la tertulia. Porque no se puede opinar de una película sin verla. Ni de un partido tampoco, sin verlo. O sí, pero entonces falla algo. La credibilidad. Y ese no es mi estilo. Por eso y por las circunstancias de cada uno, de Jorge en este caso, dejó de venir allá por el año 2010. Después coincidimos en alguna ocasión. La última vez que lo ví fue antes de la Pandemia. Y ayer nos dejó. Descansa en Paz, estimado Jorge. Y no pierdas nunca esa sonrisa que nos brindaste cada martes durante siete años. Enorme y sincera, como tu envergadura, como tu bondad.

D.E.P. Y enorme ánimo y abrazo a su familia.

61131

loading…